Publicidad
Publicidad

Cristina Fernández enfrenta nuevas acusaciones de asociación ilícita

Las acusaciones se centra en torno a la administración de recursos que iban a ser ejercidos en la provincia de Santa Cruz.

Un juez federal argentino acusó este martes a la ex presidenta Cristina Fernández y a varios de sus antiguos funcionarios de asociación ilícita y administración fraudulenta de obras públicas antes y durante su gestión, en el segundo procesamiento en su contra desde que dejó el poder hace un año.

Las investigaciones sobre denuncias de corrupción durante la gestión de Fernández se reactivaron tras la llegada al poder del presidente Mauricio Macri, algo que la ex mandataria considera una "persecución judicial".

Además del procesamiento, que significa que la ex presidenta está acusada de esos delitos y ahora deberá defenderse en un juicio oral, el juez Julián Ercolini le dictó un embargo por 10,000 millones de pesos, unos 644 millones de dólares.

nullEl magistrado ordenó medidas similares para otros ex funcionarios, como el antiguo ministro de Planificación, Julio De Vido, y el ex secretario de Obras Públicas, José López, quien a mediados de año fue detenido cuando intentaba esconder bolsos con millones de dólares en divisas en un convento.

Los acusados "habrían formado parte de una asociación, la que habría funcionado al menos entre el 8 de mayo del año 2003 y el 9 de diciembre de 2015, destinada a cometer delitos, para apoderarse ilegítimamente y de forma deliberada de los fondos asignados a la obra pública vial, en principio, en la provincia de Santa Cruz", afirmó Ercolini en el fallo.

Lee: Juex argentino congela bienes de Cristina Fernández por acusaciones en su contra

Publicidad

Fernández, que gobernó por dos mandatos entre 2007 y 2015 tras suceder a su esposo, el fallecido Néstor Kirchner, ya fue procesada en mayo por otro juez federal por "administración infiel en perjuicio de la administración pública", en una causa en la que se investigan operaciones del Banco Central.

Néstor Kirchner fue durante más de una década gobernador de la provincia de Santa Cruz, donde vivía con Fernández, hasta que llegó a la presidencia de Argentina en 2003.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad