Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Programas sociales y seguridad, ofertas de campaña en Edomex

Analistas políticos coincidieron en que por encima del empleo o la pobreza, los candidatos centraron sus mensajes a la seguridad pública
mié 29 junio 2011 03:48 PM

Entre las muy variadas promesas que hicieron los tres candidatos a la gubernatura del Estado de México, predominaron la construcción de nuevas líneas del metro, la oferta de programas sociales y el combate a la inseguridad, coincidieron analistas.

Los programas sociales fueron de las principales ofertas en sus mítines de campaña, así como el combate a la corrupción y a la inseguridad.

“Hemos visto una política de corte religioso franciscano, donde uno ofrece más becas, otro apoyos a adultos mayores, y otro apoyo a madres solteras”, expresó el analista Jorge Alcocer.

Dijo que las ofertas de campaña son promesas sin explicación de dónde se van a obtener los recursos para financiarlas, y más aún, si el próximo año no se cobrará el impuesto de tenencia en el Estado de México. Esto implicará incluso un efecto colateral, ya que la gente del DF optará por comprar vehículos en el Estado y emplacarlos allá para no pagar tenencia.

“Nuestra democracia tan incipiente lo es más en un mar de pobreza, donde la mayoría de la población apenas reúne lo necesario para mal vivir y al cual se le ofrecen dádivas y promesas a futuro”, dijo Alcocer.

Los analistas entrevistados por CNNMéxico, señalaron que si bien cada uno abordó el tema de manera distinta, fue un tema destacado que estuvo presente tanto en los debates como en los actos de campaña en los que le prometían a los posibles votantes mayor seguridad.

Publicidad

Eruviel Ávila, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que ha gobernado durante más de 80 años la entidad, ha anunciado que de suceder a Enrique Peña Nieto, actual gobernador mexiquense, crearía y establecería una policía comunitaria, promovería una reforma para aplicar cadena perpetua a feminicidas, secuestradores, violadores y pederastas, y establecería mecanismos que permitan levantar y dar seguimiento a averiguaciones previas vía electrónica.

Alejandro Encinas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) por su parte ha dicho que de llegar al poder en el Estado de México, establecería un mando único policial, fortalecería a la policía municipal, combatiría el lavado de dinero y promovería policías preventivas.

El candidato panista, Luis Felipe Bravo Mena , en cambio, ha propuesto la creación de un observatorio ciudadano para la seguridad pública, la depuración de cuerpos policiales, el impulso a una reforma integral del sistema de seguridad y justicia, la instalación de 10,000 cámaras de seguridad a lo largo de la entidad, así como la profesionalización de los agentes del ministerio público, así como la creación de una secretaría de seguridad pública estatal.

“En todos los casos la prioridad fue el tema de la seguridad. La diferencia está en las políticas públicas que plantearon”, dijo José Fernández Santillán, investigador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, campus Ciudad de México

Un estudio elaborado por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) confirma la importancia de la seguridad pública para los mexiquenses. El 23 de mayo de este año, medios locales difundieron los resultados del estudio “Inseguridad y reacción al delito: tiempo libre y ocio” elaborado por académicos de la facultad de ciencias políticas y sociales de la UAEM. Ahí casi 40% de los encuestados expresó que la delincuencia era el problema que más les preocupaba. Al 22% le preocupaba el desempleo, al 14% la pobreza y al 12% el consumo de drogas.

“Eso no era un tema sino hasta muy recientemente. La ventaja la llevaba el tema del desempleo, de la marginación, de la desigualdad pero ahora el problema de la seguridad ha crecido también porque es la prioridad en el ánimo de los mexiquenses”, dijo Fernández Santillán.

Para Ezra Shabot, analista político, a los tres candidatos les quedaba muy claro que por el momento por el que pasa el país, el tema de la seguridad pública y el combate a la delincuencia organizada tenía que ser un tema prioritario en los discursos. Sin embargo, ninguno señaló cómo lograrían concretar sus propuestas.

“Lo cierto es que en el Estado de México sí hay problemas muy muy serios de grupos criminales que están ligados al poder y si no hay la voluntad de enfrentarlos pues el problema se agudiza, por eso en cuanto a lo que hay que hacer a todo mundo le queda claro, que hay que certificarlas y limpiarlas, pero en realidad el problema es que hay que confrontar a grupos de poder y por lo pronto no lo ha hecho nadie”, explicó en entrevista.

Además de la seguridad pública, los candidatos también hicieron promesas relacionadas con temas como la educación, la creación de empleos, la construcción de nueva infraestructura y medios de transporte, así como medidas para combatir a la pobreza y reducir la brecha de uno de los estados más desiguales del país según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Sin embargo, para Martha Singer, académica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ninguno logró delinear un programa de gobierno integral en el que se basaría al llegar al poder.

“Las campañas se desarrollaron en un marco muy anticuado, evidenciando lo que son parámetros que se han usado recurrentemente en las campañas electorales haciendo promesas, promesas de servicios, promesas de bienes, promesas que no están delineando un programa de gobierno, en este caso, en ninguna de las tres campañas pudimos ver una propuesta de gobierno para los próximos años en el Estado de México”, señaló.

La Séptima Encuesta Nacional sobre Inseguridad realizada por el Instituto Nacional de Estadistica y Geografia (INEGI) en el 2010, en el Estado de México, el 21% de los hogares tienen alguna víctima de algún delito. Esto lo coloca únicamente debajo del Distrito Federal donde el 28% de los hogares reportaron que alguno de sus miembros fue víctima de un delito.

Un informe de la Policía Federal (PF) reveló que las organizaciones criminales como Los Zetas, La Familia Michoacana, Los Pelones, el cártel del Pacífico Sur y el grupo que era encabezado por Édgar Valdez Villareal, La Barbie, operan en territorio mexiquense.

En este mismo documento, la PF detalló que la operación y violencia del narcotráfico en el Estado de México se concentran en los municipios donde habita el 75% de los 15 millones de mexiquenses.

Publicidad
Publicidad