Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Autoridades detienen a 41 custodios por la fuga de 151 reos en Tamaulipas

El gobernador de Tamaulipas dijo que en la fuga hubo una traición a la ley por parte de funcionarios. El director sigue desaparecido
mar 21 diciembre 2010 07:29 AM
penal nuevo laredo
penal nuevo laredo penal nuevo laredo

Las autoridades mexicanas detuvieron a 41 guardias del centro penitenciario de la ciudad de Nuevo Laredo, en el estado norteño de Tamaulipas, por su presunta participación en la fuga de 151 reos la semana pasada.

El gobernador de ese estado fronterizo, Eugenio Hernández Flores, dijo que en la fuga existió una traición a la ley por parte de los funcionarios del penal consignados ahora ante la fiscalía estatal.

"Tenemos la confianza de que en los próximos días tendremos muy claro cuál fue (la traición), quiénes son los culpables y también procederemos a su castigo", indicó el gobernador.

Hasta el momento, no se ha logrado capturar a ninguno de los fugados, indicó.

Miembros del Ejército y de la Policía Federal desplegados en el estado están en alerta desde el viernes 17 de diciembre, día en que se produjo la fuga.

Al referirse a los hechos, el gobierno federal ha calificado de "deplorable" la falta de eficiencia de las autoridades tamaulipecas, estado que acumula 352 presos fugados este año, una gran parte de ellos con condenas de corte federal (narcotráfico y crimen organizado), en nueve eventos.

Publicidad

El director del penal, Efraín Hernández, quien no se presenta a trabajar desde el viernes, continúa en paradero desconocido.

"Es evidente que el director, que está en este momento fugado, está involucrado o fue amenazado o extorsionado", indicó el gobernador de Tamaulipas.

Por su parte, el máximo responsable de prisiones del estado, Horacio Sepúlveda, fue destituido el viernes.

El gobernador de Tamaulipas dijo que ya se dispone de la ficha de cada uno de los evadidos, las cuales también están en poder del Ejecutivo federal, así como de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y de la Administración Federal Antidrogas (DEA) estadounidenses.

Hernández Flores dijo que a raíz de la pugna entre grupos criminales en el estado, se está ejerciendo mucha presión sobre los custodios y funcionarios de los penales de Tamaulipas.

El estado es desde principios de año campo de batalla de dos cárteles de la droga, el del Golfo y el de los Zetas, cuya sangrienta contienda ha dejado más de 1,000 muertos y ha creado un ambiente de terror entre la ciudadanía.

El crimen organizado fue presuntamente responsable de asesinar el pasado 28 de junio a Rodolfo Torre Cantú, el entonces candidato a gobernador del estado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que iba delante en las encuestas, hecho por el que no se han registrado detenciones.

Hernández Flores deja el cargo con la llegada del nuevo año.

Publicidad
Publicidad