Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

6 cambios que traerá la unificación de la moneda en Cuba

El país caribeño iniciará en enero una reforma monetaria que eliminará el peso convertible, o CUC, que equivale a un dólar estadounidense.
vie 11 diciembre 2020 02:53 PM
Doble sistema
Cuba cuenta con dos monedas desde hace 26 años, un sistema creado para abrir su economía después del colapso de la Unión Soviética.

Cuba iniciará en enero una esperada reforma monetaria, anunció el jueves el presidente Miguel Díaz-Canel, fijando un tipo de cambio único de 24 pesos por dólar, lo que la convierte en la primera devaluación del peso desde la revolución del país en 1959.

Como parte de la reforma monetaria, Cuba unificará las dos monedas en curso que durante décadas han llevado los cubanos en sus bolsillos: el peso cubano (CUP) y el peso convertible (CUC), equivalente al dólar. El CUC se eliminará gradualmente.

Publicidad

"Se han concluido las elaboraciones y análisis correspondientes así como todas las normas jurídicas necesarias, por lo que se considera que están creadas las condiciones que permiten anunciar el inicio de la tarea ordenamiento (reforma monetaria) a partir del 1 de enero", dijo Díaz-Canel en una comparecencia televisiva, acompañado por el líder del Partido Comunista, Raúl Castro.

Artistas cubanos acusan censura del gobierno por disentir de la Revolución

La “tarea de ordenamiento”, incluirá seis acciones financieras previstas y aprobadas desde 2013, cuando Castro era presidente. Aunque el gobierno cubano esperaba un mejor momento para aplicarlas, ya resultan impostergables.

Economistas sostienen que la reforma significa un riesgo a corto plazo para los cubanos, pero es importante a largo plazo, ya que los tipos de cambio variables han obstaculizado el funcionamiento real de la economía.

Las autoridades cubanas aseguran que no se trata de un programa de ajuste neoliberal y “que nadie quedara desamparado”. Sin embargo la falta de precisiones y la complejidad de los problemas económicos de la isla despiertan la inquietud de la población.

Estas son las acciones previstas:

1. Eliminar el peso CUC

Cuba cuenta con dos monedas desde hace 26 años. El peso cubano (CUP), utilizado por el Estado para pagar salarios y cobrar los servicios básicos; y el peso convertible (CUC), cuyo valor es igual al dólar y equivale a 24 CUP.

 

Cuba creó este sistema cambiario como parte de un paquete de medidas para abrir su economía después del colapso de la Unión Soviética.

Western Union cierra en Cuba por presiones de la administración Trump

Si bien el sistema ayudó a Cuba a superar el impacto del colapso soviético, terminó ocultando también la situación económica real.

Con esta medida las autoridades buscan eliminar algunas distorsiones de la economía y desigualdades sociales.

Desde un comienzo las autoridades adelantaron que a partir del "día cero" existirá un plazo de seis meses durante el que las personas podrán cambiar el CUC en tiendas y bancos.

2. Unificar las tasas de cambio

Quizás esta es la medida más importante y sensible, pues es lo que permite un equilibrio entre la economía doméstica con el mercado externo, del cual Cuba es sumamente dependiente.

Las monedas en Cuba se han canjeado a varias tarifas: 1 a 1 para empresas estatales, 24 pesos por 1 CUC para el público y otras para empresas mixtas, los salarios en la zona especial de desarrollo de la isla, en Mariel, y las transacciones entre agricultores y los hoteles.

Esta multiplicidad cambiaria ha distorsionado durante años la contabilidad de las empresas estatales, donde el CUP y el CUC se fusionan como uno solo en los libros de cuentas, lo cual dificulta, entre otras cosas, determinar el estado real de la centralizada economía cubana.

 

La tasa de 24 CUP por dólar será la que prevalezca como tasa única, informó Díaz-Canel, lo cual tendrá consecuencias directas e inmediatas tanto para la macroeconomía y más tarde para las pequeñas economías domésticas.

Economistas cubanos estiman que alrededor del 40% de las empresas estatales operan con pérdidas y aunque algunas se beneficiarán con la reforma monetaria, como las vinculadas al sector exportador, otras se hundirán.

3. Devaluación

Con la nueva tasa de cambio única de 24 cup por dólar, se produce una devaluación sustancial de la moneda nacional frente a la divisa estadounidense para el sector empresarial. Se trata de la primera devaluación del peso desde la Revolución Cubana de 1959.

La eliminación de la doble moneda llega en un momento de fuerte tensión económica para el país, que ha visto agudizada su ya precaria situación financiera por el parón del turismo, la crisis en su aliada Venezuela y la tardanza en actualizar su obsoleto sistema centralizado.

El desabastecimiento y la incertidumbre han disparado los precios en el mercado negro, mientras el gobierno mantiene una guerra sin cuartel contra la especulación y los acaparadores.

El gobierno ha comenzado a abrir una serie de tiendas que venden bienes de consumo por dólares y otras monedas negociadas internacionalmente, aunque solo mediante una tarjeta bancaria.

 

La Habana sostiene que esta es una medida temporal pero la dolarización parcial también brindará cierta estabilidad, especialmente para las familias que reciben remesas.

Mientras tanto, las empresas estatales y privadas ahora pueden mantener cuentas en moneda negociable con el 80% de sus ganancias de exportación en lugar de entregarlo al Estado.

4. Incremento de precios

En este contexto de escasez, las autoridades anunciaron que habrá un aumento generalizado de precios y aunque no han dicho su cuantía se espera que sea notable. Según el anuncio oficial, los detalles serán informados los próximos días.

El primer ejemplo de la subida de los precios llegó este viernes. El precio del pan de 80 gramos que cada cubano recibe diariamente por la cartilla de racionamiento o libreta se multiplicará 20 veces a partir del 1 de enero.

Los 11.2 millones de cubanos residentes reciben diariamente ese pan, sean comunistas u opositores, vanguardia laboral o vago impenitente, a un precio de 5 centavos de pesos cubanos (CUP), un costo ínfimo si se expresa en dólares.

Ahora, como parte de los ajustes económicos anunciados el jueves por el presidente Miguel Díaz-Canel, el pan costará un peso, o sea, 4 centavos de dólar, según información publicada este viernes en la Gaceta Oficial.

También subirán los precios los servicios básicos (agua, gas, electricidad, transporte), los notariales y así como los impuestos.

5. Eliminación de subsidios

La economía cubana ha estado sostenida con numerosos subsidios estatales, tanto para mantener el ineficiente sistema empresarial estatal, como para la vida cotidiana de los trabajadores.

Se plantea que se eliminarán la inmensa mayoría de estas subvenciones y que sólo queden algunos apoyos como al precio de la leche para niños y de los medicamentos para enfermedades crónicas.

Una de las consecuencias inmediatas de estas medidas, será una inflación de tres dígitos, algo que los anuncios del gobierno cubana también sugieren.

En un intento por contener un proceso inflacionario, uno de los riesgos reconocidos por Díaz-Canel, los precios de los productos agropecuarios serán regulados por los gobiernos municipales y por el provincial de La Habana.

6. Incremento de los salarios y de las pensiones

Para equilibrar todo lo anterior, el gobierno tiene previsto un aumento promedio de 450% los salarios y de 500% las pensiones. Para ello, las autoridades han determinado una canasta básica, cuyo monto no han revelado. A partir de esa canasta, se fijará el salario mínimo que estará vigente en el país, a partir de entonces.

El salario mínimo en Cuba pasará de 400 a 2,100 pesos cubanos (de 17 a 87 dólares), informó este viernes la Gaceta Oficial de Cuba.

El Ministerio de Trabajo establece 32 escalas según el tipo de actividad laboral o profesional, que va hasta los 9,510 pesos cubanos (396 dólares).

Actualmente, el salario medio en la isla es de 879 pesos cubanos (37 dólares), según la estatal Oficina Nacional de Estadísticas.

El incremento de las pensiones llegará hasta un máximo de 1,733 pesos cubanos (72 dólares) contra los 242 pesos cubanos (10 dólares) que las personas retiradas reciben actualmente, indicó el Ministerio de Trabajo.

Con información de AFP y Reuters

Publicidad
Publicidad