Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"Los secuestradores han pedido rescate por los inmigrantes": sacerdote

El padre Solalinde aseguró que los captores de los migrantes secuestrados llamaron a familiares para pedir el pago de un rescate
vie 24 diciembre 2010 06:49 AM
migrantestren
migrantestren migrantestren

El sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, coordinador del albergue Hermanos en El Camino en Oaxaca, asegura que un grupo de hombres ha pedido rescate por los 50 inmigrantes centroamericanos que desde el 16 de diciembre están desaparecidos.

El caso ha generado una investigación por parte de la diplomacia de El Salvador, quien exigió al gobierno del presidente Felipe Calderón que haga todo lo que tenga a su alcance para encontrar a los inmigrantes. Honduras y Guatemala se ha sumado al exhorto. El gobierno mexicano asegura que la denuncia no tiene sustento.

De acuerdo con el sacerdote Solalinde —que ha denunciado amenazas por la protección que da a los migrantes— los secuestradores llamaron por teléfono a los familiares de dos migrantes que viajaban con el grupo de centroamericanos y lograron escapar.

"Supongo que pensaron que estos hombres estaban entre los detenidos y por eso llamaron a sus familiares que están en Estados Unidos. Por ahora toda esta información se le está proporcionando a la Procuraduría para que se anexe al expediente", dijo el sacerdote.

Según Solalinde, gente del grupo delictivo Los Zetas y de la pandilla de Los Maras están detrás de la desaparición de las 50 personas.

Las autoridades de El Salvador denuncian que los inmigrantes fueron secuestrados en el municipio oaxaqueño de Chahuites, una comunidad que colinda con el estado de Chiapas, al sur de México, muy cerca de Guatemala.

Publicidad

Algunos migrantes que huyeron cuentan que los integrantes de una banda del crimen organizado paró por la fuerza al tren donde abordaron clandestinamente y, a punta de pistola, se llevaron a una parte de los tripulantes.

Anteriormente, el sacerdote había denunciado que bandas del crimen organizado e incluso personal del Instituto Nacional de Migración en México cometen maltrato e injusticias con los migrantes centroamericanos. "Las autoridades no nos creen, esperemos que con esto actúen y en verdad se puedan desmantelar, porque han visto una mina de oro en nuestros migrantes que por necesidad pasan por aquí ", dijo Solalinde.

"Queremos que el gobierno actúe y no dé paliativos, que no quiera decir que actúa nomás porque la policía da vueltecitas aquí por el albergue", expresó al referirse a un operativo que el gobierno estatal implementó para resguardar la seguridad del sacerdote y de quienes están en el albergue Hermanos en El Camino.

El refugio está instalado a 20 metros de las vías del ferrocarril que pasan por Ciudad Ixtepec, Oaxaca, y es paso para quienes intentan llegar a Estados Unidos (EU) desde la frontera sur de México.

Hermanos en El Camino atiende a migrantes que desde países de Centroamérica intentan llegar a EU en busca de mejores condiciones de vida. En el albergue se les ofrecen comida, techo y un lugar donde bañarse para continuar su camino hacia el centro el norte del país.

Solalinde Guerra dijo que funcionarios del gobierno estatal y federal le han llamado para decirle que tenga cuidado. "Pero eso de qué sirve, de qué me tengo que cuidar, lo que deben hacer es su trabajo", enfatizó.

El gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, alentó al sacerdote a levantar una denuncia penal por las amenazas que ha recibido.

El año pasado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió medidas cautelares para que el gobierno mexicano otorgue protección a Solalinde.

Publicidad
Publicidad