Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La vacuna rusa Sputnik V tiene una eficacia de 91.6% contra el COVID-19

La Sputnik V puede usarse de manera segura para la vacunación contra el COVID-19, según los resultados publicados en The Lancet.
mar 02 febrero 2021 08:48 AM

La vacuna rusa Sputnik V tuvo una eficacia del 91,6% en la prevención del desarrollo del COVID-19, según los resultados de su ensayo clínico de última fase publicados el martes en la revista médica internacional The Lancet .

Los investigadores afirmaron que los resultados del ensayo de fase III implican que el mundo tiene otra arma eficaz para luchar contra la pandemia y justifican en cierta medida la decisión de Moscú de lanzar la vacuna antes de la publicación de los datos definitivos.

Publicidad

Los resultados, cotejados por el Instituto Gamaleya de Moscú, que desarrolló y probó la vacuna, coincidieron con los datos de eficacia comunicados en las primeras fases del ensayo, que se está realizando en Moscú desde septiembre.

"El desarrollo de la vacuna Sputnik V ha sido criticado por (...) su falta de transparencia", dijeron el profesor Ian Jones, de la Universidad de Reading, y la profesora Polly Roy, de la London School of Hygiene & Tropical Medicine, en un comentario compartido por The Lancet.

"Pero el resultado que aquí se reporta es claro y se demuestra el principio científico de la vacunación", agregaron los científicos, que no participaron del estudio. "Hay una nueva vacuna que puede unirse a la lucha para reducir la incidencia del COVID-19".

Los resultados se basaron en los datos de 19,866 voluntarios, de los cuales una cuarta parte recibió un placebo, dijeron los investigadores, dirigidos por Denis Logunov, del Instituto Gamaleya, en The Lancet.

Desde que comenzó el ensayo en Moscú, se registraron 16 casos de COVID-19 sintomático entre las personas que recibieron la vacuna, y 62 en el grupo placebo, dijeron los científicos.

Esto demostró que un régimen de dos dosis de la vacuna –dos inyecciones basadas en dos vectores de adenovirus diferentes, administradas con 21 días de diferencia– tiene una eficacia de un 91.6% contra el COVID-19 sintomático.

 

Rusia aprobó la vacuna en agosto, antes de que comenzara el ensayo a gran escala, diciendo que era el primer país en hacerlo para una vacuna contra el COVID-19. La llamó Sputnik V, en homenaje al primer satélite del mundo, lanzado por la Unión Soviética.

Poco después, un pequeño número de trabajadores sanitarios de primera línea empezó a recibirla y en diciembre se inició un despliegue a gran escala, aunque el acceso se limitó a quienes ejercían profesiones específicas, como profesores, trabajadores médicos y periodistas. En enero la vacuna ya estaba a disposición de todos los rusos.

"Rusia tenía razón", dijo a periodistas Kirill Dmitriev, director del RDIF, el fondo ruso responsable de la comercialización de la vacuna en el extranjero, antes de la publicación de los resultados el martes.

"The Lancet hizo un trabajo muy imparcial a pesar de algunas de las presiones políticas que pueden haber existido", señaló.

Recomendamos

A healthcare worker is pictured at a swabbing station during the coronavirus disease (COVID-19) outbreak in Singapore

La pandemia en Singapur

Un trabajador de salud es fotografiado en una estación de test durante la pandemia de COVID-19 en Singapur.
Foto: EDGAR SU/REUTERS
INDIA-WEATHER-POLLUTION

La contaminación no cede en la India

Una persona camina sobre el bulevar Rajpath entre condiciones de polución en Nueva Delhi, en la India.
Foto: JEWEL SAMAD/AFP
EGYPT-TOURISM

El turismo egipcio

Una persona cabalga frente a las pirámides de Khufu y Khafre en Guiza, Egipto.
Foto: ANNE-CHRISTINE POUJOULAT/AFP
SERBIA-HEALTH-VIRUS-VACCINE

La vacuna china en Serbia

Un trabajador de salud orienta a la gente que llega para recibir la vacuna de origen chino Sinopharm en la Feria de Belgrado, convertido en un centro de vacunación. Serbia lanzó una campaña masiva de vacunación y se convirtió en el primer país europeo en usar la vacuna Sinopharm, luego de recibir un millón de dosis el 16 de enero pasado.
Foto: ANDREJ ISAKOVIC/AFP
POLAND-ABORTION-DEMONSTRATION

Movimiento a favor de la libre elección en Polonia

Un grupo de personas a favor de la libre elección participa en una protesta en el centro de Varsovia, en la capital de Polonia, como parte de una ola de protestas a nivel nacional que, desde el pasado 22 de octubre, ha marchado contra un bloqueo casi total del aborto en aquel país, a través de una controvertida ley.
Foto: WOJTEK RADWANSKI/AFP
Outbreak of the coronavirus disease (COVID-19), in Hong Kong

Nuevos brotes en Hong Kong

Trabajadores de salud en trajes protectores recorren el área residencial de Jordan, en Hong Kong, ante un nuevo brote de COVID-19.
Foto: Tyrone Siu/REUTERS
MEXICO-US-MIGRANTS-BORDER

La migración que no para

Un migrante guatemalteco y su hijo cruzan el Río Grande, entre El Paso, Texas, y Ciudad Juárez, en Chihuahua, en búsqueda de asilo político.
Foto: HERIKA MARTINEZ/AFP
BRITAIN-HEALTH-VIRUS-VACCINE

La campaña de vacunación en Inglaterra

Un grupo de pacientes espera para recibir la vacuna de Oxford y AstraZeneca contra el COVID-19 en el complejo instalado en el Centro de Brighton, al sur de Inglaterra. Más de 30 nuevos centros de vacunación fueron abiertos como parte del programa de inoculación más grande en la historia del país.
Foto: BEN STANSALL/AFP
RUSSIA-POLITICS-OPPOSITION-NAVALNY

La audiencia de Navalny

El líder opositor Alexei Navalny aparece en una pantalla instalada en el muro de la Corte Regional de Moscú, transmitiendo un video desde el centro de detención penal Número 1 de Moscú durante una audiencia para apelar su arresto. Navalny, de 44 años, fue detenido el pasado 17 de enero a su regreso a Moscú luego de cinco meses en Alemania recuperándose de un envenenamiento casi fatal y luego fue encerrado por 30 días mientras esperaba su juicio por violar su libertad condicional en 2014.
Foto: ALEXANDER NEMENOV/AFP
U.S. President Biden speaks about COVID-19 pandemic in Washington

Biden contra el COVID-19

El presidente estadounidense Joe Biden habla sobre la lucha para contener la enfermedad del coronavirus frente a un retrato de Abraham Lincoln en la Casa Blanca, en Washington.
Foto: KEVIN LAMARQUE/REUTERS

Rusia ya ha compartido los datos de su ensayo de fase III con los organismos reguladores de varios países y ha iniciado el proceso de presentación a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para su aprobación en la Unión Europea, dijo Dmitriev.

En el ensayo participaron 2,144 voluntarios mayores de 60 años y la vacuna demostró una eficacia del 91.8% cuando se probó en este grupo, sin que se registraran efectos secundarios graves que pudieran asociarse a la Sputnik V, según el resumen de The Lancet.

 

También se comprobó que la vacuna es 100% eficaz contra el COVID-19 moderado o grave, ya que no hubo ningún caso de este tipo entre el grupo de 78 participantes que estaban infectados y sintomáticos a los 21 días de la administración de la primera inyección. Se produjeron cuatro muertes de participantes, pero ninguna se consideró asociada a la vacunación, según The Lancet.

"La eficacia parece buena, incluso en los mayores de 60 años", dijo Danny Altmann, profesor de inmunología del Imperial College de Londres. "Es bueno tener otra arma en el arsenal global".

Sputnik V ha sido aprobada por 15 países, entre ellos Argentina, Hungría y Emiratos Árabes Unidos, y la cifra llegará a 25 a finales de la próxima semana, dijo Dmitriev del RDIF.

El fondo soberano también dijo que las vacunaciones con Sputnik V comenzarán en una docena de países, entre ellos Hungría, Bolivia, Emiratos Árabes Unidos, Venezuela e Irán.

Hasta ahora sólo se han enviado grandes cargamentos de la vacuna a Argentina, que ha recibido suficientes dosis para vacunar a unas 500,000 personas, y a Bolivia, que ha recibido 20,000 inyecciones.

Publicidad
Publicidad