Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El subsidio a las aerolíneas árabes tiene un efecto dominó

Las grandes aerolíneas estadounidenses y las de Medio Oriente se enfrascan en la gran batalla por los cielos abiertos.
Delta es una de las inconformes con las prácticas de Emirates Airlines.  (Foto: Reuters)
Delta es una de las inconformes con las prácticas de Emirates Airlines. (Foto: Reuters)

Las grandes aerolíneas estadounidenses pusieron el grito en el cielo. American Airlines, Delta Air Lines y United Airlines, acusan a sus pares del Golfo, Emirates, Etihad y Qatar Airlines, de beneficiarse de más de 50,000 millones de dólares (mdd) de subsidios gubernamentales para lograr su expansión internacional.

Todo ello acompañado de competencia desleal, distorsiones de mercado y la violación de los acuerdos bilaterales de servicios aéreos, comúnmente conocido como cielos abiertos, denunciaron en una carta conjunta los directores generales de las gigantes norteamericanas American, Delta y United Airlines.

Rodrigo Soto Morales, consultor de la industria aeronáutica, explicó que desde 2015 las principales aerolíneas de los Estados Unidos han denunciado las subvenciones que reciben sus pares árabes, sin embargo, éstas últimas lo han negado consistentemente.

“Ellos (operadores de Medio Oriente) han manifestado que no tienen subsidios y hay quienes dicen que sí. Como se suele decir ‘aquí alguien está mintiendo’”, subrayó el especialista en Derecho Aeronáutico, certificado por la IATA.

“Daría la impresión —continúo— de que los costos que tienen las aerolíneas árabes por haber crecido en el mercado y por los niveles de ocupación que se atestiguan por sus grandes aeronaves no darían para ser sostenibles financieramente por sí mismas”.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) estimó, a través de un reporte, que las pérdidas de las aerolíneas del Medio Oriente cerrarán este 2019 con la peor rentabilidad e incluso se anticipan pérdidas netas en conjunto de 1,100 mdd, esto es 100 mdd más a lo registrado en 2018, aunado a una baja demanda que apenas lograría un crecimiento de 2.0 por ciento.

Publicidad

"Oriente Medio ha enfrentado desafíos sustanciales en los últimos años, ante el aumento de los precios del combustible y un debilitamiento sustancial del comercio mundial. La fuerte competencia entre las aerolíneas evita que los rendimientos aumenten”, dijo la IATA en el informe.

Los directivos de las tres líneas aéreas más grandes de Estados Unidos acusan que las aerolíneas árabes al estar subvencionadas pueden cobrar tarifas artificialmente bajas a los viajeros, arrebatándoles participación de mercado.

Señalan que ponen en riesgo la competitividad de la industria aérea de los Estados Unidos, así como 1.2 millones de empleos.

Vuelan acusaciones

Además, las aerolíneas árabes socavan los acuerdos comerciales, como sucedió con el acuerdo con el Gobierno de Qatar de enero de 2018, que estipulaba que las líneas aéreas de dicho país publicarían informes financieros más detallados y no ofrecerían ningún vuelo directo entre Estados Unidos y Europa.

Semanas después del acuerdo, Qatar Airways compró 49% de participación en la quebrada aerolínea italiana Meridiana, cambiando su denominación por Air Italy quien anunció nuevos vuelos a los Estados Unidos.

“Las aerolíneas estadounidenses no se oponen a la competencia. Competimos cada día por el negocio de millones de viajeros, ya sea que nuestros rivales sean grandes, pequeños, privados o propiedad del gobierno, pero lo que está sucediendo con las aerolíneas de Qatar y Emiratos Árabes Unidos no es una competencia leal”, señalaron los directivos en una carta del 12 de julio pasado.

Sir Tim Clark, presidente de Emirates Airline, respondió a la misiva de los directores generales de American, Delta y United Airlines. Subrayó que el propio presidente estadounidense Donald Trump recomendó presentar sus denuncias bajo las Prácticas Competitivas de la Feria Internacional de Transporte Aéreo Ley de 1974 (IATFCPA) o detener su incansable campaña contra competidores de operadores del Golfo.

“¿Por qué los Tres Grandes son tan reacios a usar IATFCPA?, cuestionó Clark, a lo que respondió que para prevalecer deben demostrar que han sufrido daños comerciales como resultado de la presunta conducta competitiva injusta. Habiendo ganado colectivamente más de 40,000 mdd en ganancias libres de impuestos desde que comenzaron su campaña en enero de 2015, es extremadamente difícil hacerlo”, contestó en una carta Sir Tim Clark.

OAG, proveedor mundial de información y análisis para aeropuertos y aerolíneas, señaló que aunque las aerolíneas estadounidenses aún poseen la mayor participación en el mercado de la aviación internacional, ésta ha caído 4% desde 2010 y dos tercios de la capacidad nacional en los Estados Unidos provienen de los 'tres grandes' operadores estadounidenses, American, Delta y United, que en conjunto operan 59% de toda la capacidad frente al 37% de hace 20 años.

Mientras las aerolíneas de Medio Oriente han visto el mayor aumento en la capacidad de asientos en las últimas dos décadas, triplicando su crecimiento.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad