Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El jefe del Gobierno del DF abre 2011 con otro conflicto por obras viales

El jefe del Gobierno del DF enfrenta la oposición de habitantes de la colonia La Malinche a la construcción de la Supervía Sur-Poniente
mié 05 enero 2011 07:20 PM
mec-via
mec-via mec-via

El 2011 inicia con un nuevo frente para el jefe del Gobierno del Distrito Federal (GDF), Marcelo Ebrard : el rechazo de varias familias a la construcción de la llamada Supervía Sur-Poniente.

La tarde de este miércoles, habitantes de la colonia La Malinche, ubicada en la delegación Magdalena Contreras, marcharon en el centro de la Ciudad de México para protestar por la edificación de la obra vial.

Mientras el GDF asegura que la Supervía ayudará a desahogar el tráfico en el sur y el oeste de la urbe, los vecinos sostienen que éste no ha mostrado todos los permisos para iniciar la construcción y que causará graves daños ecológicos.

Con nueve millones de habitantes, la Ciudad de México es la localidad más poblada de México y una de las más pobladas del mundo.

Durante los primeros días del año, las autoridades comenzaron la demolición de casas expropiadas en la zona de La Malinche, por donde pasará la obra.

Estiman que ese proceso tomará unas dos semanas y anunciaron que mantendrán policías en el lugar, en tanto los pobladores afirman que continuarán con su oposición, e incluso se han agrupado en un Frente Amplio contra la Supervía.

Publicidad

Ante las condiciones de tensión en la zona, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) informó este miércoles en un comunicado que pedirá a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) “tomar las medidas necesarias y urgentes que salvaguarden los derechos humanos de las personas afectadas”.

El diputado local Sergio Eguren Cornejo, militante del Partido Acción Nacional (PAN), consideró excesivo el despliegue de más de 300 policías en La Malinche, pues “ha generado una afectación a las garantías individuales de tránsito, de tranquilidad y paz a que tienen derecho las personas de esa colonia”.

El PAN es oposición en la Ciudad de México, que es gobernada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Ebrard, quien dirige el GDF desde 2006 y en 2010 fue premiado como el Alcalde del Mundo , busca la candidatura presidencial del PRD para las elecciones de 2012.

Obras polémicas

En más de cuatro años de mandato, Ebrard ha enfrentado la oposición a otras obras.

En diciembre pasado, las autoridades lograron reiniciar la construcción de la línea 3 del Metrobús en la colonia Narvarte, en el oeste de la ciudad.

Después de que vecinos permanecieron acampados sobre la avenida Diagonal San Antonio para oponerse a la edificación, el GDF consiguió que aceptaran retirarse de la vialidad y negociar.

En 2009, el gobierno local enfrentó protestas por el inicio de la construcción de la línea 12 del Metro, que irá de Tláhuac, en el este, a Mixcoac, en el oeste.

Algunos habitantes de Tláhuac afirmaron que las autoridades no pagaron los montos acordados por las expropiaciones de sus casas pero, a pesar de esas quejas, la construcción ha seguido.

La primera batalla que libró el gobierno de Ebrard contra una de sus obras ocurrió en 2007, cuando el jefe del GDF buscó levantar un gran edificio para conmemorar el Bicentenario de la Independencia mexicana.

El proyecto, llamado Torre Bicentenario, se topó con la oposición de vecinos y de la entonces dirigente de la delegación Miguel Hidalgo, la panista Gabriela Cuevas, quien afirmaba que la edificación afectaría el ambiente y violaría leyes de desarrollo urbano.

Ante la presión de los opositores a la obra, al final Ebrard desistió de construir la torre.

Publicidad
Publicidad