Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La inseguridad 'mata' un proyecto de apoyo a migrantes en Tamaulipas

Defensores de los derechos humanos en Nuevo Laredo, Tamaulipas, decidieron clausurar una de sus iniciativas luego de recibir amenazas
mié 29 junio 2011 12:02 AM
Activistas denuncian el cierre de la iniciativa frontera norte
EFE. Activistas-derechos humanos Activistas denuncian el cierre de la iniciativa frontera norte

La organización mexicana Centro de Derechos Humanos del Migrante (CDHM) clausuró la semana pasada un proyecto de apoyo y asistencia legal a migrantes víctimas de abusos en México y Estados Unidos , que mantenía en la ciudad de Nuevo Laredo, por amenazas y acoso contra sus integrantes.

Representantes de la asociación y otros activistas demandaron del gobierno de México "que se proteja el último eslabón de la cadena sobre el que está pendiendo la vida de muchísimas personas", en alusión al papel que juegan los defensores de derechos humanos en el país.

La situación en Nuevo Laredo, Tamaulipas, es "muy grave" debido a que personas que brindaban asesoría legal y apoyo a migrantes han sufrido en los últimos meses amenazas, hostigamiento y actos de violencia que motivaron el cierre del proyecto, dijo en conferencia de prensa Gabriela Morales, consejera jurídica del CDHM.

No hay certeza de quiénes están detrás de los ataques, aunque se cree que pueden ser grupos del crimen organizado, agregó.

Los servicios prestados por dos trabajadores en la Casa del Migrante de la ciudad llegaban cada día a unos 50 indocumentados, migrantes deportados o que trataban de cruzar al norte hacia Estados Unidos .

Morales señaló que el proyecto, conocido como Iniciativa Frontera Norte de México y lanzado en mayo de 2010, recibe respaldo económico de una organización estadounidense y continuará en otras tres localidades mexicanas: Tijuana, Agua Prieta y Ciudad Juárez.

Publicidad

En la misma rueda de prensa, Miguel Pulido, director del centro de investigación Fundar, denunció que existe un "vacío de autoridad" en muchos puntos de México que ha propiciado los casos de hostigamiento.

"Pasamos de una incapacidad del Estado para controlar a sus propios agentes a una incapacidad para proteger a las personas de los ataques de agentes no estatales a un grado todavía más alto de preocupación, que es el de la infiltración y la corrupción de la delincuencia con las autoridades", dijo.

El sacerdote Miguel Concha, director del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Victoria, recordó que están aumentando las agresiones a defensores de derechos humanos en México, al pasar de una en 2009 a tres en 2010 y siete en lo que va de 2011.

En México hay un contexto "complejo y adverso" en el que se dan situaciones muy graves de abusos contra los migrantes , aseguró Concha. Entre los abusos se encuentra el presunto secuestro de al menos 80 indocumentados ocurrido la semana pasada en Medias Aguas, en el sureño estado de Veracruz.

Concha lamentó "la militarización de la seguridad" y "la impunidad en la que siguen viviendo las personas que agreden" los derechos de los migrantes, particularmente en los estados de Tamaulipas y Coahuila, en el norte mexicano.

El religioso recordó que, en Coahuila, tres voluntarios alemanes que trabajaban en la Casa Belén de Saltillo dejaron de prestar sus servicios a petición de las autoridades de Alemania, que temían por su seguridad.

Publicidad
Publicidad