Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Quito está de luto por la muerte de 24 personas a causa de un aluvión

Nadie recuerda una destrucción de tal magnitud en esta ciudad de unos 2.7 millones de habitantes, que declaró tres días de luto a partir de este martes.
jue 03 febrero 2022 01:52 PM
aluvion en ecuador
Organismos de búsqueda y rescate trabajan para encontrar desaparecidos mientras retiran los escombros que dejó un aluvión el pasado lunes, en Quito (Ecuador).

Al menos 24 muertos y decenas de heridos deja el potente aluvión que arrasó el lunes una cancha deportiva en Quito, a causa de las lluvias más intensas que ha soportado la capital ecuatoriana en dos décadas.

El lodo y los troncos que descendieron desde una montaña se amontonaron a lo largo de más de 1 km de la avenida La Gasca, la más golpeada por la correntada.

Publicidad

¿Qué es un aluvión?

Un aluvión es un flujo de barro u otro material donde el agua arrastra material suelto por una ladera, quebrada o cauce, de acuerdo con la informacón de la página web de la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública de Chile.

Puede darse ya sea porque el cauce tenga agua permanentemente o esté seco.

Pero en ocasiones, como cuando llueve en grandes cantidades, el agua y el material sólido suelto "pueden sobrepasar la capacidad del cauce", resultando en un desbordamiento.

El aluvión no siempre tiene que fluir por el cauce, sino que abarca e inunda otras zonas sin control, arrastrando lo que encuentra a su paso dependiendo de la intensidad; siempre fluyendo ladera abajo por acción de la gravedad.

Las causas y las consecuencias del aluvión en Quito

Las principales causas adjudicadas a esta catástrofe son las "naturales". La ciudad se encuentra muy cerca de las faldas del Pichincha. Y el área más impactada se encuentra justamente en una zona conocida como las laderas del Pichincha.

"Quito es una cuenca, un hueco donde antiguamente había un acuífero que servía de agua a la gente", dice Jorge Bustillos, ingeniero geólogo y docente investigador de la Universidad Central de Ecuador.

Por otro lado, Quito registró lluvias más fuertes de lo normal. Llegaron a caer hasta 75 litros por metro cuadrado, lo que representa el registro más alto desde 2003.

El alcalde Guarderas se refirió a esto como un "fenómeno natural extraordinario".

 

En un comunicado oficial, la Alcaldía de Quito dijo que el registro de lluvias hizo que se produjese un embalse en la quebrada El Tejado, provocando un deslizamiento de rocas y lodos. Los materiales y escombros sobrepasaron las estructuras de captación.

Uno de los embalses construidos para captar el agua de lluvia en la montaña, con capacidad de 4,500 metros cúbicos, se desbordó porque se calcula una acumulación de 20,000 metros cúbicos, explicó el alcalde.

Sin embargo, otra de las causas se debe al urbanismo no planificado, Bustillos asegura que hay factores generales que hay que toman en cuenta para entender lo ocurrido. Y uno de ellos es la urbanización.

Los cauces y quebradas que tenía Quito, especialmente en la zona noroccidental, han sido rellenados para permitir la construcción de edificios y obras por el crecimiento poblacional.

Y esa cuenca de la que habla Bustillos está ahora urbanizada y pavimentada.

"Como está urbanizado, está pavimentado, adoquinado, esa agua no tiene donde irse y se va a los sumideros, donde los alcantarillados no tienen capacidad suficiente para esa agua y se desbordan", dice Bustillos.

Esta pavimentación ha hecho que el suelo quede "impermeabilizado", dice el especialista. Entonces cuando llueve o se desborda el agua, la tierra no absorbe. Como consecuencia, el agua fluye, añadiendo cada vez más líquido y material sólido.

Con más de 3 millones de habitantes en su zona metropolitana, Quito es la ciudad más poblada de Ecuador.

 

Concecuencias

El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, quien el lunes viajó a China, expresó por Twitter sus condolencias a los familiares de los muertos "en la tragedia de La Gasca".

"Seguimos trabajando en las labores de búsqueda y rescate, acciones de contención, atención psicológica y traslado de heridos a casas de salud", añadió.

Según Guarderas, Quito recibió más agua de la esperada.

El sábado la lluvia alcanzó los 3,5 litros por metro cuadrado y la de este lunes, los 75 litros por m2, cuando se pronosticaban 2 litros por m2.

Es "una cifra récord, que no la habíamos tenido desde el año 2003", enfatizó.

En el foco de la emergencia hay calles cerradas por el lodazal. El servicio eléctrico se ha ido restableciendo de manera progresiva.

Hasta el fin de semana la época de lluvias, que desde octubre golpea a 22 de las 24 provincias, dejaba 18 fallecidos y 24 heridos.

Además, había 2,800 afectados y unos 200 damnificados, de acuerdo con Gestión de Riesgos.

Las afectaciones alcanzan a carreteras, áreas agrícolas y viviendas, así como centros de salud y de educación.

Con información de agencias AFP Y EFE.

Tags

Publicidad
Publicidad