Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Jorge Pardo asume cargo de ministro; el pleno de la Corte se completa

El nuevo ministro ocupa el lugar que desde septiembre quedó vacío con la muerte de José de Jesús Gudiño Pelayo
mar 15 febrero 2011 10:08 PM
pardo-asume
pardo-asume pardo-asume

Jorge Pardo Rebolledo asumió este martes el cargo de ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con lo que se completaron los 11 asientos del pleno del máximo tribunal de México.

En una sesión solemne, Pardo señaló que al llegar a la Corte cumple un "anhelo personal (…) exclusivamente con base en mi trayectoria dentro de la carrera judicial, sin compromisos ni padrinazgos, sin recomendaciones ni vínculos".

El nuevo ministro fue nombrado por el Senado el jueves pasado . Ocupa el lugar que en septiembre quedó vacío con la muerte de José de Jesús Gudiño Pelayo. Durante su comparecencia como aspirante al cargo, afirmó que no es un juez "de consigna", es decir, sujeto a intereses particulares.

"Estoy consciente de que hoy los ministros de la Suprema Corte podemos hacer mucho para incrementar la confianza de la sociedad en nuestra tarea, si de manera prudente pero decidida logramos el equilibrio entre la aplicación de la ley y la impartición de justicia en abstracto", dijo Pardo.

La Corte se encarga de revisar la constitucionalidad de las leyes, de resolver las controversias entre poderes públicos y de investigar violaciones graves a las garantías individuales, entre otras tareas.

"Es necesario rendir cuentas y ser transparentes, pero sobre todo requerimos estar a la altura de la grave y delicada responsabilidad de juzgar a un semejante", dijo Pardo, al tiempo que aseguró que no tendrá un "afán protagónico" sino que sumará sus esfuerzos a los de sus compañeros.

Publicidad

El pleno de la Corte está integrado por 11 ministros para evitar que haya empates en sus resoluciones.

Antes del nombramiento de Pardo había quedado estancado el fallo de algunos asuntos, como determinar si procede o no el amparo de un grupo de intelectuales contra la reforma electoral de 2007 , que prohíbe a particulares contratar tiempo aire en radio y televisión para emitir mensajes políticos.

Los demandantes argumentan que esa norma viola la libertad de expresión, mientras los legisladores que aprobaron la reforma dicen que ésta promueve la equidad en la competencia electoral. El voto de Pardo servirá para desempatar la resolución del caso.

Además, sólo en la primera sala de la Corte hay otros 25 asuntos pendientes.

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad


Publicidad