Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

11 sindicalistas, al reclusorio por quema de autos y disturbios en el DF

Los integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas deberán enfrentar cargos por la quema de autos y desmanes durante una manifestación
mié 13 abril 2011 11:28 AM
Autos quemados por SME
Protesta auto SME Autos quemados por SME

Las 11 integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas detenidos por incendiar cuatro autos y enfrentarse a la policía durante una manifestación el lunes pasado, en una de las zonas más céntricas de la Ciudad de México, serán presentados ante un juez para enfrentar cargos por daños a la propiedad, lesiones y resistencia de particulares.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que fueron trasladados al Reclusorio Oriente este miércoles.

La dependencia señaló que está a la espera de alguna denuncia de los propietarios de los vehículos que fueron quemados y que remitirá a la Procuraduría General de la República (PGR) un apartado de la investigación para que se indaguen los delitos federales.

Se prevé que antes del mediodía la justicia capitalina informe los detalles oficiales sobre la consignación de los 11 sindicalistas.

Los disturbios iniciaron cuando integrantes de la extinta compañía estatal Luz y Fuerza del Centro (LyFC) se manifestaron en las calles de la Ciudad de México un año y medio después de que la empresa fue cerrada por orden del presidente Felipe Calderón, bajo el argumento de que era ineficiente y costosa. LyFC se encargaba de proveer electricidad en la capital del país.

Los manifestantes incendiaron los vehículos e hirieron a un trabajador de la CFE, le empresa que entró en remplazo de LyFC.

Publicidad

Aunque en un principio se aseguró que eran 12 los detenidos , el gobierno del Distrito Federal informó finalmente de la detención de 11 personas.

Tras los arrestos, los manifestantes marcharon hacia el Zócalo de la ciudad, donde agentes lanzaron gases lacrimógenos. Algunas personas que estaban en una estación de metro cercana sufrieron irritación en los ojos y crisis nerviosas.

Los manifestantes exigían que las autoridades federales den un empleo a entre 16,000 y 44,000 personas que se quedaron sin trabajo desde el cierre de LyFC.

Publicidad
Publicidad