Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Migrantes centroamericanos escenifican el vía crucis que viven en México

Los manifestantes buscan mostrar el calvario que todos los días viven en territorio mexicano al ser víctimas de delincuencia y autoridades
mié 20 abril 2011 05:45 PM
via crucis migrantes chiapas
via crucis migrantes chiapas via crucis migrantes chiapas

Vestidos como apóstoles, algunos migrantes, activistas y defensores de los derechos humanos iniciaron la escenificación de un vía crucis, con el que pretenden semejar los momentos vividos por Jesucristo antes de su crucifixión, pero bajo las condiciones que padecen miles de migrantes sin documentos que cruzan la frontera sur de México.

La escenificación, que durará tres días, inició este miércoles en el cruce del río Suchiate, que divide a México de Guatemala.

Los migrantes y activistas atravesaron el río —de aproximadamente medio kilómetro de ancho­— a bordo de lanchas artesanales elaboradas con cámaras de llantas de tractor, como lo hacen cada día miles de personas que cruzan por esta vía, para evitar documentar su entrada a territorio mexicano.

Los manifestantes cruzaron cargando cruces de madera y mantas en las que se lee: "No más muertes, ejecuciones, violencia, y violaciones a los derechos humanos. Vamos en busca de mejores condiciones de vida. No somos delincuentes".

A partir de este miércoles y durante tres días, los migrantes escenificaran los momentos que pasó Jesucristo desde su aprehensión hasta que fue crucificado. Recorrerán la llamada "ruta del migrante", que va de la costa de Chiapas hasta el municipio de Arriaga, donde generalmente abordan el tren que los conduce al centro de México

Subirán al tren y llegarán a la estación de Chahuites, Oaxaca, hasta Ixtepec, para dormir en la casa albergue del migrante del sacerdote católico Alejandro Solalinde , un activista defensor de los derechos de los migrantes.

Publicidad

"México ya ha acreditado fehacientemente su carácter reconocido y documentado de violador sistemático de los derechos humanos", dijo Solalinde, quien detalló que durante el vía crucis resaltarán cómo en los retenes, operativos, arrestos y deportaciones de migrantes en México, "no hay el más mínimo respeto de los derechos de movilidad humana".

Solalinde Guerra explicó a CNNMéxico que también denunciarán los peligros que enfrentan los defensores de derechos humanos, sobre todo quienes se encuentran en albergues de los estados de Chiapas, Oaxaca y Coahuila, donde se dedican a proteger a los migrantes centroamericanos en su tránsito por México.

Abuso de autoridad

Las organizaciones convocantes —Paso a Paso Hacia la Paz, Nuestros Lazos de Sangre, Familia Latina Unida, Movimiento Migrante Mesoamericano, Albergue Hermanos en el Camino, Alianza Braceros del Norte y Albergue Hogar de la Misericordia— insistieron en que además de la delincuencia organizada, los migrantes son víctimas del abuso de autoridades mexicanas .

"El descuido y complicidad de las autoridades mexicanas frente al fenómeno de la migración, da cuenta de su responsabilidad en los casos de secuestro, extorsión y muerte de cientos de migrantes que cruzan por la frontera sur, algunos con la intensión de llegar a Estado Unidos", explicó Rubén Figueroa vocero del grupo que encabeza esta movilización.

"Declaramos que asumimos el slogan acuñado por el dolor de las víctimas de la violencia criminal y de estado que nos rodea: Los migrantes estamos hasta la madre", dijo Figueroa.

"Denunciamos que en México son graves las violaciones a los derechos humanos en los retenes, operativos, arrestos y deportaciones de migrantes en México. A esto se unen los asaltos, secuestros y muertes en manos de la delincuencia organizada".

Los convocantes a este vía crucis, hicieron hincapié en la masacre de San Fernando en Tamaulipas en el 2010 , como un claro ejemplo de lo que sufren las personas en tránsito por México.

"Son demasiadas muertes las de los migrantes en tránsito por México y en nuestra frontera norte. Una sola sería demasiado, pero la magnitud de esta tragedia la convierten en un inaceptable y real holocausto migrante", mencionaron.

Según Andrea Hernández Fitzner, secretaria de la Frontera Sur del gobierno de Chiapas, cada año cruzan de forma indocumentada entre 40,000 y 60,000 migrantes; provenientes principalmente de Honduras, El Salvador y Nicaragua.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reportó que en 2010 más de 11,000 migrantes han sido secuestrados en México, particularmente en 71 municipios, distribuidos en 15 estados del país, donde se tienen ubicadas las zonas de mayor riesgo para los migrantes que ingresan a este país.

En este reporte contribuyeron Ángeles Mariscal y Olga Rosario Avendaño

 

Publicidad
Publicidad