Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los grupos criminales no se reponen de la caída de sus líderes: gobierno

La muerte o la captura de los capos debilita a los grupos criminales, que no pueden recuperarse con facilidad, afirma el vocero de seguridad
lun 10 enero 2011 03:55 PM
crimen-poire
crimen-poire crimen-poire

La muerte o la detención de 19 de los 37 principales líderes del narcotráfico en México representa “un daño severo e irreparable” a las estructuras de los grupos criminales, pues éstos no pueden recuperarse con facilidad de los vacíos en su dirección, afirmó el vocero gubernamental en materia de seguridad, Alejandro Poiré .

“Es falso que ante la captura o abatimiento el liderazgo criminal se reproduzca con facilidad”, dijo el portavoz. “Este tipo de plaga no volverá a crecer en nuestro país”.

Poiré, sin embargo, reconoció que los logros de las autoridades en el combate a la delincuencia aún no son los adecuados.

El viernes, el presidente Felipe Calderón informó que 51% de los principales liderazgos delictivos del país ha muerto o está detenido .

Este lunes, en conferencia de prensa, Poiré afirmó que 17 de esos líderes han sido abatidos o detenidos por las fuerzas de seguridad, mientras que dos más murieron en enfrentamientos entre grupos delictivos.

En ese conjunto de delincuentes fuera de combate están Ignacio Nacho Coronel; Ismael Zambada Niebla, El Vicentillo; Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta ; Arturo Beltrán Leyva, El Barbas , y Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, entre otros.

Publicidad

Algunos de los capos que permanecen prófugos son Joaquín El Chapo Guzmán ; Jorge Eduardo Costilla, El Coss; Héctor Beltrán Leyva, El General; Vicente Carrillo Fuentes, El Viceroy; Heriberto Lazcano, El Lazca, y Servando Gómez Martínez, La Tuta.

La lista de 37 líderes criminales fue publicada por la Procuraduría General de la República (PGR) en marzo de 2009.

La semana pasada, en una entrevista con la emisora W Radio, el presidente Felipe Calderón aseguró que el gobierno federal avanza en la lucha anticrimen, pero admitió que falta fortalecer las instituciones de seguridad y justicia.

Calderón admitió también que 2010 fue el año más violento desde el inicio de su sexenio, en diciembre de 2006, con más de 30,000 asesinatos .

Este lunes, Poiré dijo que “el fenómeno de la violencia está concentrado en tres estados”: Chihuahua, Sinaloa y Tamaulipas.

El vocero afirmó que los hechos violentos en México son una reacción de los grupos criminales ante los golpes que reciben.

Los dos grupos “más golpeados” son el cártel del Golfo y Los Zetas, antiguos aliados que se disputan el control de rutas para llevar droga a Estados Unidos en el noreste del país, agregó.

Publicidad
Publicidad