Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Pobreza y violencia ponen en riesgo la elección en Guerrero: informe

Una organización asegura que comunidades como Cochoapa el Grande y Metlatonoc, las poblaciones más pobres del país, están en riesgo
sáb 29 enero 2011 10:30 AM
Elecciones Guerrero
Elecciones Guerrero Elecciones Guerrero

Pobreza, marginación, la lucha del narcotráfico y las estrategias de inestabilidad social generadas por los partidos políticos ponen en riesgo la elección de gobernador en el sureño estado de Guerrero el próximo domingo, y esto podría elevar el nivel de abstencionismo de la población, alertó el Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan.

El proceso electoral se va a dirimir en un "ambiente enrarecido" por la violencia marcada del crimen organizado y las últimas actuaciones de los partidos que están orientadas a "generar temor y un clima de inestabilidad social", advierte la organización civil.

Las comunidades enclavadas en La Montaña de Guerrero, como Cochoapa el Grande y Metlatonoc —las más pobres de México— son las zonas donde se podrían generar actos de guerra sucia con facilidad, señala en un comunicado.

Es en esas dos comunidades "empobrecidas" donde la siembra de amapola ha desplazado al cultivo del maíz, lo que ha originado que las autoridades federales y estatales incrementen la vigilancia militar en lugar de atacar el problema social de la falta de oportunidades para trabajar y estudiar.

"Guerrero es un estado donde dos de cada tres personas tiene menos de 29 años, es decir, este potencial juvenil tiene truncado el futuro ante la falta de alternativas para continuar sus estudios de nivel medio superior y superior. Tampoco encuentran fuentes de trabajo que le garanticen una vida digna, por eso muchos jóvenes han caído en las redes de la delincuencia organizada", agrega el reporte del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan.

El ambiente preelectoral en Guerrero ha sido empañado con agresiones, desapariciones, filtraciones telefónicas y la relación directa de los dos candidatos a gobernador Ángel Heladio Aguirre, de la alianza Guerrero nos Une, y de Manuel Añorve Baños, de la alianza Tiempos Mejores para Guerrero, ponen en riesgo una jornada electoral pacífica.

Publicidad

"Las agresiones vinieron a crear más encono político y un ambiente plagado de descalificaciones, que desplazaron los temas que más preocupan a la sociedad".

"Los secuestros de personajes políticos vinculados a las campañas electorales, la filtración de llamadas telefónicas, así como las declaraciones publicadas en un diario de circulación nacional, sobre un testigo protegido que relacionan al candidato de la alianza Tiempos Mejores para Guerrero con los jefes de los carteles, ponen en entredicho la legalidad de esta contienda y el prestigio de quienes aspiran a gobernar el estado", precisa el informe.

Tlachinollan afirma que las cúpulas de todos los partidos políticos están preparados para ese tipo de confrontación y están enfocados a realizar "acciones ilícitas" para buscar el triunfo electoral "al costo que sea".

Mientras que la lucha por la democracia, advierte la organización, será parte de una simulación y doble lenguaje, por lo que no descartan que el próximo domingo se pueda presentar un escenario en donde militantes de todos los partidos puedan actuar de manera incendiaria con tal de conseguir el triunfo: "Sin que les importe la pobreza de la gente y la violencia que nos desangra y nos coloca en el umbral de la barbarie".

Publicidad
Publicidad