Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Políticas antiinmigrantes podrían aumentar en EU con triunfo republicano

Analistas de México y Estados Unidos coincidieron en que el tema migratorio será el más afectado por el triunfo republicano en EU
mié 03 noviembre 2010 04:49 PM
Patrulla Fronteriza
Patrulla Fronteriza Patrulla Fronteriza

Uno de los temas prioritarios para México, la política migratoria, podría ser la más afectada por los resultados de las elecciones que se celebraron ayer en Estados Unidos, coincidieron analistas políticos.

Este martes, unos  90 millones de estadounidenses votaron  para renovar la Cámara de Representantes, un tercio del Senado (37 puestos) y 37 gobiernos estatales. 

De acuerdo con los analistas, los intereses del gobierno mexicano y de los migrantes que viven en territorio estadounidense, no sólo sufrirán un impacto como consecuencia de que la Cámara de Representantes tendrá ahora una mayoría republicana, sino también por las medidas que implementen los nuevos gobernadores fronterizos.

“Es preocupante el caso de Nuevo México, donde gana una gobernadora hispana pero con unas posiciones fuertes en contra de la migración. No debemos olvidar que los gobernadores son centros de poder en sí mismos y muchas veces tratan de mantenerse alejados de la política exterior que se dicta desde Washington”, consideró Hazel Blackmore, directora ejecutiva del Centro de Estudios y Programas Interamericanos del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

En entrevista con CNNMéxico, dijo que tras las elecciones del 2 de noviembre, cambiarán las relaciones entre los gobernantes de los estados de la frontera.

“Los gobernadores mexicanos de la frontera tendrán que estar atentos para establecer nuevos vínculos y lograr que los programas que ya están en camino no cambien demasiado”, advirtió.

Publicidad

El investigador del Colegio de la Frontera Norte (Colef), José María Ramos, dijo a CNNMéxico que los republicanos evitarán caer en la tentación de los extremos, cuando fueron ellos los primeros en criticar al presidente Barack Obama y a su partido, por radicalizar posturas.

Ramos recordó que fue en 1986, con un gobierno republicano bajo el mando de Ronald Reagan, cuando se llevó a cabo la reforma migratoria de mayor alcance de los últimos tiempos, con la legalización de unos 4 millones de indocumentados.

No obstante, auguró un recrudecimiento en la persecución de indocumentados mexicanos, sobre todo en la frontera que comparten México y Estados Unidos.

"Se puede esperar en este contexto de violencia en el país y la frontera, un énfasis en las medidas de control y criminalización de los migrantes, siguiendo la tendencia de Arizona y Texas que culpan a los connacionales de generar violencia y de sus vínculos con el narcotráfico", agregó.

En contraste, Ray Walser, analista político de la Heritage Foundation de Estados Unidos, indicó que la mayoría republicana en la Cámara de Representantes no va a ser totalmente mala para México.

Si bien coincidió en que el tema migratorio podría sufrir un endurecimiento a través de algunas iniciativas, explicó que, por ejemplo, en temas comerciales o de lucha contra el crimen organizado , podrían destrabarse iniciativas que con representantes demócratas no prosperaron.

“Creo que en algunas áreas como el comercio, van a empujarse leyes que beneficiarán a México, como en el tema de los transportistas transfronterizos.

“Ya que un congreso más conservador va a ser más estricto con respecto a la legalidad del uso de las drogas, van a intentar apoyar medidas que busquen disminuir la demanda en Estados Unidos y va a haber más disposición en apoyar una colaboración con México para la lucha contra el crimen organizado”, señaló.

Andrew Selee, director del Instituto México del Centro de Estudios Woodrow Wilson, pronosticó pocos cambios en la política bilateral entre México y Estados Unidos.

“Es poco probable que la relación política entre los dos países cambie, pero habrá un mayor ruido político en torno al tema migratorio, dado que muchos de los congresistas republicanos resultaron victoriosos por utilizar lemas antiinmigrantes en sus campañas”, expresó.

Sin embargo, dado que el Senado estadounidense logró mantener una mayoría demócrata, consideró poco probable que iniciativas muy conservadoras sean aprobadas sin dificultades. 

Adriana González Carrillo, secretaria de la Comisión de América del Norte del Senado mexicano, adelantó que los legisladores intensificarán el cabildeo, sobre todo con sus pares de los estados vecinos de México, para evitar que leyes antiinmigrantes sean adoptadas.

Jorge Carlos Ramírez Marín, presidente de la Cámara de Diputados de México, dijo que si bien es previsible que una gran parte de los republicanos "estire la cuerda" en el tema migratorio, los esfuerzos bilaterales como la Iniciativa Mérida "está muy bien consensada entre republicanos y demócratas y no la veo en riesgo".

Rechazo a la legalización de la marihuana

El rechazo a la Propuesta 19 de California, que buscaba legalizar diversos aspectos del uso y producción de la marihuana, fue algo positivo para el gobierno mexicano, que ha promovido la no legalización de las drogas, consideró Walser.

Ramírez Marín consideró, por su parte, que aún cuando el rechazo demostró que "no estamos preparados" para la legalización, " es un debate que continuará".

Finalmente, González Carrillo dijo que el 'no' a la legalización de la marihuana por parte de los californianos, "le resuelve al presidente Obama un conflicto de inconsistencia y en el caso de México debemos de celebrar que así lo hayan decidido".

(Con información de Imelda García y Belén Zapata)

Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad