Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

salvemos al planeta.gif
Publicidad

Nuestras Historias

El COVID-19 no frena el cambio climático: la temperatura en el Ártico lo prueba

El extremo norte del planeta vive una ola de calor inusual que provoca que los termómetros lleguen hasta los 38 grados y haya incendios forestales.
mié 24 junio 2020 05:05 AM
Olas de calor
En la última década se observaron varias olas de calor en algunas partes del Ártico y en diferentes periodos del año.

A pesar de que la pandemia de coronavirus puso en pausa gran parte de la actividad humana en todo el mundo, esto no ha bastado para frenar la crisis climática en todo el mundo. La ola de calor que vive el Ártico es el ejemplo perfecto.

Los Organización Mundial de Meteorología informó este martes que está verificando los informes de una posible nueva temperatura récord en el Ártico de 38 grados centígrados, reportada en la ciudad rusa de Verkoyanks el sábado 20 de junio.

Publicidad

Siberia vive una ola de calor, acompañada por un aumento de los incendios forestales.

No es la primera vez en el año que uno de los círculos polares presenta temperaturas récord. Durante el verano austral, el termometro en la base Argentina Esperanza, en la Antártida, llegó a 18.4 grados centígrados.

"Un equipo de evaluación de respuesta rápida de la OMM ha dado su aceptación tentativa de esta observación como una observación legítima, que es consistente con las medidas actuales en el aire superior en ese momento en Siberia", dijo el profesor Randall Cerveny, experto en condiciones climáticas y climáticas extremas, de acuerdo con un comunicado de la Organización de las Naciones Unidas.

Cerveny aseguró que la falta de nieve subyacente en la región combinada con los aumentos globales de la temperatura, han jugado un papel indudable y crítico en el calor extremo.

“Con el cambio climático y lo que estamos viendo en el Ártico y en la Antártida, no podemos decir que es algo nuevo. Cada mes estamos sorprendidos y preocupados por nuevas marcas de temperatura. El cambio climático no está tomándose un descanso por el COVID y las temperaturas siguen subiendo y vemos eventos climáticos extremos", aseguró la portavoz de la Organización Meteorológica Mundial, Claire Nullis, durante una conferencia de prensa virtual.

Publicidad

Esta oficina de Naciones Unidas asegura que el Ártico se está calentando al doble del promedio mundial de manera muy rápida.

Las temperaturas anuales del aire en la superficie durante los últimos cuatro años, de 2016 a 2019, han sido las más altas registradas. Además, el volumen de hielo marino del Ártico en el mes de septiembre de 2019, después de la temporada de fusión, ha disminuido en más del 50% en comparación con el valor medio para 1979-2019.

El aumento de temperatura aumenta una gran cantidad de especies como osos polares, caribúes y ballenas están en especial peligro a medida que el hielo marino desaparece por el calor.

Siberia ha sido testigo de un calor excepcional, con temperaturas de hasta 10 grados por encima del promedio en mayo y el mayo más cálido registrado en todo el hemisferio norte y, de hecho, en el mundo.

Durante todo el invierno y la primavera hubo períodos repetidos de temperaturas del aire en la superficie superiores a la media, especialmente a partir de enero. El calor inusual en invierno y primavera se asoció con una ruptura de hielo excepcionalmente temprana en los ríos de Siberia.

"Siberia occidental se destaca como una región que se calienta más rápido que el promedio y donde las variaciones de temperatura de mes a mes y de año a año tienden a ser grandes. Esto significa que, hasta cierto punto, las grandes anomalías de temperatura no son inesperadas. Sin embargo, lo inusual en este caso es cuánto tiempo han persistido las anomalías más cálidas que el promedio”, afirmó el Servicio de Cambio Climático de Copérnico de Europa.

Publicidad

Las temperaturas superiores a los 30 ºC en julio aquí no son inhabituales, pero es evidente que 38 ºC es excepcional", declaró, y calificó de "preocupante" "una masa roja" que mostraban las imágenes satelitales de la región.

Según los servicios meteorológicos rusos (Rosguidromet), se registraron temperaturas superiores a los 31 ºC en la estación de Verkhoiansk desde el 18 de junio, con un pico de 38 ºC el 20 de junio.

"Es la temperatura más elevada en esta estación desde el inicio de las mediciones" a finales del siglo XIX, aseguró el martes Marina Makarova, de Rosguidromet.

La cantidad e intensidad de incendios forestales en el noreste de Siberia y el círculo polar ártico ha seguido aumentando en los últimos días. La intensidad total diaria está en niveles similares a los observados en 2019.

"Vimos imágenes de satélite y es como ver una gran masa roja, son impresionantes y preocupantes, también se ve el humo desde espacio", aseguró la portavoz de la OMM.

Se espera que las temperaturas superiores a lo normal continúen en la mayor parte del Ártico para el periodo entre junio y agosto de 2020, según el Arctic Climate Forum, que proporciona información para los responsables de tomar decisiones sobre una región que cambia rápidamente.

La agencia de la ONU con sede en Ginebra espera recibir información de la agencia meteorológica de Rusia dentro de días y luego comenzará su propio proceso de verificación para confirmar si la lectura, que es más típica de los trópicos, es un máximo histórico.

"Mes tras mes quedamos sorprendidos, preocupados por las lecturas de temperaturas que vemos", dijo Nullis.

Con información de AFP y Reuters

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad