Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La violencia provoca que Acapulco viva su 'peor crisis de imagen'

Ante los hechos violentos, las autoridades de este destino desarrollan una estrategia para frenar la caída del turismo extranjero
sáb 09 abril 2011 06:42 AM
Acapulco
Acapulco Acapulco

Autoridades y prestadores de servicios turísticos de Acapulco, Guerrero, aceptaron por primera vez la crisis que enfrenta este destino, por lo que acordaron una estrategia para recuperar la caída del 50% del turismo extranjero de 2006 a 2010, incluyendo a los springbreakers, que pasaron de 120,000 visitantes en temporada a sólo 93 estudiantes.

El descenso llevó al gobierno de Guerrero, en el sur de México, a aceptar por primera vez que Acapulco está viviendo la peor crisis de imagen de la historia ” a consecuencia de los actos delictivos relacionados con el narcotráfico, reconoció la secretaria de Turismo estatal, Graciela Báez Ricárdez.

“Tenemos una tendencia a la baja en la ocupación hotelera, en cruceros, en vuelos. Es necesario hacer algo, hoy, en este tema”, admitió.

La funcionaria del nuevo gobierno de Guerrero adelantó en una conferencia de prensa junto con empresarios hoteleros y restauranteros la creación de una oficina de crisis ante la imagen negativa de la entidad. En el acto estaban presentes empresarios hoteleros

Báez explicó que la medida forma parte de un plan integral para el rescate de Acapulco , que integrará también promoción ante el mercado nacional y extranjero, una correcta planeación de Acapulco y un monto importante en la inversión para la estructura urbana.

Al final de la conferencia, consultada por CNN México, Báez Ricardez reconoció que este destino ha dejado de crecer en materia turística, y como ejemplo, dijo, se sigue manteniendo el mismo número de vuelos desde 2005, que es de 10 vuelos diarios.

Publicidad

De 10 pasajeros que arriban a la ciudad, siete son nacionales y tres extranjeros. En 2008 Acapulco recibió 1,088,000 pasajeros, cifra que descendió en 2009, con 839,048 turistas, y en 2010 con 770, 000.

Esas acciones de rescate que implementará el gobierno de Guerrero para Acapulco demuestra la realidad que están padeciendo restauranteros, hoteleros y prestadores de servicios turísticos de Acapulco, el mismo lugar que en los años 50 y 60 era visitado por figuras como John Wayne, Elizabeth Taylor, Orson Wells y otros artistas de Hollywood que tomaban a estas playas como su sitio de descanso.

Pero no sólo se ha registrado una baja en la captación de visitantes, que actualmente mantienen una ocupación promedio de 47%, sino también la decisión del gobierno federal de hacer del Tianguis Turístico una feria itinerante por otros destinos de playa.

El Tianguis Turístico significaba para Acapulco una derrama de 120 millones de pesos , así como la visita de poco más de 22, 000 mil compradores y empresarios de 23 países.

Carlos Godoy, restaurantero y presidente del Consejo Empresarial Turístico de Acapulco, reveló que, ante la caída de turismo, los restauranteros, así como los dueños de bares y discotecas, decidieron a partir de éste año abrir sólo los jueves, viernes y sábado.

“Nosotros vivimos de nuestros negocios, la gente de Acapulco vive de sus pequeñas empresas. Las discotecas y nosotros los restauranteros cerramos por la crisis, sólo abrimos los fines, del domingo al miércoles preferimos estar cerrados”.

La Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco también reporta una caída en la ocupación de las hospederías, que pasó de una ocupación promedio de 51 puntos porcentuales a 47 puntos porcentuales.

Ahora las escenas habituales para los pobladores son enfrentamientos y asesinatos entre integrantes del crimen organizado , que han dejado en lo que va del año en Acapulco 80 personas asesinadas, siendo marzo y lo que va de abril los meses más violentos con poco más de 70 personas muertas.

A lo largo de la zona turística y la periferia es común ver hummers del Ejército Mexicano y patrullas de la Policía federal en recorridos de vigilancia.

Otra consecuencia de la violencia, como la que se vivió la mañana del lunes pasado, en donde un enfrentamiento contra un cártel de la droga provocó un incendio que consumió todo un tianguis y un centro comercial, son los sobrevuelos diarios –al menos tres veces al día- de dos helicópteros de las Fuerzas federales por las colonias populares de Acapulco.

Publicidad
Publicidad