Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Familiares reciben los restos de los 18 michoacanos hallados en una fosa

El fiscal regional en Acapulco, Enrique Gil Mercado, declaró que aun no se confirma que los michoacanos fueran turistas
sáb 06 noviembre 2010 06:55 PM
Fosa Guerrero
Fosa Guerrero Fosa Guerrero

Una comisión de familiares de los 18 michoacanos exhumados de una fosa clandestina, ubicada en el poblado de Tuncingo, en el puerto de Acapulco, Guerrero (sur) recibió este sábado de la Procuraduría General de Justicia del Estado, sus cuerpos para ser trasladados por tierra a su entidad de origen, informó Notimex.

En conferencia, el procurador estatal, David Augusto Sotelo Rojas, acompañado de la delegada de la PGR en Guerrero, Estela Cadena Gascón; la subprocuradora de Guerrero, Dominga Pineda Chávez y el director de la Policía Investigadora Ministerial, Fernando Monreal Leyva, dijo que se corroboró que los familiares identificaron los 18 cadáveres.

Los cuerpos localizados pertenecen a los hermanos Antonio, Octaviano, Rigoberto y Eduardo Ortiz Chávez; así como Fernando Antonio Ortiz Mora, Efraín Cortés Rangel, Eleuterio Servín Cortés, Juan Serrano Ortiz y Víctor Manuel Corona Mora.

Asimismo, Héctor Calderón; los hermanos Sergio, Alejandro y Rafael Zambrano Ramos y Jonathan Sánchez García; Felipe Arreola Godinez; Pedro Cancino Arévalo, Eugenio Calderón Melgarejo y Juan Pablo Calderón Ortiz.

El procurador estatal informó que ayer recibió de la Procuraduría General de la República (PGR) un oficio a través del cual atrae las indagatorias, a fin de que la instancia federal siga con la investigación correspondiente y ubicar a los dos michoacanos aún desaparecidos.

Asimismo, al término de la conferencia de prensa, el fiscal regional en Acapulco, Enrique Gil Mercado, declaró que no se descarta ni se afirma que los michoacanos desaparecidos en Acapulco sean turistas, indicó Notimex.

Publicidad

Sólo dos personas del grupo de 22 evitaron la captura y alertaron a la policía. Tras el hallazgo de los 18 cadáveres, aún no se determina el paradero de las otras dos personas que fueron secuestradas en el mismo suceso, informó EFE.

Los familiares, que aseguraron que las víctimas fueron a Acapulco de vacaciones, identificaron los cadáveres por la ropa.

En lo que va del año, la guerra abierta entre cárteles del narcotráfico ha dejado 10,000 muertos, según estimaciones de la prensa. Desde diciembre de 2006, fecha en la que inició el mandato de Felipe Calderón, quien declaró la guerra al narcotráfico, la cifra se eleva a casi 30 mil , de acuerdo con EFE.

Publicidad
Publicidad