Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los gobernadores piden más recursos a los legisladores

En el debate interno por la distribución de recursos, los gobernadores han visitado a los diputados para pedirles más dinero
mié 10 noviembre 2010 11:55 AM

Comunicaciones, recursos hidráulicos y educación ocupan los primeros lugares en las prioridades que tienen los estados para el ejercicio presupuestal 2011.

De acuerdo con un informe preliminar de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, donde se explican las peticiones de las entidades del país, estos tres rubros ocupan más del 50% de las demandas de recursos federales.

El estado más ambicioso para el siguiente ejercicio fiscal fue Oaxaca. Su gobernador electo, Gabino Cué Monteagudo, dijo que el dinero es necesario para combatir la pobreza, principal flagelo que sufre su población. Pidió un extra de 39,967 millones de pesos.

“Casi el 60% de la población en Oaxaca padece cierto grado de marginación y pobreza; por eso nosotros le hemos dado un acento especial al programa alimentario”, expuso el gobernador electo en entrevista.

En segundo lugar de peticiones se encuentra el Estado de México. Su gobernador, Enrique Peña Nieto, argumentó que su entidad es la que menos dinero recibe de participaciones federales, con apenas 600 pesos per capita a diferencia de los casi 1,900 pesos per capita que reciben otros estados.

“No obstante la mejora que ha habido de la condición particular de la entidad en su condición financiera, aún exige de mayores inversiones para poder atender la demanda creciente de más de 15 millones de habitantes.

Publicidad

“Es la población total de 12 entidades del país sumadas y el ritmo de crecimiento incluso es superior (...): con 190,000 nuevos habitantes cada año”, comentó.

Los recursos solicitados por el gobierno mexiquense superan los 33,000 millones de pesos.

“Aprovechan” desastre

Los daños causados por las contingencias climatológicas de los últimos meses pusieron en la mesa de discusión la creación de un Fondo Nacional de Reconstrucción que buscaría recuperar las zonas más afectadas por inundaciones en el verano pasado.

El PRI incluso desistió de la propuesta de bajar en un punto porcentual el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a cambio de destinar 55,000 millones de pesos al Fondo.

En sus discursos, los gobernadores han utilizado este argumento para hacerse de más dinero para sus estados. Sin embargo, lo ejercerán sin tener control alguno sobre el manejo del dinero público.

La existencia de posibles candados para que los mandatarios estatales deban rendir cuentas propias del dinero que gastan se convertirá quizá en el tema que trabe las negociaciones del presupuesto.

De acuerdo con legisladores de la bancada del partido oficial Acción Nacional (PAN), los gobernadores priistas no están dispuestos a dejarse controlar, sobre todo después de tener acceso a los recursos del Fondo de Reconstrucción.

“El decreto de Presupuesto el instrumento más importante hoy por hoy para obligar mecanismos de fiscalización, pero de nueva cuenta enfrentamos la resistencia del PRI para que no se tengan candados y mecanismos de evaluación al desempeño de los gobernadores”, comento a medios en Puebla el legislador panista Javier Corral.

Publicidad
Publicidad