Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El 70% de las armas decomisadas en México proviene de Estados Unidos

Entre 2009 y 2010, México decomisó 29,284 armas, de las cuales 20,504 llegaron al país desde Estados Unidos, según cifras oficiales
vie 10 junio 2011 01:55 PM
Armas
Armas Armas

El 70% de las armas decomisadas en México entre 2009 y 2010 procedía de Estados Unidos, de acuerdo con estadísticas de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos estadounidense (ATF, por sus siglas en inglés).

En esos dos años, las autoridades mexicanas decomisaron un total de 29,284 armas. De ellas, 20,504 provenían de territorio estadounidense: 15,131 fueron fabricadas en ese país y 5,373 fueron importadas a Estados Unidos desde otra nación, según los datos de la ATF, publicados este viernes por el diario The Wall Street Journal.

La procedencia del 30% restante, 8,780 armas, aún no ha sido determinada.

De acuerdo con la ATF, la estadística surge de la información aportada por el gobierno de México, aunque éste no da a la agencia estadounidense datos de cada una de las armas que decomisa para que sea rastreada. Eso significa que la cantidad de armamento proveniente de Estados Unidos en territorio mexicano podría ser mayor.

El reporte se da a conocer tres meses después de que John Dodson, un agente de la ATF, dijó a la cadena CBS News que recibió órdenes de sus superiores para permitir el tráfico de armas hacia México , como parte de un operativo denominado Rápido y furioso.

Los señalamientos de Dodson generaron reacciones en Estados Unidos y México, que desde diciembre de 2006 lleva a cabo una ofensiva frontal contra los grupos del crimen organizado, en particular los cárteles del narcotráfico. De diciembre de 2006 a diciembre de 2010, más de 34,600 personas han muerto en México en el marco de ese combate, de acuerdo con cifras del gobierno federal.

Publicidad

El Departamento de Justicia estadounidense, del que depende la ATF, admitió la existencia de Rápido y furioso, pero niega que éste incluyera entre sus estrategias el tráfico controlado de armamento. Legisladores estadounidenses, en especial del Partido Republicano, exigen que se investigue y aclare el caso .

México, en tanto, renovó desde entonces sus demandas hacia la Casa Blanca para que tome las medidas necesarias para frenar el tráfico de armas hacia su territorio , puesto que éstas llegan hasta las organizaciones delictivas.

La senadora estadounidense Dianne Feinstein, del Partido Demócrata, recientemente expresó preocupación por el tema, según The Wall Street Journal.

"Armas de tipo militar están fortaleciendo a las brutales organizaciones del narcotráfico en México a un nivel alarmante. La publicación de datos de las armas recuperadas en México originarias de Estados Unidos demostrará que el pueblo y los legisladores estadounidenses están al tanto de la severidad de este problema", dijo Feinstein.

El jueves, el inspector general del Departamento de Seguridad Interior (DHS), Charles K. Edwards, advirtió a un comité del Senado que grupos delictivos mexicanos, como Los Zetas, han "comenzado a reclutar y corromper" funcionarios vinculados con la seguridad fronteriza para facilitar sus tareas.

Los criminales buscan, entre otras cosas, introducir drogas e inmigrantes indocumentados a Estados Unidos y contrabandear armamento, de acuerdo con Edwards.

Publicidad
Publicidad