Publicidad
Publicidad

Melania vs Ivana, ¿la 'guerra' de las Trump?

La primera esposa del presidente estadounidense aseguró que Trump no sería lo que es si no fuera por ella, algo que no le gustó a la esposa actual.

La primera esposa del presidente Donald Trump, Ivana Trump, se llamó a sí misma "primera dama" en una entrevista antes del lanzamiento de sus memorias, Raising Trump. Ahora la esposa actual del mandatario estadounidense, Melania Trump, está criticando los comentarios, a los que ha considerado como "búsqueda de atención y egoísta".

Aunque Ivana se separó de Trump hace un cuarto de siglo, no dudó en contestar afirmativamente cuando Jim Axelrod, de CBSNews en el programa Sunday Morning, le preguntó respecto al presidente.

"¿No sería lo que es hoy sin ti?", le preguntó Axelrod.

"Seguro", replicó Ivana.

Donald e Ivana
Ella dijo que sigue en contacto con el presidente y que ella le aconsejó empezar a tuitear para que sus mensajes llegara directamente a donde quisiera.

Ivana también dijo que estaba muy orgullosa de cómo sus tres hijos —Donald Jr., Eric e Ivanka — se comportaron durante la campaña presidencial de su padre, “porque estuvieron muy articulados e inteligentes”. Ver a sus hijos durante la campaña presidencial la inspiró a escribir su nuevo libro Criando a Trump, dijo ella.

Publicidad

En la misma entrevista, la exmujer de Trump aseguró tener el número directo del presidente en la Casa Blanca, pero evita llamarlo porque "Melania está allí" y no quiere causarle celos.

"No quiero causar algún tipo de celos o algo así porque básicamente yo soy la primera esposa de Trump. Soy la primera dama, ¿de acuerdo?", dijo Ivana.

OPINIÓN: La cruda verdad detrás del amor de los saudíes por Melania Trump

Stephanie Grisham, directora de comunicaciones, dijo este lunes a CNN que "la señora (Melania) Trump ha hecho de la Casa Blanca un hogar para Barron y el presidente, le encanta vivir en Washington DC y se siente honrada por su papel de primera dama de EU y planea usar su título y papel para ayudar a los niños, no para vender libros".

Melania se ha centrado en su hijo Barron, de 11 años. Aunque la primera dama ha dicho previamente que tiene una "piel gruesa" y no se siente molesta por las críticas, está claro que los comentarios de Ivana Trump fueron un golpe. Ivana se divorció de Donald en 1992.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad