Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Egidio Torre Cantú toma protesta como gobernador de Tamaulipas

Torre Cantú dice que trabajará para que el estado sea más humano, seguro, competitivo y sustentable
sáb 01 enero 2011 05:42 PM
Gobernador Tamulipas
Gobernador Tamulipas Gobernador Tamulipas

Egidio Torre Cantú, cuyo hermano Rodolfo fue asesinado el pasado junio cuando era candidato a gobernar Tamaulipas, asumió este sábado el poder de ese estado del nordeste mexicano con el deseo de devolverle la paz y la tranquilidad a la ciudadanía.

En el acto celebrado en el Polyforum de Ciudad Victoria, capital de este estado, Torre Cantú, de 53 años, explicó que sus políticas tratarán de hacer que el estado sea más humano, seguro, competitivo y sustentable.

En presencia del secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, quien acudió en representación del presidente Felipe Calderón, el gobernador entrante dijo que los tamaulipecos quieren volver a confiar en las instituciones y recuperar la paz.

"Queremos transitar libremente por nuestras carreteras, encontrar a nuestro regreso cada cosa en su lugar. Dejar en la escuela a los niños e ir a nuestros empleos con la tranquilidad indispensable para hacer un buen trabajo. Enfrentar o promover un juicio sabiendo que seremos tratados imparcialmente", indicó.

El político del Partido Revolucionario Institucional (PRI), como su antecesor, Eugenio Hernández, sostuvo que la seguridad es un asunto de Estado que requiere de acuerdos entre los partidos, aunque sean rivales, y coordinación de los tres órdenes de gobierno, federal, estatal y municipal.

De igual forma expresó su respeto a las tareas que en beneficio de la población realizan las Fuerzas Armadas y la Policía Federal en el estado, al declarar que "el Ejército y la Armada aseguran la soberanía nacional al cumplimiento con la encomienda de brindar seguridad interior a nuestra patria".

Publicidad

Entre los nombramientos de su equipo destaca el del nuevo jefe de las policías en el estado, el general brigadier en retiro Ubaldo Ayala.

Con esa designación el gobierno estatal abre una tendencia a que haya en las principales ciudades de Tamaulipas militares al frente de la seguridad pública, lo que se concretará próximamente en Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, todas ciudades fronterizas con Texas, Estados Unidos.

El nuevo gobernador se impuso en las elecciones del pasado 4 de julio en el estado al recabar unos 675,000 votos de los computados con el apoyo del PRI y de dos partidos más que concurrieron en alianza con él, el Verde Ecologista (PVEM) y Nueva Alianza.

Su victoria se produjo apenas seis días después de que su hermano Rodolfo y varios de sus colaboradores fueran asesinados por desconocidos, un caso en relación al cual aún no hay detenidos.

En Tamaulipas se agudizó en 2010 una importante crisis de seguridad derivada fundamentalmente al enfrentamiento de dos grupos criminales antagónicos, el cartel del Golfo y Los Zetas, su antiguo brazo armado con quienes rompieron hace aproximadamente un año.

 

Publicidad
Publicidad