Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Dos mexicanos y una británica se suman a la queja contra la BBC

Los abogados informaron que la cadena debe dar una respuesta formal a la queja y luego llevarán el caso a la autoridad en comunicaciones
mar 08 febrero 2011 12:46 PM
top gear
top gear top gear

La queja que presentó la mexicana Iris de la Torre ante la BBC por considerar racistas y xenófobos los comentarios vertidos en el programa de televisión Top Gear ha sumado la inconformidad de más ciudadanos en Inglaterra.

El despacho de abogados Equal Justice, representante legal de De la Torre, informó a CNNMéxico que se han unido Juan de Dios Robinson, Raúl Eugenio González y una ciudadana británica de ascendencia india, Sahron Sami, todos residentes en Gran Bretaña.

De acuerdo con Equal Justice, se encuentran en espera de que la BBC les notifique formalmente su decisión, y enviarían una nueva queja a la autoridad Reguladora y de Competencia Indepentiente de la Industria de la comunicación en el Reino Unido (Ofcom, por sus siglas en inglés). 

Las disculpas de la cadena

El embajador de México en el Reino Unido e Irlanda del Norte, Eduardo Medina Mora, informó que la noche del jueves pasado tuvo conocimiento de las disculpas presentadas por la BBC (...) y que había recibido una carta dirigida al embajador, informó la representación diplomática a través de un comunicado.

"Se tiene conocimiento de las declaraciones públicas de los conductores Richard Hammond y Jeremy Clarkson. En el caso de Hammond quien expresó: 'realmente me disculpo si he ofendido a alguien' y en el de Clarkson, quien ofreció "disculpas sin reserva alguna con México y su gente".

Publicidad

"Esta representación continúa atenta a las referencias sobre México en éste y otros medios de comunicación del Reino Unido y reitera su compromiso de cuidar la imagen que en Reino Unido se tiene de México y los mexicanos", informó este lunes la embajada.

El programa de la polémica

En la emisión del 30 de enero, los conductores Jeremy Clarkson, Richard Hammond y James May presentaron el auto deportivo mexicano Mastretta 2011 MXT , cuyo nombre original no fue mencionado, y prefirieron llamarle "La tortilla".

El embajador Medina Mora fue el primero en exigir una disculpa por parte de la BBC y de los conductores del programa Top Gear al considerar humillantes sus comentarios sobre los mexicanos.

"Estas observaciones ofensivas, xenofóbicas y humillantes sólo sirven para reforzar los estereotipos negativos y perpetúan el prejuicio contra México y su gente", señaló en su misiva el embajador.

El domingo 30 de enero, el conductor Richard Hammond, preguntó: "¿Por qué querrías un auto mexicano?" A lo que se respondió diciendo que “los autos reflejan las características nacionales, ¿no? Entonces, los autos alemanes están muy bien construidos y son implacablemente eficientes, los autos italianos son un poco extravagantes y rápidos. Un carro mexicano sólo sería flojo, irresponsable, flatulento". 

El conductor principal, Jeremy Clarkson, dijo que sería "brillante" despertar y recordar que eres mexicano, "porque podrías simplemente regresar a dormir. Ésa es la razón por la que no vamos a tener quejas, porque en la Embajada mexicana, el embajador estará sentado con el control remoto así (dormido)".

A través de un comunicado, la BBC informó el 3 de febrero que el productor ejecutivo de Top Gear envió una carta al embajador mexicano y aseguraron que los comentarios de sus conductores nunca fueron con malicia.

"Si bien estos comentarios pueden parecer ofensivos a aquellos que no han visto el programa y que no están familiarizados con su sentido del humor, el programa nunca tuvo la intención de ofender", concluyó el productor, Andy Wilman.

Las demandas

Los abogados que representan a la mexicana Iris de la Torre, quien envió una queja ante la cadena BBC por considerar racistas los comentarios del programa Top Gear acerca de los mexicanos, cuestionaron si la televisora permitiría el mismo "humor" en el caso de los judíos.

"Nos preguntamos si la BBC habría permitido que se transmitieran tales señalamientos acerca del pueblo judío o de las personas negras sin que los productores y los presentadores fueran sancionados", señala la queja enviada a la televisora pública el pasado 2 de febrero.

Los abogados de Equal Justice afirmaron en el documento que la popularidad no significa tener la razón: "Hitler era muy popular, como debe recordar".

Exigen además que se suspenda la transmisión del programa y reclaman que una señal de transmisión es un servicio y es ilegal producir servicios de tipo racista. "Legislativamente y tomando en cuenta su historia, la conducta de la BBC debería de inspirar estándares más altos que el resto de las televisoras (... ) No sabíamos que el racismo tenía cabida en la BBC".

Publicidad
Publicidad