Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El crimen organizado inyecta miedo pero ¿hay narcoterrorismo en México?

Los narcotraficantes pueden utilizar técnicas violentas para sembrar el miedo sin que eso signifique que practican actos terroristas
lun 16 agosto 2010 04:50 PM
ciudad juarez nuevo mensaje coche bomba amenaza
afp-ciudad-juarez-coche-bomba-nuevo-mensaje ciudad juarez nuevo mensaje coche bomba amenaza

Las acciones del crimen organizado adquieren cada vez más características propias de grupos terroristas internacionales. Sin embargo, eso no confirma que en el país se lleven a cabo actos narcoterroristas, dijo Héctor Olásolo, letrado de Sala de la Corte Penal Internacional hasta 2009.

Para el especialista en derecho internacional, la delincuencia en México utiliza recursos para sembrar el miedo, que pueden ser confundidos con actos terroristas.

“En México estamos hablando del uso del recurso del terror. Se hace estallar un coche bomba o se utilizan técnicas de asesinato como la decapitación, que despiertan el terror de la población civil. Un segundo elemento que vemos es la paraestatalidad, hay regiones de este país en las que posiblemente muchos servicios públicos estén coptados”, explicó Olásolo en conferencia en la Universidad Iberoamericana.

Sin embargo, el experto en derecho penal y procesal dijo que para confirmar que en México los narcotraficantes ya practican el terrorismo, es necesario estudiar todos los elementos de la definición de Naciones Unidas que engloba las siguientes características:

  1. Las acciones buscan desestabilizar al sistema con actos graves de violencia que producen consecuencias de alcance masivo
  2. Hay una estructura organizativa que amenaza al Estado
  3. Actúa con el objetivo de coaccionar al Estado a hacer o dejar de hacer determinadas acciones
  4. Busca modificar la estructura social, económica, política o constitucional del Estado
Publicidad

“Podemos decir que la definición estricta de terrorismo es la existencia de una organización o estructura que realiza actos graves de violencia con la finalidad de aterrar a la sociedad civil; ahora, apliquemos esto a la situación que tienen ustedes aquí en México y verán si podemos hablar de un fenómeno de terrorismo o no”, explicó Héctor Olásolo.

En julio, días después de que estallara un coche bomba en Ciudad Juárez, en el estado norteño de Chihuahua, el procurador general de la República, Arturo Chávez Chávez aseguró que en México no hay narcoterrorismo .

El procurador explicó que la situación mexicana es diferente a la de Colombia porque “en ese país las organizaciones de narcotraficantes carecen de un contenido ideológico. (En México) es una delincuencia que tiene como motor dinámico la ambición, en un primer momento, una ambición de dinero, de poseer, de tener".

Héctor Olásolo dijo que en el caso específico de Colombia y la lucha paramilitar, México se debe distinguir porque en ese país de América Latina “nunca ha habido un enfrentamiento directo con el Estado”, pero sí existe una guerrilla armada que alimenta un conflicto armado interno.

“(En México) no nos encontramos con esa situación a menos que podamos calificar de conflicto armado lo que ocurre entre esos cárteles y el gobierno. Hay un conflicto armado interno cuando nos encontramos en una lucha entre fuerzas armadas gubernamentales y grupos armados de oposición organizados jerárquicamente con una estructura de mando y control, con un sistema disciplinario y capacidad logística y operacional para realizar operaciones de cierto grado de violencia en un espacio prolongado de tiempo”.

El experto dijo que México no puede excluir los estándares internacionales o la asesoría de organismos como la Corte Penal Internacional o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para solucionar su problema de violencia, sobre todo cuando hay elementos que hacen pensar a la población que se enfrentan a un tema de narcoterrorismo.

Publicidad
Publicidad