Publicidad
Publicidad

Los niveles de contaminación en Beijing disminuyen

En 2017 la calidad del aire mejoró notablemente y alcanzó niveles nunca vistos desde el lanzamiento de las medidas de control de la contaminación en la ciudad en 2013, según datos oficiales.
Contaminación
Contaminación En los últimos años, autoridades ordenaron cerrar fábricas contaminantes situadas cerca de Beijing. (Foto: Spondylolithesis/Getty Images)

El año pasado varias imágenes de Beijing bajo una espesa capa de contaminación dieron la vuelta al mundo. Ahora el cielo vuelve a brillar en la capital china, aunque la batalla contra la polución será larga.

En 2017 la calidad del aire mejoró notablemente y alcanzó niveles nunca vistos desde el lanzamiento de las medidas de control de la contaminación en Beijing en 2013, de acuerdo con la Oficina de Protección de Medioambiente.

Durante el cuarto trimestre del año, la densidad media de partículas finas de 2.5 micrones de diámetro cayó en 53.8% respecto al año anterior. Esas partículas son muy peligrosas porque penetran profundamente en los pulmones.

Lee: La polución del aire mata a 6.5 millones de personas al año

Publicidad

nullEn los últimos años, autoridades ordenaron cerrar numerosas fábricas contaminantes situadas cerca de Beijing. Y a finales de 2017, los habitantes de las regiones alrededor de la capital tuvieron que dejar de utilizar la calefacción de carbón y pasarse al gas o a la electricidad.

¿Será duradero?

Los fuertes vientos del norte este invierno contribuyeron a mejorar la calidad del aire, señala Huang Wei, de Greenpeace. Pero la asociación ecologista no se muestra triunfalista.

Publicidad

Recomendamos: Este es el efecto inesperado de la contaminación en tu mente

Para Xu Yuan, especialista de la contaminación atmosférica en la Universidad china de Hong Kong, la reciente mejora representa "un giro". Espera no obstante que "la gente no se contente con esto".

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad