Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El escritor declina el ofrecimiento de ocupar un puesto diplomático

Felipe Calderón le pidió a Jorge Volpi que tomará el cargo de agregado cultural en la embajada de México en Italia
mié 29 junio 2011 10:15 AM
jorge volpi
jorge volpi jorge volpi

El escritor mexicano Jorge Volpi rechazó la oferta del presidente Felipe Calderón para ocupar el cargo de agregado cultural en la embajada de México en Italia, luego de que hizo publico que la canciller Patricia Espinosa lo había cesado en represalia por las opiniones políticas del escritor.

La oficina de presidencia indicó en un comunicado que Calderón giró instrucciones para asegurar que Jorge Volpi asumiera el encargo diplomático en la embajada en Italia después de que el escritor concluyó su gestión al frente del Canal 22.

El jefe de la Oficina de la Presidencia, Gerardo Ruiz Mateos, comunicó a Volpi que el nombramiento había sido acordado por el presidente "y que podía asumirlo sin mayor dilación".

En respuesta Volpi agradeció "por el apoyo, la libertad y la pluralidad que tuvo durante su etapa como director general de Canal 22", y destacó que fue un honor formar parte del Gobierno de Calderón durante cuatro años.

Sin embargo, "expresó que, a pesar de las medidas tomadas por la Oficina de la Presidencia, no podía aceptar el nombramiento de la Secretaría de Relaciones Exteriores".

El Gobierno "ha respetado y respetará siempre e invariablemente las opiniones del doctor Volpi, reconoce su indiscutible trayectoria intelectual y calidad intelectual".

Publicidad

Asimismo, le agradece los servicios prestados "y lamenta y respeta la decisión que personalmente ha tomado a este respecto", indicó la oficina presidencial.

Insistió en que "se deben hacer estas precisiones, a fin de que estos hechos sean valorados, con plena información y de manera integral, por la opinión pública interesada en este tema".

El viernes pasado a través de su cuenta de Twitter, Volpi calificó su despido como una represalia por sus opiniones públicas, lo que definió como un acto de intolerancia de parte de la canciller.

La cancillería intentó revocar la decisión y buscó un acercamiento para limar las discrepancias, aunque Volpi rechazó un nuevo ofrecimiento y volvió a señalar que en la cancillería "prevalece la intolerancia y la mentira" y precisó que la revocación provino de la Presidencia.

Publicidad
Publicidad