Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un motín en el penal de Acapulco deja tres muertos y ocho lesionados

Ocho personas más resultaron heridas en un enfrentamiento originado por una discusión entre grupos de reos
mié 22 junio 2011 10:09 PM
Masacre Acapulco
Masacre Acapulco Masacre Acapulco

Al menos tres internos murieron y ocho más resultaron lesionados en un motín en el penal de Acapulco, un puerto ubicado en el estado de Guerrero, al sur de México.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, informó que el conflicto inició aproximadamente a las 13:45 hora local por una discusión entre dos grupos de reos en donde fueron utilizadas armas que lograron introducir a la cárcel.

Uno de los internos fue decapitado y los otros dos murieron por heridas de bala de alto poder, lo que causó que aproximadamente 350 agentes de la Policía Federal ingresaran al Centro de Readaptación Social para asegurar el área y controlar el motín que duró más de tres horas.

El exterior del reclusorio fue resguardado por militares. El secretario de Seguridad Pública del estado de Guerrero, Ramón Almonte Borja, llegó a la zona a bordo de un helicóptero junto con representantes de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Guerrero para vigilar el operativo.

De acuerdo al informe oficial, el conflicto inició cuando un recluso armado sometió a un custodio e intentó abrir la zona de máxima seguridad del penal, aunque el oficial logró desarmarlo y huir.

A los pocos minutos se escucharon detonaciones en las celdas de máxima seguridad, y ahí mismo fue arrojada una cabeza humana cercenada de uno de los internos.

Publicidad

En ese momento se inició el enfrentamiento a balazos entre un grupo de reos y los agentes de seguridad, en donde murieron los otros dos internos.

El operativo policiaco en el penal de Acapulco logró el decomiso de armas calibres 22 y 38 súper.

Este miércoles era día de visita por lo que había familiares en el interior de la cárcel.

Con el control de las instalaciones por parte de las fuerzas federales, familiares de los reclusos exigieron hablar con el secretario de Seguridad en Guerrero, Almonte Borja, a quién le entregaron una carta con nueve peticiones.

La principal fue que el Ejército mexicano quede a cargo del control del penal de Acapulco y trasladar a una cárcel de máxima seguridad a los 33 reos que estaban en esa zona, pues según testigos se encargan de extorsionar al resto de los internos y a sus familiares.

Acapulco es una de las ciudades más afectadas por la violencia derivada del crimen organizado en el sur de México.

Publicidad
Publicidad