Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"Los Zetas" provocan cambios en la estructura criminal de Guatemala

La presencia de Los Zetas en Guatemala, accionó la mayor movilización del gobierno en contra del narco, según analista
vie 31 diciembre 2010 10:21 AM
Policía detiene a presuntos zetas en Coban, Alta Verapaz
reu-zetas-guatemala Policía detiene a presuntos zetas en Coban, Alta Verapaz

El grupo delictivo Los Zetas ha extendido sus dominios al corazón del país centroamericano, provocando cambios entre los grupos locales del narcotráfico, la sociedad y el gobierno, considera Miguel Castillo Girón, profesor investigador en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala.

El experto en temas de seguridad y narcotráfico explicó que hasta el año pasado, los cinco cárteles del narcotráfico más importantes de Guatemala (Mendoza, Lorenzana, Chamalé, Serceño y Luciano), operaban bajo acuerdos en el reparto del territorio, escasos enfrentamientos violentos y sin ataques a la población civil.

Detalla incluso que en las zonas rurales, donde están principalmente los cárteles guatemaltecos, son protegidos por la población, que los han convertido en una especie de "Robin Hood" moderno, debido a las inversiones que han hecho en salud, educación y seguridad.

Citó como ejemplo las manifestaciones de apoyo y reconocimiento de algunas comunidades a favor del narcotraficante, Mauro Salomón Rodríguez, detenido en octubre de este año y a quien la población le atribuye la generación de empleos y construcción de escuelas.

"La presencia de Los Zetas en Guatemala, distorsiona el escenario pacífico de los traficantes en este país, porque a través de la violencia tratan de apoderarse de los territorios y las actividades que estuvieron bajo el  control de los grupos tradicionales dedicados al trasiego de droga", precisó Castillo.

En febrero de este año, el Departamento de Estado de Estados Unidos, ya alertaba en un informe de la expansión de cárteles mexicanos a Centroamérica, refiriéndose particularmente al de Sinaloa y Los Zetas, mientras que en septiembre de este año la Casa Blanca, en su listado anual de países traficantes de droga, retomaba este fenómeno

Publicidad

El grupo de sicarios Los Zetas, integrado -según el gobierno mexicano- por ex militares de élite y que antes operó como brazo armado del llamado cártel del Golfo, ha intentado apoderarse de las principales rutas de trasiego de cocaína procedente de Colombia, "pero lo ha hecho de una manera violenta, sin precedentes en la historia del narco en Guatemala", dice Castillo.

"Las bandas tradicionales de narcotráfico en México, habían tenido acciones de cooperación y coordinación con los cárteles guatemaltecos, pero sin violencia, ni tratando de apoderarse del territorio, operaban como un eslabón más en la cadena del traslado de droga hacia Estados Unidos", menciona.

Esta "alteración", ha llevado al presidente de Guatemala, Alvaro Colom, a perseguir como nunca antes al narcotráfico en ese país, con acciones que van desde el despliegue de más efectivos militares, hasta la declaración del estado de sitio el 20 de diciembre en el departamento de Alta Verapaz .

"El gobierno de Guatemala no había instaurado medidas específicas en contra del narcotráfico, las pocas que se habían dado en el país eran motivadas por el gobierno de Estados Unidos que presionaba para que hubiera decomiso de droga y la captura de algunos capos", precisa el profesor investigador.

Tras la instauración del estado de sitio en el principal bastión de Los Zetas y de declarar públicamente la persecución a fondo en contra de este grupo, el presidente Colom recibió el lunes pasado un mensaje amenazante, enviado presuntamente por los  zetas.

De cómo llegaron Los Zetas a Guatemala

El gobierno de Estados Unidos y el de Guatemala, están convencidos de que el traslado de Los Zetas a Centroamérica se debe a la eficaz lucha del gobierno mexicano para impedirles operar en territorio nacional, buscando en consecuencia nuevos mercados.

Castillo Girón, documentó además un hecho ocurrido en 2008, cuando las relaciones se tensaron entre los cinco grupos de narcotraficantes más importantes de Guatemala.

Las reglas de no agresión y la "buena convivencia" que hasta entonces habían imperado entre ellos, se debilitaron ante la desconfianza generada por el robo de droga.

El investigador cuenta que una parte de estos grupos pidió ayuda a Los Zetas para "terminar" con uno de los más famosos narcotraficantes, Juancho León, quien estuvo casado con una integrante de la familia Lorenzana.

El grupo de ex militares de elite cumplió la encomienda pero ya no se fue, e iniciaron su propio intento por controlar todas las rutas del narcotráfico en Guatemala y Centroamérica.

Fue así que el grupo dedicados además del tráfico de drogas a la extorsión, sentó sus reales en la ciudad de Cobán, en el departamento de Alta Verapaz, en el centro del país, un sitio estratégico por el que pasan las rutas donde se mueve la droga que va hacia Estados Unidos.

Publicidad
Publicidad