Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Soldados mexicanos 'plantaron' un arma al estadounidense muerto

Una investigación militar revela que un comandante ordenó que se pusiera un fusil a la víctima para que pareciera que atacó a los soldados
lun 27 diciembre 2010 03:31 PM
Un par de sujetos que viajaban a bordo de una camioneta Ecosport blanca fueron perseguidos por elementos del Ejército y Marina al desobedecer el alto en un reten aplicado sobre la avenida J.B Lobos de esta ciudad, en la persecución también se vio involucr
reten persecucion veracruz Un par de sujetos que viajaban a bordo de una camioneta Ecosport blanca fueron perseguidos por elementos del Ejército y Marina al desobedecer el alto en un reten aplicado sobre la avenida J.B Lobos de esta ciudad, en la persecución también se vio involucr

Las autoridades mexicanas trataron de encubrir el asesinato de un estadounidense que pasó por un puesto de control militar, según una investigación mexicana sobre el incidente.

Joseph Steven Proctor, de 32 años, fue baleado por soldados en un retén en el estado de Guerrero, al sur del país, en agosto pasado.

En ese momento, había informes contradictorios sobre si él había disparado primero a los soldados. Pero la conclusión de la investigación militar, que fue remitida a la Embajada de Estados Unidos en México y en poder de CNN, indica que el fusil de asalto que se encontró en manos de Proctor en realidad fue plantado.

Según el documento, un soldado alertó a su comandante de que la víctima estadounidense no estaba armada. En respuesta, el comandante "procedió a enviar a otro oficial con un rifle AR-15, con el fin de ser colocado en el vehículo, usando las manos del fallecido para tratar de simular un ataque contra el personal militar, y que había muerto cuando el ataque fue contrarrestado ", señala el documento.

De acuerdo con los militares mexicanos, Proctor trató de huir de dos puestos de control en la carretera. Los soldados dispararon contra él cuando abandonó el primer puesto de control, y golpeó su coche, pero esto no sucedió así.

Cuando trató de huir del segundo puesto de control, dos soldados le dispararon, hiriéndolo, aunque se las arregló para conducir durante tres kilómetros más antes de sucumbir a sus heridas y estrellarse, según revela el documento.

Publicidad

“Estoy feliz de que alguien está investigando qué pasó y que el mundo sepa. Me falta un hijo y a mi nieto le falta un padre", dijo la madre de Proctor, Donna.

De acuerdo con los militares mexicanos, se iniciaron diligencias penales contra los dos soldados que dispararon en el segundo retén, que enfrentan un juicio militar por cargos de homicidio y por presentar un informe falso.

No se mencionaba en el documento nada más sobre el comandante que ordenó plantar el arma, y no estaba claro si enfrentó las medidas disciplinarias.

Publicidad
Publicidad