Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ebrard, convencido de su ventaja en la izquierda sobre López Obrador

El Jefe de Gobierno indicó que en una encuesta abierta lograría convertirse en candidato de la izquierda a la presidencia de México
lun 07 marzo 2011 07:50 AM
ebrard video
ebrard video ebrard video

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard , aseguró que en una encuesta abierta para obtener la candidatura de la izquierda por la presidencia de México en el 2012 derrotaría a Andrés Manuel López Obrador.

"Si tú sacaras ahorita una encuesta, y tenemos en población abierta como posibles candidatos, tengo mayor porcentaje que Andrés Manuel ", afirmó Ebrard en entrevista con CNNMéxico.

Para Ebrard, la carrera rumbo a 2012 ya comenzó. De hecho, fijó enero como la fecha límite para dejar la Jefatura de Gobierno en busca de la Presidencia. Ahora su cabello está más alisado, se ve delgado, e incluso su rostro luce más jovial que antes de hacer públicas sus aspiraciones presidenciales. Él lo adjudica al ejercicio y a los paseos ciclistas de cada mes, uno de los programas de su administración en el Gobierno capitalino.

"Si hubiese hoy una encuesta contundente respecto a quién debe representar a la izquierda, y el ganador resulta ser Andrés Manuel, pues adelante, todos lo apoyaríamos, pero no hay tal", dijo Ebrard sobre el liderazgo en el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El Jefe de Gobierno del Distrito Federal es el principal adversario de la izquierda del ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador. Irónicamente, López Obrador es el candidato natural dentro del partido, pero Ebrard representa esa opción entre la población. 

Para el gobernante, los datos objetivos de su ventaja sobre López Obrador son: la diferencia en el tipo de liderazgo y en ideas, cómo lo ve el electorado y sus posibilidades de crecer y atender las necesidades del país.

Publicidad

"Creo que la gente hoy está buscando eso, más allá de las características personales".

Ebrard se refirió a sus aspiraciones presidenciales como una posibilidad real: sonríe y bromea a la menor provocación, y se muestra como más que un operador político.

Señaló que, en el fondo, México tiene un problema de rumbo, y no se trata solamente de quién va a ganar, sino de quién puede tener una mayor capacidad para manejar un país con altos índices de violencia, en la "desesperanza", sin crecimiento económico, y con zonas del país sin control por parte del Estado.

La fuerza de Ebrard se ha potenciado tras el éxito de las alianzas entre el PAN y el PRD en Puebla, Oaxaca y Sinaloa, donde el Partido Revolucionario Institucional (PRI) había gobernado por más de 80 años.

En contraste, López Obrador ha sido firme en su rechazo a la posible alianza entre el PAN y el PRD contra el PRI en el Estado de México, donde gobierna el puntero en las encuestas presidenciales del 2012, Enrique Peña Nieto.

"En el Estado de México (…) vas contra un régimen. Son 80 años del mismo partido que todo domina, todo controla. Primero tienes que abrir la alternancia", dijo Ebrard. 

López Obrador y varios grupos del PRD han amagado con "pedir licencia" del partido si se consolida la alianza con el PAN. Circunstancia que se une con que el PRD enfrenta una crisis interna en la búsqueda de un dirigente el próximo 19 de marzo.

"Hay que sortear esta crisis porque por más diferencias que haya respecto a sí o no a una alianza en el Estado de México, el PRD hoy por hoy es el instrumento principal de la izquierda mexicana", afirmó Ebrard.

"El PRD está por encima de las personas, es una institución, y después del 19 de marzo hay que reposicionarlo en la lucha nacional, en el debate político nacional, y tratar de conseguir el mejor resultado posible en el Estado de México y en las otras elecciones", agregó.

Publicidad
Publicidad