Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Rusia ratificará la anexión de cuatro territorios de Ucrania este viernes

El gobierno de Volodimir Zelesnski promete seguir con su contraofensiva, que ya ha logrado el retroceso de las fuerzas rusas en la mayoría del noreste ucraniano.
jue 29 septiembre 2022 09:38 AM
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, da un mensaje en Sochi.
Putin declaró la semana pasada que Rusia estaba dispuesta a recurrir a "todos los medios" de su arsenal para "defender" su territorio.

El presidente ruso Vladimir Putin formalizará el viernes en una ceremonia en Moscú la anexión de territorios ucranianos a Rusia, ampliamente denunciada por la comunidad internacional.

Ucrania, que cuenta con el apoyo de los países occidentales, prometió seguir su contraofensiva lanzada hace un mes y con la que logró hacer retroceder al ejército ruso, obligando a Putin a movilizar a cientos de miles de reservistas.

Publicidad

La ceremonia en el Kremlin ratificará la anexión de cuatro regiones de Ucrania controladas en parte por Moscú: Donetsk y Lugansk en el este, Jersón y Zaporiyia en el sur.

"Una ceremonia de firma de acuerdos sobre la entrada de nuevos territorios rusos en la Federación de Rusia se celebrará mañana (viernes) a las 15:00 horas (7: 00 horas, tiempo de Ciudad de México) en el Kremlin", dijo a la prensa el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov.

"Vladimir Putin pronunciará un discurso" durante el acto, añadió.

La capital rusa preparaba festejos para celebrar la anexión de las cuatro regiones ucranianas, que tiene lugar tras la organización de referendos" de anexión.

Gran parte del centro de Moscú estará cerrado el viernes a los vehículos y según los medios de comunicación rusos habrá un concierto frente a la presidencia, durante el cual Putin podría hacer una aparición.

Los responsables instalados por Rusia en las cuatro regiones ucranianas llegaron en avión a Moscú el miércoles por la noche, según las agencias de prensa rusas.

El mismo escenario que Crimea

Rusia aceleró el proceso de anexión de estas regiones frente a la importante contraofensiva que lanzó Kiev.

Ucrania y los países occidentales calificaron estas votaciones de "simulacros" y ya dijeron que no reconocerían la anexión de estos territorios. Incluso China, gran aliado de Moscú, pidió que se respete "la integridad territorial de todos los países".

 

Rusia sigue el mismo escenario de la anexión en 2014 de Crimea, una península del sur de Ucrania, tampoco reconocida por la comunidad internacional.

La unión de estos territorios ucranianos marca una escalada en la ofensiva de Rusia en Ucrania.

Varios responsables y comentaristas rusos han afirmado que, cuando estas zonas hayan sido anexionadas y consideradas por Moscú como parte de su territorio, Rusia podrá utilizar el arma nuclear para "defenderlas".

Putin declaró la semana pasada que Rusia estaba dispuesta a recurrir a "todos los medios" de su arsenal para "defender" su territorio.

“Importantes combates”

Tras recuperar la mayor parte del noreste, Ucrania parece prepararse para intentar reconquistar Limán, una ciudad de la región de Donetsk y un importante centro ferroviario que el ejército ruso controla desde mayo.

Las fuerzas ucranianas guardan silencio sobre las operaciones en curso, pero las autoridades separatistas en la región han reconocido la dificultad de los combates.

"El enemigo lanza ataques para rodearnos", dijo Alexei Nikonorov, un alto funcionario de Donetsk, a la televisión rusa.

El Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW), un centro de investigación estadounidense, señaló que se estaban produciendo "importantes combates" en la zona. La reconquista de Limán permitiría a Kiev avanzar tanto en la región de Donetsk como en la vecina Lugansk, añadió.

 

Los rusos seguían bombardeando varias ciudades ucranianas. Al menos cinco civiles murieron en la parte bajo control ucraniano en la región de Donestsk y un niño murió en la noche en Dnipró (este).

"Mejor que matar a gente”

En Rusia, sigue la movilización de cientos de miles de reservistas para reforzar al ejército, así como el éxodo de decenas de miles de rusos que temían ser llamados a filas.

"Fue muy difícil dejar todo atrás. Mi casa, mi patria, mi familia. Pero es mejor que matar a gente", dijo a AFP un joven de 20 años, que llegó a Mongolia por la frontera terrestre y que prefirió mantener el anonimato.

Enfrentada a una fuerte alza de las llegadas desde Rusia, Finlandia, otro vecino de Rusia, anunció que cerrará partir del jueves a medianoche (16:00 horas, tiempo de Ciudad de México) sus fronteras a los ciudadanos rusos provistos de visado de turismo europeo para el espacio Schengen.

En el frente internacional, las fugas, provocadas por misteriosas explosiones, en los los gasoductos Nord Stream que conectan Rusia con Alemania a través del mar Báltico alimentan las tensiones entre Rusia y Occidente.

Ambas partes se acusan de sabotear los tubos submarinos, una infraestructura crucial para el suministro europeo de gas ruso.

Los gasoductos, operados por un consorcio controlado por el gigante ruso Gazprom, no están operativos debido a la guerra en Ucrania, pero todavía están llenos de gas.

La OTAN dijo que los daños en estas infraestructuras habían sido "deliberados, irresponsables actos de sabotaje”.

Blanco de las sospechas occidentales por este presunto sabotaje, Rusia se defendió señalando a Estados Unidos y convocó una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU el viernes para abordar la cuestión.

Publicidad
Publicidad