Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

ONU: México debe intensificar la búsqueda de migrantes desaparecidos

Exigen al gobierno mexicano determinar si funcionarios de migración trabajaron con bandas criminales en el secuestro masivo de diciembre
vie 21 enero 2011 07:58 AM
Inmigrantes ilegales suben al tren durante una breve parada en la localidad de Chaguites, México.
Inmigrantes ilegales suben al tren durante una breve parada

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, exigió a las autoridades mexicanas intensificar su investigación sobre la desaparición de decenas de inmigrantes centroamericanos que fueron secuestrados mientras viajaban hacia el norte en un tren de carga en diciembre del 2010.

" Los migrantes fueron secuestrados en circunstancias muy cuestionables hace un mes ", dijo Pillay a través de un comunicado. "Desde entonces no hay rastro de ellos, y los defensores de los derechos humanos que trabajan con otros miembros del mismo grupo han sido amenazados en varias ocasiones".

Después de que el sacerdote que dirige un refugio para los inmigrantes informó por primera vez , el 16 de diciembre, de un rapto masivo en el estado de Oaxaca , el gobierno mexicano dijo inicialmente que no había indicios de un secuestro.

Pero a principios de este mes, el procurador general Arturo Chávez Chávez anunció la detención de dos sospechosos que habrían sido "parte del grupo armado que participó en el secuestro". Las autoridades mexicanas han dicho que todavía están investigando.

Pillay expuso que el gobierno de México debe hacer más.

"Las autoridades mexicanas deben determinar si funcionarios públicos, incluyendo los que trabajan en la compañía de ferrocarriles, fueron cómplices con la organización criminal que llevó a cabo el rapto y las extorsiones, tanto en éste como en otros casos", agregó.

Publicidad

Las autoridades mexicanas dijeron que el Instituto Nacional de Migración (INM) realizó un operativo en la zona esa misma noche, donde detuvieron a 92 inmigrantes indocumentados .

Unos 30 minutos después, los hombres armados atacaron el tren, robaron las pertenencias de algunos y secuestraron a unos 40 de ellos, detalla el comunicado emitido este viernes por Pillay.

Los comentarios de la Alta Comisionada se produjeron un día después de que la comparecencia del comisionado del INM, Salvador Beltrán del Río, ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión por el incidente de diciembre y la masacre de agosto pasado, cuando 72 migrantes centroamericanos y sudamericanos fueron asesinados en el estado fronterizo de Tamaulipas .

"Esta comisión quiere saber lo que se ha hecho para capturar a los responsables de las matanzas, no cómo muchos inmigrantes se han capturado, porque lo que se ha hecho para detener las masacres es una vergüenza para este país", dijo la diputada Teresa Reyes Sahagún, del opositor Partido del Trabajo (PT).

Beltrán del Río aseguró que las autoridades están haciendo todo lo posible para asegurarse de que esos incidentes no vuelvan a ocurrir.

"Hemos seguido con prontitud, en particular con los países centroamericanos, acuerdos muy concretos y específicos, bases de datos, por ejemplo, y el intercambio de información sobre el crimen organizado, sobre las pandillas de traficantes de personas que trabajan en América Central y México", declaró.

El funcionario dijo a los legisladores que México vive una oleada de inmigración procedente de países de América Central, ya que los migrantes pasan a través de las ciudades mexicanas en su camino hacia el norte.

Beltrán del Río pidió aprobar un proyecto de ley que refuerce la política migratoria de México y garantizar los derechos humanos de los inmigrantes en México.

Pero su defensa no pudo atajar las críticas de los legisladores.

"Esto es serio para nosotros, sobretodo cuando parece que las autoridades de varios niveles de gobierno y de diversas partes no tienen la capacidad de respuesta para detener este fenómeno, para detener estos actos criminales de la delincuencia organizada", dijo el diputado Heliodoro Díaz, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), encargado de la comisión especial para analizar los casos de secuestros de migrantes en Oaxaca y otras entidades.

Las autoridades aseguran que miles de migrantes centroamericanos y sudamericanos son secuestradas cada año, a la par que las redes de la delincuencia organizada se extienden por el territorio mexicano.

"Los cárteles de la droga no se han limitado a la venta de narcóticos", afirmó el Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales, un instituto bipartidista sin fines de lucro que tiene sede en Washington, en un informe de agosto de 2010. "Se involucran en secuestros para pedir rescate, la extorsión, el contrabando de personas y otros delitos para aumentar sus ingresos".

La participación de los cárteles ha incrementado el riesgo para los migrantes que cruzan por México para llegar a Estados Unidos, dijo la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). En una investigación revelaron que 9,758 inmigrantes fueron secuestrados desde septiembre 2008 hasta febrero de 2009, es decir, alrededor de 1,600 al mes.

Pillay dijo que entiende que México enfrenta una difícil labor de combate de las bandas del crimen organizado, "excepcionalmente violentas y bien armadas".

"Sin embargo, la protección de los migrantes, y de las personas valientes y comprometidas que trabajan en su nombre, no debe dejarse de lado en el proceso".

Rey Rodríguez y Catherine E. Shoichet contribuyeron con este reporte.

Publicidad
Publicidad