Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La relación entre EU y México: una historia repleta de contradicciones

Expertos en la relación bilateral coincidieron en que los dos países mantienen una diplomacia contradictoria
lun 24 enero 2011 09:56 AM
Sin Pie de Foto
Hillary Clinton y Patricia Espinosa en la conferencia sobre Sin Pie de Foto

La relación entre México y Estados Unidos en los dos últimos años ha estado repleta de contradicciones, con una cercanía limitada a la seguridad pública, según coinciden expertos al analizar el estado de la relación bilateral tras la llegada de Barack Obama a la presidencia estadounidense.

En entrevista con CNNMéxico, Hazel Blackmore, directora ejecutiva del Centro de Estudios y Programas Interamericanos del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), explicó que el ataque al Consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez en marzo de 2010 –que cobró la vida de tres funcionarios– marcó un antes y un después en la relación entre los países vecinos.

"En principio ha sido una relación contradictoria. Por un lado parece que hay mucho acercamiento, pero desafortunadamente se ha dado un mayor acercamiento sólo por el tema de seguridad. Hay más comunicación por parte de los dos gobiernos, pero desde los órganos ejecutivos que tienen que ver con la seguridad", señaló.

Como consecuencia, dijo, otros asuntos como la migración y el comercio se han visto relegados por intereses internos tanto de México como de Estados Unidos.

La académica explicó que en las relaciones comerciales se han repetido los desencuentros y un ejemplo claro es el caso de los camiones mexicanos que aún no pueden acceder a territorio estadounidense.

Para Jesús Gallegos, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la posibilidad de una reforma migratoria –que fue una de las promesas de campaña del presidente Obama– hoy está temporalmente enterrada.

Publicidad

"La presencia mayoritaria de conservadores ponen en entredicho la posibilidad de una reforma parcial en materia migratoria de México o América Latina o en específico de Centroamérica. Observamos una posición que va del radicalismo nacional hasta la defensa de valores intrínsecos estadounidenses, si se comprende desde una dimensión histórica, esto es, que le dan una identidad a Estados Unidos", dijo en entrevista telefónica.

En noviembre del año pasado, los resultados de las elecciones para renovar los asientos de la Cámara de Representantes le dieron la mayoría a los republicanos.

A pesar de esto, ambos coinciden en que la desconfianza por parte del gobierno mexicano hacia las políticas estadounidenses ha influido en que la relación no pueda fluir sin contratiempos.

"Por un lado hay mayor contacto por cuestiones de seguridad, pero por el otro lado parece que al presidente Calderón no le interesa la relación con Estados Unidos. Le tiene desconfianza, cuando va a Estados Unidos se vuelve en un discurso de reclamos y la verdad es que fue una visita de Estado del presidente mexicano a Estados Unidos tardía. El presidente Obama ya había venido en tres ocasiones a México antes de que el presidente Calderón fuera a Washington", señaló Blackmore.

La primera visita del presidente Obama a México se llevó a cabo en abril de 2009. Mientras que la primera visita de Estado de Calderón fue en mayo de 2010, cuando se dirigió a los miembros del Congreso estadounidense y les pidió su cooperación para frenar el tráfico de armas hacia México, proveniente del territorio estadounidense .

Por esta situación, para Gallegos, las filtraciones de Wikileaks no afectaron la relación que hace más de un siglo el presidente Porfirio Díaz definiera como: "Pobre México: Tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos".

"Lo que Wikileaks reveló sobre el punto de vista de algunos funcionarios estadounidenses sobre las condiciones en las que México se encuentra, la perspectiva estadounidense es la que denota la permanente desconfianza que históricamente ha caracterizado sectores gubernamentales de corte conservador con respecto a nuestro país", indicó.

En las revelaciones del sitio que dirige Julian Assange, se publicaron cables del Departamento de Estado estadounidense en los que su titular, Hillary Clinton, supuestamente pidió a la Embajada de EU en México investigar cómo las "presiones" en territorio mexicano afectan a la personalidad y al liderazgo del presidente mexicano .

Wikileaks también difundió un cable que revelaba que el gobierno de Estados Unidos desconfía del papel de los militares mexicanos en el combate al narcotráfico, al considerar que reaccionan con lentitud y no aprovechan la información de inteligencia.

El penúltimo fin de semana de enero de este año, el sitio dedicado a la difusión de documentos reservados publicó un cable en el que se revelaba que un ex militar del Ejército mexicano, Rogelio López Villafana, fue entrenado por Estados Unidos, y posteriormente fue reclutado por el grupo delictivo Los Zetas .

En medio de este panorama, Carlos Pascual, embajador estadounidense en México, anunció que Hillary Clinton, secretaria de Estado de la Unión Americana, visitará el estado de Guanajuato este lunes 24 de enero.

Publicidad
Publicidad