Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Marchan en ciudades de México por la paz tras el asesinato de Sicilia

El padre del joven muerto aseguró que se quedará en el zócalo de Morelos hasta el 13 de abril, plazo dado para encontrar a los asesinos
mié 06 abril 2011 08:48 PM

Miles de mexicanos gritaron hoy "¡Estamos hasta la madre!" de la violencia que ha dejado más de 35,000 muertos desde 2006, en marchas celebradas en unas veinte ciudades del país y alrededor del mundo.

En la manifestación que encabezó el movimiento, en la ciudad de Cuernavaca, en el estado de Morelos, el poeta y periodista Javier Sicilia anunció que realizará un plantón en el zócalo de la localidad hasta el 13 de abril, en protesta por la falta de avances contundentes en la investigación del asesinato de su hijo y seis personas más, muertos en dicha entidad.

“No podemos permitir más que un muchacho, una muchacha, un niño o niña sean asesinados. Sólo se nos ha informado que se han identificado a dos de los asesinos. Eso no nos basta. Por ello he decidido quedarme aquí en un plantón en esta plaza, delante de las ofrendas que han levantado por nuestros hijos, junto con todos aquellos que quieran acompañarme, y en oración hasta el 13 de abril”, anunció el escritor en un mensaje que también se leyó en el Zócalo de la Ciudad de México.

En el mensaje que leyó frente a una instalación militar, Sicilia dijo que las fuerzas armadas deben devolver la confianza a los ciudadanos de que realmente custodian a la nación. “Nuestros muertos no son cifras, no son números, son seres humanos con nombre”, dijo el periodista.

La marcha por la paz convocada en la tarde de este miércoles por el poeta Javier Sicilia, tras el asesinato de siete personas, entre ellas su hijo Juan Francisco, el pasado 28 de marzo, en el estado de Morelos, reunió a cerca de 8,000 personas.

La columna de manifestantes partió de la rotonda de la Paloma de la Paz hacia el centro de la urbe, donde agitaron banderas blancas y de México, soltaron globos y portaron pancartas exigiendo justicia y no más muertes

Publicidad

Ahí, el poeta y escritor Javier Sicilia , leyó un poema y exigió al Ejército que salga de las calles. Ninguna autoridad militar salió de las instalaciones a recibir al contingente.

A la marcha se sumaron políticos locales, pero tuvieron que dejar el contingente por la exigencia de los ciudadanos.

Ciudad de México

En la capital del país, el punto de encuentro fue la explanada del Palacio de Bellas Artes, donde desde las 17:00 horas (tiempo local) retumbaban los gritos de “No más sangre” y “Fuera Calderón”.

Las consignas de los ciudadanos que se reunieron en una marcha contra la inseguridad se fundieron en una sola demanda: “Ni un muerto más”.

El actor mexicano Daniel Giménez Cacho encabezó el contingente que se reunió para condenar la muerte de Juan Francisco Sicilia. Pocas flores rojas se pudieron reunir en el zócalo, pero los gritos de indignación no pararon.

En la explanada del Zócalo, tras haber marchado por más de una hora, los manifestantes seguían gritando.

La poesía fue el denominador común de la protesta. No sólo se leyó parte de la obra de Javier Sicilia, sino que un grupo de intelectuales se encargó de armar versos en contra de la lucha por la seguridad iniciada en diciembre de 2006. 

“Si no pueden, renuncien”, recordaban los manifestantes haciendo alusión al activista Alejandro Martí , que también perdió un hijo tras un secuestro violento. 

La marcha, que se replicó en otras 30 ciudades del país y en cuatro países, tenía el objetivo de difundir la carta que Sicilia publicó tras la muerte de su hijo. “Estamos hasta la madre”, escribió Sicilia y repitieron los ciudadanos que se dieron cita en el centro de la Ciudad de México.

“Queremos paz, educación, seguridad”, gritaron los hombres y mujeres que participaron en esta marcha por la seguridad, la tercera de la que se tiene memoria en la historia reciente del país.

Monterrrey

Alrededor de 250 personas de la sociedad civil organizada, estudiantes de universidades de la zona metropolitana de Monterrey y ciudadanos se congregaron en la Plaza de los Héroes frente al Palacio de Gobierno de Nuevo Léon para manifestarse contra la estrategia de seguridad del gobierno federal.

Los asistentes leyeron poemas del periodista y poeta Javier Sicilia y gritaron en protesta: Ni un muerto más.

Los ciudadanos colocarán veladoras frente al palacio de gobierno para recordar al hijo del poeta Javier Sicilia.

Guadalajara

Alrededor de 700 ciudadanos se congregaron en la glorieta Niños Héroes de la ciudad de Guadalajara, capital del occidental estado de Jalisco, para sumarse a la marcha por la paz nacional en solidaridad con el poeta, Javier Sicilia.

"Le pedimos al señor que preside esta nación que decline en su estrategia y que humildemente diga, le fallé y vamos por otro lado", dijo Margarita Sierra, representante El Colectivo (asociación civil que agrupa a varias organizaciones ciudadanas).

La ex comisionada especial para prevenir y erradicar la violencia de género en Ciudad Juárez, Guadalupe Morfín, participó en la congregación al dar lectura a un poema escrito por ella y dedicado a Sicilia.

Algunos integrantes de la Federación de estudiantes de Guadalajara colocaron siluetas humanas de plástico que representan a algunas de las víctimas de la lucha contra el narcotráfico.

Querétaro

Al grito de "No más sangre" y "Ni un muerto más; marchamos por la paz", al menos 100 personas marcharon por las calles del centro de la capital de Querétaro para sumarse a la marcha nacional por la paz.

Hidalgo

Al menos 150 personas marcharon por las calles de Pachuca, en el central estado de Hidalgo, para levantar la voz en contra de la violencia en México.

Agrupaciones de la sociedad civil del estado, acompañados de personal de la Comisión de Derechos Humanos local, tomaron la plaza principal de la capital del estado, donde hicieron un evento simbólico, emitieron un pronunciamiento ciudadano y realizaron brigadas informativas.

“Los feminicidios, las violaciones en contra de mujeres, defensores de derechos humanos,  periodistas y  migrantes, quedan englobados en las estadísticas generales derivadas de los distintos actos de violencia en México. Ante estos hechos, en Hidalgo decimos: No más sangre”, indicaron elementos de las sociedades organizadas.

Cancún

La movilización ciudadana convocada por el poeta y periodista Javier Sicilia a nivel nacional logró reunir a poco más de 150 personas que marcharon de la llamada fuente de El Ceviche hasta el Palacio Municipal. La mayoría vestían ropa blanca.

Sinaloa

En Mazatlán, en el occidente de México, menos de 30 personas se reunieron en la plaza pública, frente al palacio municipal, y respondieron a la convocatoria contra la violencia a través de música, lecturas y reflexiones.

Los manifestantes colocaron dos ataúdes de madera sobre un pequeño templete, simbolizando las muertes generadas por la violencia derivada del combate al crimen organizado.

Concentraciones en otras capitales

Las manifestaciones tuvieron réplicas en al menos 15 ciudades de México.

A las 17:00 horas (tiempo local) se convocó a manifestaciones en los consulados mexicanos en París, Buenos Aires, Santiago de Chile y Nueva York.

“Esta marcha nacional ha tenido un eco en gran cantidad de entidades del país y también en muchas partes de fuera de México", informó Pierre Rocato, uno de los líderes del movimiento.

Entre las ciudades mexicanas en las que se replicó la marcha morelense están Ciudad Juárez, Monterrey, Saltillo, Manzanillo, San Luis Potosí, Aguascalientes, Guadalajara, Guanajuato, Ciudad de México, Jalapa, Puebla, Mérida y Cancún, entre otras. En el exterior hubo movilizaciones en París, Barcelona, y Buenos Aires.

El origen de la indignación

Las manifestaciones ocurren después de que el lunes 28 de marzo fueron encontrados los cuerpos Juan Francisco Sicilia , hijo del periodista y colaborador de la revista Proceso, Javier Sicilia, además de una mujer, cuatro jóvenes y un ex militar dentro de un automóvil en el municipio de Temixco, Morelos.

La violencia derivada de la estrategia de combate frontal al crimen organizado , iniciada por el gobierno mexicano en 2006, ha causado hasta el momento más de 34,000 muertes.

En este reporte contribuyeron Tania Montalvo, Belén Zapata, Brisa Muñoz, Javier Estrada, Norma Saldaña, Misael Zavala, Iván Moyle y Óscar Guadarrama

Publicidad
Publicidad