Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Inseguridad no se resuelve cambiando a un funcionario, dice Javier Sicilia

El escritor dijo que el problema de inseguridad es más de fondo y no se resolverá con la sustitución de un funcionario
dom 10 abril 2011 07:21 PM
Javier Sicilia
Javier Sicilia Javier Sicilia

El cambio de Secretario de Seguridad Pública estatal es puro maquillaje, dijo esta tarde en Cuernavaca, Javier Sicilia, padre de Juan Francisco, uno de los siete jóvenes asesinados en la localidad de Temixco, en el sureño estado de Morelos, el 28 de marzo.

Añadió que el problema de la seguridad es algo mucho más de fondo y no se resolverá cambiando una cara por otra.

“Lo que yo quisiera es una transformación del sistema, el problema es el sistema, el problema es la corrupción y las complicidades que hay allá adentro, entonces pongamos a quien pongamos, quitemos a quien quitemos, si no atacamos el terreno de fondo, el problema de fondo, no vamos a resolver nada, es pura cosmética”, expresó el escritor.

Este domingo, Gastón Menchaca Arias, secretario de Seguridad Pública de Morelos, fue cesado de su cargo 14 días después del asesinato de siete personas , entre ellas el joven Juan Francisco Sicilia, informó el gobernador Marco Adame.

El mandatario designó a Gilberto Toledano Sánchez como nuevo secretario de Seguridad. Hasta ahora se desempeñaba como director de Seguridad Privada en la entidad.

En respuesta, Javier Sicilia emplazó a las autoridades a capturar a los asesinos de su hijo antes del 13 de abril y en caso de ser así, le daría un voto de confianza al gobernador Marco Adame.

Publicidad

“Si encuentra a los asesinos de los muchachos y los procesa antes del miércoles o el miércoles mismo, pues yo le daría un voto de credibilidad, vamos a ver si puede, pero si no, si realmente tiene vergüenza, si realmente juró con el corazón, pues que lo demuestre o que se quede gobernando con su vergüenza, no sé qué va a gobernar, pero que se quede en el puesto cobrando su salario pues con la vergüenza, con el estigma de no haber sido fiel a su juramento”

De no encontrar a los asesinos de su hijo, el miércoles dará a conocer las medidas que tomará para seguir manifestando su indignación por la ola de violencia que vive la entidad.

El escritor expresó que no quiere ser tomado como un líder, o un salvador que podría transformar al país, si no como un hombre cansado de la inseguridad y que exige justicia.

“Olvídense de los líderes, los líderes terminan por decepcionar, todos somos hombres, somos seres humanos, cuando se ponen sobre los hombros de un ser humano expectativas de héroes mitológicos o de dioses mitológicos que pueden transformar al país se equivocaron y por eso después decepcionan”, comentó el también periodista.

“No soy Zapata, no soy Marcos, no soy Villa, no soy, terminamos por decepcionar”, culminó.

El escritor mantiene un plantón en el zócalo de Cuernavaca desde el pasado 6 de abril en protesta por el asesinato de siete personas, entre ellas, su hijo Juan Francisco, cuyos cuerpos fueron encontrados en el interior de un vehículo el 28 de marzo.

Publicidad
Publicidad