Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La 'revolución blanca' de Nueva Alianza es vital para el PRI en el Edomex

La campaña del partido, en la que el magisterio tiene un papel fundamental, busca entregar a Eruviel Ávila, al menos 150,000 votos
jue 09 junio 2011 08:47 AM
Nueva ALianza mitin Eruviel
Nueva ALianza mitin Eruviel Nueva ALianza mitin Eruviel

El candidato  mejor posicionado en las encuestas  para gobernar el Estado de México sabe que no puede despreciar la fuerza del cuarto partido político más importante en la entidad con más electores en México.

No es en vano que los integrantes del Partido Nueva Alianza (Panal), tengan un lugar privilegiado , flanqueando el espacio destinado para funcionarios y los priistas más destacados del estado, en cada uno de los actos de campaña de Eruviel Ávila, abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

El Partido Nueva Alianza, fundado hace seis años, promete entregar a Eruviel por lo menos 150,000 votos durante los comicios del 3 de julio, el equivalente al 7% de los sufragios totates que tuvo el PRI en la elección de 2009, cuando en el estado se eligieron alcaldes.

La fuerza que el Panal podría tener en la entidad también es equiparable al 17.37% de los votos que obtuvo el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en 2009. Ese insitituto político es actualmente el segundo lugar en las encuestas.  

"Queda claro que Nueva Alianza ha sumado mucha gente. No tengo el número exacto, pero vamos a dar muy buenos resultados, lo hemos venido midiendo y al decir que son 150,000 (votos) nos estaríamos quedando cortos", dijo a CNNMéxico, Mónica Arriola Gordillo, coordinadora general de la campaña en el Estado de México para el Panal.

El 23 de marzo pasado, los líderes nacionales del PRI, Panal y del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) decidieron unirse en alianza para buscar la gubernatura de la entidad más poblada del país, con 15 milones de habitantes.

Publicidad

Con la coalición Unidos por ti , Eruviel Ávila busca mantener en manos del PRI — que ha estado en el poder por 82 años —, la gubernatura de la entidad en la que votarán 10 millones 567,000 mexiquenses, según la lista nominal.

La fuerza del magisterio

La aliancista Mónica Arriola Gordillo, hija de Elba Esther Gordillo, lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), llama a la campaña de Nueva Alianza en el Estado de México, la revolución blanca, por ser una opción alternativa a los partidos tradicionales nacida en el magisterio estatal.

“Somos un partido que proviene de la adición de maestros, eso no lo vamos a negar nunca, es un proyecto, pero eso no significa que estemos alejados de los intereses sociales de los ciudadanos. Los maestros han tenido la gran generosidad de hacer un partido político para poder generar un abanico y expandirse hacia la sociedad”, dijo Arriola.

En el caso particular del Estado de México, operan las secciones 17 y 36 del SNTE, que cuentan con aproximadamente 75,000 afiliados.

En abril pasado, todavía como precandidato del PRI, Eruviel Ávila pidió en el municipio de Ecatepec la ayuda de los maestros del estado para ganar los comicios del 3 de julio.

“El partido Nueva Alianza puede garantizar un monto de maestros disponibles para hacer campaña y movilizar el voto, esa es la clave de su estructura. Con eso, ellos están disponibles para negociar y ganar terreno dentro de las coaliciones y después de las elecciones”, dijo en entrevista Federico Estevez, investigador del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Las primeras elecciones en las que participó el Panal en el Estado de México, fueron las de 2009 —se renovó el Congreso local, se eligieron alcaldes y diputados federales—, la coalición Unidos por cumplir del PRI, el PVEM y el desaparecido Partido Socialdemócrata (PSD), consiguió la victoria en 97 de los 125 municipios de la entidad y se ganaron 49 de los 75 escaños en la Cámara baja.

Según los datos del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), en el voto por ayuntamientos se emitieron 61,381 sufragios para Nueva Alianza. Lo que significó el 1.17% del total de los emitidos. Dos años después, el partido promete más del doble.

Elba Esther Gordillo, Nueva Alianza y el Estado de México

La lideresa del sindicato de maestros más grande de América Latina reconoce que sus raíces políticas nacen en el Estado de México , y que la relación de la organización gremial que dirige con las autoridades de la entidad siempre ha sido “muy cordial”.

“Alfredo del Mazo —gobernador de la entidad de 1981 a 1986— empezó a reconocer el valor de la sección 36, a darnos juego en la vida política. (…) Hay una gran relación de los gobiernos del Estado de México con mis secciones y con una servidora. No tengo rubor y lo planteo con claridad”, dijo Gordillo en mayo pasado en una entrevista con CNN en Español.

Nueva Alianza en el Estado de México se deslinda de la influencia del sindicato en la entidad y niegan que haya línea política.

No somos el sindicato. Ellos traen su propia propuesta y su propia línea. Nueva Alianza es un partido político que trae su propio proyecto y se rige bajo sus propios estatutos. Provenir de los maestros no signifca ser partícipes de condiciones impuestas”, explicó Mónica Arriola.

El nacimiento de Nueva Alianza como partido nacional está directamente vinculado a Elba Esther Gordillo. La maestra, como comúnmente se le llama, fue expulsada del PRI —partido en el que militó por más de cuatro décadas—, en julio de 2006, acusada de crear el Panal y de apoyar a un candidato presidencial no priista.

Fue en esos comicios cuando Nueva Alianza se constituyó como la cuarta fuerza política del país y consiguió su registro ante el Instituto Federal Electoral con el 4.68% de los votos totales emitidos en todo México.

Elba Esther Gordillo no milita en Nueva Alianza y ha dicho que no apoya a ningún partido político. Sin embargo, últimamente se le ha vinculado con el actual gobernador del Estado de México, el priísta Enrique Peña Nieto, el político mejor posicionado en las encuestas para la elección presidencial de 2012.

“Yo todavía no veo el 2012”, dijo Gordillo en mayo sobre una posible alianza con el PRI. Veinte días después, se reunió con el presidente Felipe Calderón —militante del Partido Acción Nacional (PAN)— y le llamó el “presidente de la Educación” .

“Ha habido acuerdos importantes en materia educativa entre el SNTE y el gobierno de Calderón, pero no se han dado espaldarazos político electorales. Negociar en beneficio de ambos para sacar reformas o acuerdos, no es lo mismo que estar jugando a alianzas partidistas o electorales”, dijo el experto electoral del ITAM, Federico Estevez.

La elección estatal del 3 de julio en el Estado de México es vista por analistas políticos como un ensayo de los comicios presidenciables de 2012 . El PRI va a la cabeza en las encuestas con Peña Nieto como posible candidato.

Publicidad
Publicidad