Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Niños presentan trastornos psicológicos por fosas clandestinas en Durango

Los menores de edad son los más vulnerables a sufrir trastornos por el hallazgo de los 201 cuerpos enterrados clandestinamente en el estado
sáb 14 mayo 2011 04:09 PM
fosas durango
fosas durango fosas durango

Los menores de edad son los más vulnerables a sufrir trastornos de estrés a causa del impacto social que dejó el hallazgo de 5 fosas clandestinas en la capital duranguense , informó a CNN el Instituto de Salud Mental del Estado (ISMED).

Sergio Morales y su esposa Margarita viven con sus dos hijos, de 9 y 11 años, en una casa de clase media en Las Fuentes, sitio donde fue descubierta la fosa de mayor dimensión, que contenía 89 cuerpos.

El padre de familia relató a este medio lo difícil que fue informar a sus “pequeños” sobre la existencia de gente enterrada a dos cuadras de su hogar y muy cerca de su escuela.

“Los federales excavaron por 12 días y los niños preguntaban, eran muchas las dudas al ver que la gente andaba en la calle con tapabocas, que los noticieros mencionaban en repetidas ocasiones el nombre del fraccionamiento y la cifra de cuerpos que día con día incrementaba”.

A decir de Sergio, los menores quedaron sorprendidos tras enterarse de lo ocurrido por medio de un periódico local y después no salían de la casa, ni siquiera a la tienda, “papá, sacaron muchos muertos a un lado de la escuela”, expresó uno de sus hijos al cuestionar “quién fue, cómo y cuándo”. 

“Fueron varios días de angustia, los federales acordonaron la zona, con una máquina retroexcavadora comenzaron a sacar los cuerpos; a diario desenterraban restos”, comentó Sergio Morales.  

Publicidad

Económicamente la familia Morales pasa por momentos difíciles tras negarse a recibir todo tipo de apoyo relacionado con salud mental, pues consideran la situación como un problema pasajero.

La titular del Instituto de Salud Mental del Estado de Durango (ISMED), Rosa Tapia Rodríguez, comentó que durante el presente año se han atendido 400 casos de trastorno por estrés postraumático, de los cuales 245 son menores de edad.

Se tienen detectados 30 casos de personas que resultaron afectadas al darse cuenta de la exhumación de restos humanos cerca de su residencia. “Son víctimas que evitan sentir los síntomas (alimentación insuficiente y cambio de conducta) de la depresión originada por presenciar o enterarse de hechos de alto impacto, lo que debe ser atendido a la brevedad”, comentó.

La psiquiatra aseguró que el ISMED está listo para recibir gente con problemas de salud, en respuesta a los resultados arrojados por las muestras de genética para identificar a sus seres queridos que están desaparecidos.

La fosa clandestina de mayor dimensión, de la que los policías federales exhumaron 89 cuerpos, se ubica al nororiente de la capital duranguense, en una zona residencial de clase media llamada Las Fuentes, donde los vecinos han cambiado de actitud para extremar precauciones ante la posible presencia delictiva.

La noche del pasado jueves concluyeron las excavaciones en la capital, después de localizar 201 cadáveres en las 5 fosas detectadas en diversos puntos de la capital. 

Elementos del Ejército y de la Policía Federal continuarán la búsqueda de cuerpos en los municipios de Nuevo Ideal, Santiago Papasquiaro y Cuencamé, tras haber recibido reportes anónimos.

La mañana de este viernes, el fiscal Ramiro Ortiz Aguirre lamentó el hallazgo de los cadáveres, y dijo que se trataba de una situación controlada. Destacó el ambiente de seguridad que prevalece en los sitios de los hallazgos.

En los próximos días, los cuerpos exhumados podrán ser enviados a la fosa común, luego de que peritos de la Procuraduría General de la República (PGR) culminen con la toma de muestras necesarias para la investigación de identidades.

Publicidad
Publicidad