Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"Después de Dios, sigue el Ejército": alcalde de García, Nuevo León

Un equipo especial de 64 ex militares brinda protección al edil y a la población, además comparte inteligencia con el Ejército
mar 19 abril 2011 06:00 AM
alcalde de garcía nuevo león
alcalde de garcía nuevo león alcalde de garcía nuevo león

Al alcalde de García, en el estado industrial de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón , le apodan Bronco por su personalidad ruda: es un hombre con un marcado acento norteño, directo y con una formalidad para vestir, pero sencilla.

El presidente municipal de esta localidad de apenas 40,000 habitantes, conurbada a la capital del norteño estado, Monterrey, fue en poco más de un mes el blanco de dos atentados de los que vivió para contarlos .

El primero fue el pasado 25 de febrero y después le siguió el del 29 de marzo, cuando cerca de 40 personas a bordo de 15 camionetas intentaron asesinarlo a balazos. Él se salvó, pero no su escolta Agustín Matías.

"Yo recibí un municipio que tenía muchos problemas, un municipio desordenado, una policía totalmente corrompida . Vaya, en García todo mundo hacía lo que quería hacer. Yo empecé a poner orden, ahorita ya tenemos una policía nueva, quitamos a todos los que estaban anteriormente", cuenta a CNNMéxico el alcalde priista, elegido para el periodo 2009-2012.

Rodríguez Calderón tomó las riendas de la seguridad en García y decidió depurar 160 policías municipales , y los reemplazó con 120 nuevos que complementan la labor preventiva de 52 más que turnan guardias en las 106 colonias que conforman la localidad.

Creó también un grupo élite compuesto por 64 ex militares que le brindan protección personal, además de vigilar a la Secretaría de Seguridad Pública municipal y a la población. El trabajo de este exclusivo grupo se divide en dos turnos y tiene la función de generar inteligencia que provee al Ejército para los operativos.

Publicidad

El alcalde asegura que durante su administración se han clausurado 250 establecimientos donde se vendía droga, además de sacar de circulación a 1,200 taxis sin registro, denominados piratas, como parte de un programa de regularización de este servicio.

"Eso enojó a la delincuencia porque les quitamos su medio de transporte para transportar droga (...) En García no hemos tenido levantones, secuestros, balaceras, mas que contra Jaime. ¿Por qué razón? Porque pusimos orden", asegura.

"En García vemos un delincuente y lo perseguimos y si podemos lo atrapamos, y si no lo atrapamos le damos una corretiza (ir detrás de alguien con prisa)".

Rodríguez Calderón señala que la venta de droga se ha reducido en García desde que se implementaron los operativos, pero que el reto de reducir los niveles de consumo y tráfico aún continúa.

“Quiero ser un alcalde que deje huella en el municipio, que mis hijos se sientan orgullosos de su papá y que evidentemente la ciudad cambie porque ahí pienso vivir toda la vida. Yo no pienso irme de García nunca”, sostiene.

A raíz del segundo atentado contra el alcalde, en las redes sociales y los medios de comunicación locales surgió la propuesta de que Rodríguez Calderón se postulara para una gubernatura, pero él descarta esta posibilidad, al menos en el corto y mediano plazo.

“Cuando haya elecciones lo decidiré”, asegura, “¿Por qué me quieren dar más trabajo? La verdad es que a García es algo que yo he pensado arreglar”.

Al menos  8 de los 971 homicidios relacionados con la delincuencia organizada registrados en el estado ocurrieron en García durante el periodo 2006-2010, de acuerdo con cifras del gobierno federal.

Después de Dios, el Ejército

Tras una reunión que el alcalde tuvo con autoridades estatales y militares el pasado 30 de marzo, entre las que se encontraban el gobernador Rodrigo Medina y el general de la Cuarta Región Militar, Noé Sandoval, el Ejército reforzó su presencia en García.

"Después de Dios es al Ejército al que más queremos en este país", reflexiona. "Debemos de darle protección y seguridad a la gente y no andarle sacando la vuelta. En el camino vamos a quedar varios. ¿A poco tú crees que no sé yo que mañana puedo ya no amanecer? Claro".

El cuartel instalado en García alberga al menos a 100 soldados que brindan apoyo al grupo élite, con el que constantemente comparte información.

El también ex diputado local y federal dice que la única forma en que la ciudadanía colaborará con la autoridad para denunciar delitos es si hay un verdadero compromiso institucional para combatir a la delincuencia organizada.

"La muerte la tenemos todos. Unos más pronto que otros, pero todos nos andamos cuidando de la muerte y no hacemos nada por vivir", dice.

El Alcalde Bronco

Después del segundo atentado al edil, el ex funcionario local y compositor de corridos —género musical del norte de México— Rodrigo García, le compuso a Rodríguez Calderón una pieza titulada Alcalde Bronco.

"Lo escuché unas 10 veces", cuenta, "primero me acordé de Agustín, el guardia que cayó, de mi mamá, porque siempre me ha dicho que me cuide y que haga las cosas, pero que me cuide".

Me hizo llorar un ratito, es cierto. Se lo di a mi mamá, ella lloró, y yo le dije: 'No llore, ¿para qué llora?, si todavía no me matan, llore cuando me maten y luego pone el corrido, para que en el velorio todos griten y canten, en lugar de llorar'".

A lo largo de 2010 un total de 13 alcaldes mexicanos murieron en circunstancias violentas, algunos de ellos fueron privados de su libertad.

Al alcance de los ciudadanos

Como parte de estrategia para combatir a la delincuencia organizada en García, el alcalde promocionó a inicio de abril el programa Águila, que consiste en que la ciudadanía denuncie delitos y señale las necesidades del municipio a través de mensajes de texto enviados a un número de teléfono celular.

El teléfono es atendido personalmente por el alcalde, quien llega a recibir entre 250 y 300 mensajes de texto diarios: “Es una forma extraordinaria de gobernar. Si utilizas la tecnología como debe ser (...) Todo el que me llama a mí me reporto”, asegura.

Menciona que como parte de esta estrategia se inició un esquema de guardia ciudadana en 26 colonias de García, donde en cada una de ellas un vecino reporta constantemente a las autoridades la situación de seguridad.

Publicidad
Publicidad