Publicidad
Publicidad

Nicolás Sarkozy apelará la acusación de financiación ilegal de su campaña

El expresidente francés considera que la imputación por financiación irregular de su campaña es humillante.

El abogado del expresidente francés Nicolas Sarkozy, Thierry Herzog, anunció este viernes que va a recurrir el control judicial que pesa sobre su cliente tras una imputación el miércoles por la presunta financiación irregular de su campaña electoral en 2007, una medida que le parece humillante.

Preguntado en una entrevista en la emisora RTL sobre si pensaba que el objetivo de ese control judicial que le impide entrar en contacto con dos personas de su círculo más próximo, los exministros de Interior Claude Guéant y Brice Hortefeux es humillarlo, Herzog respondió: "por supuesto".

Lee: Sarkozy es acusado de financiación ilícita de su campaña con dinero libio

En espera del dictamen al recurso que va a formalizar, el litigante insistió en que Sarkozy, jefe del Estado entre mayo de 2007 y mayo de 2012, "no está por encima de las leyes, pero tampoco por debajo".

Los jueces instructores le inculparon en el segundo día de su comparecencia, bajo arresto, ante los policías que se encargan de la investigación por las sospechas que pesan sobre él de haber recibido dinero del régimen del derrocado líder libio Muamar Gadafi para la campaña electoral que le llevó al Elíseo en 2007, en la que derrotó en la segunda vuelta a la socialista Ségolène Royal.

Para Herzog, a la vista del contexto mediático y de las diferentes filtraciones a la prensa, este procedimiento judicial era " la crónica de una inculpación anunciada ".

Publicidad

A su parecer, "es hora de que llegue la verdad judicial" en lugar de la "mediática".

Sobre el fondo del dossier, señaló que lo que hay es "una acumulación de testimonios del clan Gadafi (...) que no son concordantes", y que "no hay el menor elemento material".

Hizo hincapié en que esos testimonios sólo empezaron una vez que Sarkozy recibió el 10 de marzo de 2011 en el Elíseo al Consejo Nacional de Transición, que reunía a opositores al régimen a Gadafi.

"Es una operación montada", insistió, antes de desacreditar la acción del sitio de información "Médiapart", que estuvo en el origen de la investigación al publicar en 2012 una nota atribuida al jefe de los servicios de Gadafi, Musa Kusa, sobre la concesión en 2006 de una partida de 50 millones de euros para la campaña de Sarkozy.

El abogado recordó que ese documento, que considera falso, Médiapart lo dio a conocer entre las dos vueltas de las presidenciales de 2012 en las que Sarkozy acabó perdiendo frente al socialista François Hollande por 1.5 puntos porcentuales de diferencia en los votos.

El propio Sarkozy fue entrevistado anoche en la televisión en el informativo más visto del país, donde aprovechó para repetir su posición de que los testimonios que le acusan emanan de "la banda de Gadafi", compuesta por "asesinos y estafadores", que quieren vengarse porque él hubiera liderado la coalición internacional para derrocar su régimen en 2011.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad