Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cárdenas: No le deseo a nadie ser presidente del PRD

Cuauhtémoc Cárdenas, ex candidato del PRD a la presidencia, dice que no le desea a nadie ser presidente del partido de izquierda
mié 19 enero 2011 09:00 AM
político
Cuauhtémoc Cárdenas político

Cuauhtémoc Cárdenas, tres veces ex candidato por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la Presidencia de la República —en 1988, 1994 y 2000—, sentencia: "No le deseo a nadie encabezar el PRD".

Al calificarlo como un partido fracturado y sin propuestas claras, dice que quien llegue a presidir el PRD como resultado de las próximas elecciones internas a celebrarse en marzo, se encontrará con el peor panorama que hasta ahora se haya visto en la historia de la agrupación política.

"Cualquiera que llegue a presidir el partido se va a encontrar sujeto a presiones de distintos grupos, quién va a querer la Secretaría General, quién va a presionar para un lado, quién va a presionar para el otro, qué condicionamiento le van a querer poner los grupos o corrientes del PRD a quién llegue a presidirlo y además va a encontrar un partido dividido, un partido debilitado y yo creo que el peor panorama para cualquiera que llegue a presidir en este momento el partido".

Cárdenas, fundador del PRD - que nació en 1989 como resultado de una corriente disidente y "democratizadora" del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México por más de siete décadas -, no tiene empacho en criticar las condiciones en las que se encuentra actualmente al partido de izquierda más importante en el país.

"Veo al PRD con problemas internos, lo veo con divisiones que no acaban de superar, lo veo sin una propuesta clara hacia la ciudadanía. La prioridad hoy del PRD no es su propuesta programática hacia la gente, no lo veo trabajando tampoco para crecer y fortalecerse en las votaciones, como lo son las del 2009, que son las más recientes, pues señalaron una baja presencia y una muy baja votación", dice.

En el 2009, se celebraron elecciones intermedias en las que se eligieron a 500 diputados federales. 

Publicidad

"Veo que se avecina una disputa por la dirección del partido y que no se ha superado que todo se quiera resolver a partir de cuotas de los pesos relativos, de los distintos grupos que integra el PRD".

Lázaro Cárdenas Batel, hijo de Cuauhtémoc Cárdenas y nieto del general Lázaro Cárdenas del Río —presidente de México de 1934 a 1940— ha sido mencionado como posible candidato a presidir el PRD.

Aunque su padre dice que Lázaro no ha recibido la propuesta formal para encabezar el partido, asegura que no le desearía que llegue en este momento al puesto que él mismo ocupó de 1989 a 1993.

"Yo diría que en este momento no le deseo a nadie, ni a él (Lázaro) ni a nadie que encabece al PRD bajo las condiciones en las que se encuentra. Después de pasada la elección y que se puedan hacer los reacomodos que siempre vienen después de la elección como la del 2012, pues a ver a quién le toca, pero en este momento no se lo deseo a nadie", señala.

Las alianzas entre el PAN y el PRD

En entrevista con CNNMéxico con motivo del lanzamiento de su libro, Sobre Mis Pasos, en el que hace un recuento de su carrera política desde sus inicios, explica que las alianzas entre el derechista Partido Acción Nacional (PAN) y el PRD – con las que lograron ganar las gubernaturas  de Oaxaca, Puebla y Sinaloa en el 2010 – van en contra de los principios de su partido.

"Me parecen contradictorias, me parece que van en contra de los principios, de los intereses y que finalmente perjudican al PRD o desdibujan y lo borran en buena medida y me parece que no son procedentes", señala.

"Es como ir en patines y en diferentes velocidades uno para adelante y otro para atrás, entonces me parece que son contradictorias las alianzas entre el PRD y el PAN en materia electoral".

Elecciones presidenciales del 2012

Con respecto a las elecciones presidenciales del 2012, dice que no le preocupa que vuelva el PRI, mientras llegue un partido democrático y progresista que obtenga el poder como resultado de los votos de la población.

"A mí no me preocupa quién llegue, ojalá llegue una gente progresista, una gente democrática, ojalá y llegue un partido democrático y progresista pero será lo que los electores decidan. Lo único que hay que esperar es que sea un proceso apegado plenamente a la legalidad, un proceso donde no haya violencia, un proceso donde los votos de cada ciudadano sean efectivamente respetados", indica.

Dice que incluso respeta a Enrique Peña Nieto , actual gobernador del Estado de México y el político con mayor popularidad dentro del PRI, quién las casas encuestadoras señalan como con las mayores posibilidades de llegar a la Presidencia de la República si se celebraran hoy las elecciones.

"Ahí lo importante es cómo lo vean los priistas, yo lo veo como un adversario político, que tiene todo mi respeto como adversario político, pero por otro lado a ver cómo lo ven los priistas y serán ellos los que ganen o los que pierdan". 

Publicidad
Publicidad