Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El radicalismo de López Obrador debilita al PRD, según analistas

Analistas consultados por CNNMéxico coinciden en que el radicalismo del ex candidato presidencial podría dañar la marcha del partido
mar 22 febrero 2011 11:58 AM
amlo-ife
amlo-ife amlo-ife

El radicalismo de Andrés Manuel López Obrador está provocando un conflicto en el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que podría no tener un punto de retorno, coincidieron analistas políticos consultados por CNNMéxcico. 

El ex candidato a la presidencia en 2006 por el partido de izquierda se manifestó este domingo en contra de la posibilidad de una alianza entre el PRD y el Partido Acción Nacional (PAN) en el Estado de México, principal termómetro para los comicios nacionales. Como consecuecia, anunció que pediría una licencia temporal como militante perredista .

El PRD le negó esta salida temporal del partido.  Jesús Ortega, dirigente perredista, argumentó que la figura de la licencia es inexistente en los estatutos del partido.

"La situación abierta de manera clara por las declaraciones y decisiones de López Obrador anunciadas ayer (el domingo) en el Estado de México son de aquellas que colocan el conflicto en un punto de no retorno. Está jugando claramente, para ponerlo de forma resumida, si no gano, me voy", dijo Jorge Alcocer, analista político.

Para Alcocer, el radicalismo de López Obrador busca, además de bloquear la posibilidad de una alianza entre el PRD y el partido de derecha, lograr una posición de ventaja de su grupo de apoyo en las elecciones internas que celebrarán los perredistas en marzo y consolidarse como el único candidato de su partido a la presidencia en 2012.

"Me parece que lo que estamos viendo, y por eso digo que es un punto de no retorno, es una situación en la cual López Obrador ha decidido poner en claro su opciones hacia futuro", agregó.

Publicidad

El ex jefe de gobierno de la Ciudad de México no ha sido respaldado por todos sus simpatizantes en el interior del partido. Para el politólogo Ezra Shabot, esto podría ser una muestra de que los perredistas temen la posibilidad de perder espacios que ya han ganado.

"El problema es que las corrientes que apoyan a López Obrador han dicho que ellos no se salen del PRD, incluso con las alianzas, pero representan un apoyo para López Obrador", explicó en entrevista.

"Vamos a tener un PRD que apoya a Marcelo Ebrard (actual jefe de gobierno del Distrito Federal) y al Partido del Trabajo y Convergencia, que apoyan a López Obrador, junto con un sector dentro del PRD apoyando también a López Obrador. Esto podría implicar perder espacios tan importantes como el DF, porque ahí se va a dar una diferencia importante en el voto", dijo.

Contrario a las opiniones de Alcocer y Shabot, el analista político Sabino Bastidas consideró que la posible ruptura de López Obrador con el PRD podría no representar un problema serio.

Recordó que cuando el fundador del partido, Cuauhtémoc Cárdenas, anunció que se alejaría del PRD, López Obrador surgió como un líder que logró convetirse en un personaje con posibilidades reales de ocupar la presidencia.

"Mi impresión es que está en marcha un proceso muy intenso de negociación entre el PAN y el PRD, y esa negociación debe haber llegado a un punto que le parece intransitable a López Obrador, y por eso señala y amaga con esta figura inexistente en los estatutos de la licencia temporal que para efectos prácticos es un retiro del partido", dijo.

"Por supuesto que la salida de AMLO representa un problema para el PRD, pero si eso acaba con un partido de izquierda no lo sé", agregó.

Publicidad
Publicidad