Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Hidalgo acoge la primera universidad para profesionalizar a los policías

La universidad expedirá constancias, diplomas, reconocimientos y títulos de policías, con validez oficial en todo el país
mar 01 marzo 2011 12:21 PM
policia
policia policia

Ante el aumento de crímenes relacionados con el narcotráfico y la incursión de miembros de organizaciones delictivas en corporaciones policiales, Hidalgo se vio en la necesidad de crear una universidad que profesionalice a los agentes y evitar que sean corrompidos por los cárteles de la droga.

En el contexto de la reciente detención de al menos 11 policías hidalguenses por presuntos nexos con el crimen organizado, la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) inauguró este lunes la primera universidad para policías en el país, con la que se pretende profesionalizar a los uniformados.

Con la creación de la Escuela Libre de Educación Superior Universitaria, Hidalgo se convierte en la primera entidad que contará con una carrera especial para la formación de sus policías y evitar que caigan en las redes del narcotráfico, así como prepararlos de una mejor manera para enfrentar a los criminales.

En los últimos días, la Policía Federal realizó en la entidad del centro del México diversos operativos relámpago, en los que detuvo a dos mandos policiales del municipio de Huejutla de Reyes y a nueve policías más de diversas localidades del estado, quienes fueron trasladados a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) en la Ciudad de México.

Uniformados de Hidalgo participaron en coordinación con los agentes federales para la búsqueda y captura de los elementos municipales a quienes se les acusa de presuntos nexos con células del narcotráfico, como Los Zetas, de acuerdo con la SSPH. 

Zona de narcos

Publicidad

Desde hace más de dos años, el actual titular de la policía hidalguense, Damián Canales, junto con sus uniformados, han enfrentado a los cárteles de la droga como la organización delictiva de Los Zetas, que cada día gana más territorio en la entidad, además de la recién incursión de La Familia Michoacana a tierras hidalguenses.

Los ataques a manos de la delincuencia organizada en contra de policías se han recrudecido en la entidad, a tal grado que el 22 de enero pasado un coche bomba estalló en el municipio de Tula y falleció el comandante de la policía local Víctor Peña. Los Zetas se atribuyeron el atentado. 

En junio de 2009, más de 100 policías estatales, municipales y ministeriales de Hidalgo fueron detenidos por la Policía Federal, acusados de brindar protección a dicha banda criminal. Casi dos años después, los acusados continúan en proceso de investigación debido a que el cártel pagaba hasta seis millones de pesos mensuales por la protección a los agentes.

Tras la detención, las declaraciones de los testigos relacionados con el caso, indicaron que los pagos dependían de las funciones de cada policía dentro de la organización criminal. Los uniformados recibían hasta 5,000 pesos quincenales por la protección de los criminales.

La aprehensión de los policías se registró luego que el 1 de octubre de 2008 la Policía Federal capturó a siete contadores en el restaurante Los Arcos de la colonia Juárez, en el Distrito Federal. A los detenidos se les incautó información clave de los movimientos financieros del grupo criminal, incluida una nómina de policías de Hidalgo. 

La policía estatal mantiene hermética la información sobre las incursiones sorpresa de agentes federales para detener a los agentes acusados de proteger a los grupos delictivos.

Derecho, defensa personal y literatura

A poco menos de dos años de la captura de los policías, la SSPH inauguró la Escuela Libre de Educación Superior Universitaria, que invertirá entre 350,000 y 400,000 pesos en la capacitación de cada uno de sus nuevos uniformados, que durante tres años estarán cursando la carrera.

El plan de estudios contiene un eje jurídico que todas las materias tienen que ver con la función propia del policía y la cuestión jurídico penal, además tiene que ver con toda la preparación física del policía durante los seis semestres que dura la carrera.

"El instituto va a tener un acondicionamiento físico, los nuevos policías van a aprender tácticas defensivas, van a aprender el uso racional de la fuerza para que no cometamos ningún exceso, tenemos también materias que tienen que ver con protección civil, primeros auxilios, literatura policial y criminología", indicó el titular de la policía estatal.

La nueva universidad tendrá la facultad de expedir constancias, diplomas, reconocimientos y títulos de policías, con validez oficial en todo el país.

"Ganaremos la confianza de la sociedad, yo no concibo a un licenciado en seguridad cometiendo un acto de extorsión, recibiendo una gratificación y poniendo en riesgo toda su formación y su futuro en el ámbito policiaco”, refirió Canales Mena.

Publicidad
Publicidad