Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Vendedores de armas de EU mostraron preocupación por ‘Rápido y furioso’

A través de correos electrónicos a la ATF, los comerciantes expresaron dudas sobre la operación para combatir el tráfico de armas
jue 14 abril 2011 08:10 PM
Armerías
Armerías Armerías

Vendedores de armas de la ciudad de Phoenix, en Arizona, expresaron preocupación por las estrategias empleadas por la operación Rápido y furioso , ejecutada por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés) y la cual presuntamente permitió el tráfico de armamento hacia México.

Los comerciantes enviaron correos electrónicos a la ATF, en los que manifestaron sus dudas respecto del operativo, de acuerdo con un reporte de la cadena estadounidense CBS News publicado este jueves .

En uno de los mensajes, un vendedor no identificado escribió: “Sólo queremos estar seguros de que estamos cooperando con la ATF y de que no se nos está viendo como los malos”.

También pidió una carta que lo eximiera de ser vinculado penalmente con algún traficante de armamento, pero ésta le fue negada.

David Voth, supervisor de la ATF, le respondió: “Entiendo que la frecuencia con que algunos individuos bajo nuestro investigación han comprado armas de su negocio le ha causado preocupaciones. (…) Sin embargo, si esto le ayuda, estamos en constante monitoreo de estos sospechosos a través de técnicas que no puedo revelar en detalle”.

A principios de marzo, el agente federal John Dodson reveló a CBS News que recibió órdenes de dejar pasar armas a México como parte del operativo Rápido y furioso. Otros funcionarios han hecho las mismas afirmaciones e incluso dicen que el operativo fue aprobado por altos cargos en Washington.

Publicidad

El Departamento de Justicia, del que depende la ATF, niega las acusaciones y, a través de su titular, Eric Holder, ordenó una investigación al respecto.

Tanto el Congreso de Estados Unidos como el gobierno mexicano han exigido que las indagatorias se aceleren para esclarecer la situación.

El legislador republicano Chuck Grassley dijo en una audiencia ante el Senado que ha enviado ocho cartas al Departamento de Justicia y solicitado documentos sobre el caso, pero hasta ahora no ha conseguido respuestas .

“Se supone que la ATF debe detener a los criminales que trafican armas a los cárteles de la droga mexicanos (pero) en realidad les estaban facilitando ese tráfico”, declaró el senador.

A raíz de la revelación de Rápido y furioso, el gobierno mexicano ha aumentado sus llamados a que Estados Unidos tome las medidas necesarias para frenar el tráfico de armamento, pues considera que éste llega hasta los grupos del crimen organizado.

El gobierno de Barack Obama admite que detener el flujo ilegal de armas hacia México es una “tarea desafiante”, pero cree posible lograrlo.

Publicidad
Publicidad