Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Policías de Tamaulipas protestan luego de ser reemplazados por el ejército

Policías municipales de la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo protestaron luego de ser sustituidos por militares en las tareas de vigilancia
lun 27 junio 2011 05:56 PM
Tamaulipas soldados Nuevo Laredo
Cuao-Tamaulipas-soldados-Nuevo-Laredo Tamaulipas soldados Nuevo Laredo

Unos 800 policías preventivos se manifestaron este lunes frente a la presidencia municipal de la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, al considerar injusto que se les impida llevar a cabo sus labores de vigilancia o patrullaje en las diversas calles de la ciudad.

Los inconformes marcharon desde el estacionamiento de la Presidencia Municipal hasta el Centro Cívico, en donde el alcalde Benjamín Galván Gómez, junto con el jefe de la Policía Municipal, Alfonso Olvera, los recibieron para escuchar sus peticiones.

El presidente municipal explicó que por indicaciones del gobierno federal y por haber firmado un acuerdo con el gobierno estatal, se decidió que los policías se podrán reintegrar a sus actividades de patrullaje hasta que se inserten en un programa de capacitación y pasen algunos exámenes de confianza y toxicológicos.

Los oficiales inconformes aceptaron la respuesta del edil, pero aseguraron que “era una medida que atentaba contra sus derechos humanos y sus derechos como policías”.

Los agentes aceptaron ser examinados esta semana con una prueba antidopaje y recibir después una capacitación en el estado de Chihuahua con un procedimiento empleado a nivel federal, informó el alcalde Galván Gómez.

El gobierno federal envió miles de efectivos militares a los estados de Tamaulipas y Nuevo León para apoyar las tareas de seguridad como parte de la Operación Coordinada Noreste.

Publicidad

Tamaulipas es uno de los estados más afectados por el crimen organizado en México. Gran parte de la violencia en la entidad se debe a la disputa por el territorio que sostienen los cárteles del narcotráfico del Golfo, de Sinaloa y Los Zetas.

Los objetivos de agresiones en Nuevo Laredo incluyen a autoridades de la policía, instalaciones de la televisora Televisa, el consulado de Estados Unidos y la jefa de un penal local.

La semana pasada, 2,790 militares se incorporaron a las labores de patrullaje y vigilancia en Tamaulipas y desde ese día los policías municipales de Nuevo Laredo se encuentran concentrados y acuartelados en sus bases.

Durante esa semana, a los agentes de la policía municipal se les habían retirado sus armas a cargo para revisarlas y someterlas a exámenes de balística.

Publicidad
Publicidad