Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El diputado César Godoy podría perder su inmunidad legislativa este martes

El diputado acusado de vínculos con el narcotráfico podría perder su inmunidad ante el pleno de la Cámara baja para luego ser juzgado
lun 13 diciembre 2010 06:25 AM
Julio César Godoy en reunión solemne de la Cámara
CO. Godoy Toscano Julio César Godoy en reunión solemne de la Cámara

Los días como diputado de Julio César Godoy Toscano, el legislador mexicano acusado de tener vínculos con el narcotráfico, podrían estar contados.

Godoy Toscano , quien fue acusado por la Procuraduría General de la República (PGR) de tener vínculos con el crimen organizado , podría ser despojado de su inmunidad legal esta misma semana para enfrentar los cargos que le realiza la fiscalía.

La Sección Instructora, el órgano legislativo que estudia la procedencia de su desafuero, se reunirá este lunes para definir el sentido de su opinión. No se trata de un juicio sobre su culpabilidad o inocencia, sino de la valoración de las pruebas otorgadas por ambas partes para definir si hay elementos suficientes para expulsarlo de la Cámara de Diputados.

Después de elaborar el dictamen sobre la procedencia del desafuero, éste será turnado a la Mesa Directiva, que será la encargada de citar a los 500 legisladores a una sesión extraordinaria para votar a favor o en contra del veredicto. Algunos legisladores prevén que esto podría ocurrir el martes 14 de diciembre, un día antes de que termine el periodo ordinario de sesiones.

“El próximo martes la Sección Instructora estará presentando su proyecto de dictamen que incluye, además de la resolución, tenemos entendido, el protocolo que se habrá de seguir durante el proceso de discusión”, dijo el diputado perredista Agustín Guerrero a CNNMéxico.

El diputado aseguró que la Sección Instructora también tendrá que decidir el próximo martes si este tema puede concluir antes de terminar el periodo ordinario de sesiones.

Publicidad

Godoy Toscano tendrá la oportunidad de defender su postura en una sesión en que la Cámara baja se erige en jurado y donde cada diputado se convierte en juez del caso. A esa sesión probablemente acuda también el Ministerio Publico Federal para exponer las acusaciones.

“No soy un angelito pero tampoco soy ningún delincuente ni pertenezco a ninguna organización criminal, y tampoco he cometido ningún delito”, ha afirmado Godoy Toscano ante medios de comunicación. Para desaforarlo, son necesarios tres cuartas partes de los votos del pleno de la cámara, es decir, 375 votos.

Se dice perseguido por el Gobierno federal

Julio César Godoy Toscano, medio hermano del gobernador de Michoacán, Leonel Godoy Rangel , fue acusado de ser el brazo político de La Famila, una organización criminal que opera en ese estado del occidente del país.

La acusación se dio justo después de que el político resultara electo para ser diputado por el distrito 1 de su entidad, con cabecera en el municipio de Lázaro Cárdenas, donde se encuentra uno de los puertos con más actividad de importación en el país. Por tanto, no pudo tomar protesta con el resto de sus compañeros de legislatura, el 1 de septiembre de 2009.

Después de permanecer prófugo de la justicia durante más de un año, Godoy Toscano consiguió el amparo de un juez que, a pesar de la orden de aprehensión que fue librada en su contra, le restituyó sus derechos políticos, con lo que quedó en posibilidades de reclamar su curul en la Cámara baja.

Burlando un dispositivo de seguridad instalado por la Policía Federal alrededor del Palacio Legislativo de San Lázaro, recinto de los diputados, Godoy Toscano entró y el 23 de septiembre de este año tomó protesta como diputado federal, quedando protegido por el fuero constitucional que impide que sea aprehendido o juzgado.

Ante ello, la Procuraduría General de la República solicitó a la Cámara Baja que iniciara un juicio para desaforarlo y poder así procesarlo.

Godoy Toscano ha acusado en múltiples ocasiones al gobierno federal de perseguirlo en un intento por desacreditar al PRD en Michoacán, de cara a las elecciones estatales que se realizarán en noviembre próximo y donde se prevé que la hermana del presidente Felipe Calderón, Luisa María Calderón, contienda por la gubernatura.

“Soy un instrumento para que el gobierno federal esté golpeando al partido, para que esté golpeando a Leonel Godoy y que en Michoacán afecte más al PRD, aseguró.

“A mí lo que me interesa es que se me deje en paz, que mi imagen pública se limpie, que se me permita vivir lo que siempre he vivido. Soy un hombre de paz, un abogado, soy agricultor, tengo familia, tengo hijos, tengo hermanos, tengo mamá”, dijo Godoy Toscano.

La presión por el caso llegó también al interior del PRD, al que Godoy Toscano renunció el 20 de octubre pasado. La razón: miembros de Nueva Izquierda, la corriente a la que pertenece el líder del partido, Jesús Ortega, apoyan al legislador y apuestan por su inocencia. En cambio, los seguidores del ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador exigen que el diputado enfrente a la justicia.

A unos días de que se decida el caso, la bancada del PRD en la Cámara baja ha dicho que acompañará el dictamen de la Sección Instructora y no impugnaran su decisión.

“Nosotros hemos señalado que nos vamos a allanar a la resolución de la Sección Instructora, y respetaremos los tiempos y plazos que ellos estén determinando”, ha dicho el coordinador de los legisladores perredistas, Alejandro Encinas.

Pidió licencia y le fue negada la solicitud

La semana pasada, versiones de legisladores cercanos a Godoy Toscano señalaron que el diputado había solicitado licencia ante la Mesa Directiva para dejar su curul .

Dicha solicitud habría sido entregada por el también michoacano Víctor Báez Ceja, compañero de bancada de Godoy Toscano. El viernes, la Mesa Directiva desmintió el hecho y dijo que no hubo ninguna solicitud al respecto.

Sin embargo, versiones de diputados conocedores del caso aseguran que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) presionó para que no le fuera aceptada la solicitud porque no sería aprobada por el pleno, donde ellos tienen la mayoría. Esta postura fue apoyada también por algunos diputados del PRD.

“Hemos llegado hasta aquí acompañando al diputado y le hemos pedido en la bancada que enfrente todo el juicio de procedencia estando presente. No puede ser que pida licencia y nos deje aquí con el caso a nosotros, él tiene que enfrentar lo que venga por esta circunstancia”, comentó Agustín Guerrero.

Aunque Godoy Toscano solicitara licencia y dejara su curul, no perdería el fuero constitucional.

Sería el cuarto funcionario desaforado

En caso de ser desaforado, Godoy Toscano sería el cuarto funcionario en perder la inmunidad legal. Antes ya hubo otros casos en que la Cámara de Diputados ha desaforado a servidores públicos por la presunta comisión de delitos.

El primero fue el senador Jorge Díaz Serrano, desaforado en 1983 por cometer un fraude de 5,000 millones de pesos mientras era director de Petróleos Mexicanos, durante el gobierno de José López Portillo. Fue aprehendido en diciembre de ese año y liberado cinco años después por no tener pruebas del presunto fraude.

El segundo fue René Bejarano, desaforado en noviembre del 2004 de su cargo como diputado local de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal por los delitos de promoción de conductas ilícitas, operaciones de recursos con procedencia ilícita (lavado de dinero) y delito electoral.

Bejarano fue liberado en julio del 2005 luego de ser absuelto por el delito de lavado de dinero y pagar una fianza de 171,000 pesos.

El tercer caso fue el juicio de desafuero de Andrés Manuel López Obrador quien, siendo jefe de Gobierno del Distrito Federal, fue acusado por la PGR en el 2004 de violar una orden judicial que exigía que se suspendiera la suspensión de una calle en un terreno expropiado años atrás por gobiernos anteriores.

López Obrador fue desaforado en abril del 2005. Semanas después, marchas multitudinarias hicieron cambiar de parecer al gobierno federal, encabezado por Vicente Fox, quien retiró los cargos y el proceso se desechó.

Julio Cesar Godoy Toscano es, entonces, el cuarto servidor público que enfrente el juicio de procedencia en la más alta tribuna del país.

Publicidad
Publicidad