Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un candidato débil y la falta de alianza con el PRD hicieron perder al PAN

El candidato del PAN a la gubernatura del Edomex fue muy débil y eso le regaló votos al PRI, coincidieron analistas políticos
lun 04 julio 2011 06:07 AM
Bravo Mena
Bravo Mena Bravo Mena

La derrota del Partido Acción Nacional (PAN) en el Estado de México fue consecuencia de haber escogido a un candidato débil como  Luis Felipe Bravo Mena , coincidieron analistas políticos.

Consultados por CNNMéxico, aseguraron que más allá de la  influencia del gobernador Enrique Peña Nieto y algunos otros factores como la inequidad en las campañas por los recursos invertidos por cada partido, en el caso del PAN, la figura de Bravo Mena y su poca popularidad fueron las responsables de la derrota histórica del partido en la entidad.

"Fundamentalmente el candidato no era bueno y el PAN no lo respaldó en ningún momento", dijo Macario Schettino, analista político y economista.

"Únicamente Santiago Creel y Josefina Vázquez Mota lo acompañaron pero los secretarios de Estado lo abandonaron. Eso reflejó también que el PAN es en este momento un partido desunido", aseguró.

Los primeros resultados del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) colocaron a Bravo Mena con apenas 12% de los votos, mientras que Eruviel Ávila de la Coalición Unidos por Ti, que agrupó al Partido Revolucionario Institucional (PRI), al Partido Nueva Alianza y el Partido Verde Ecologista, obtuvo poco más del 60% de los sufragios. Alejandro Encinas, el candidato de la Coalición Unidos Podemos Más, que junto al Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido del Trabajo y Convergencia, obtuvo casi 22%.

En las elecciones celebradas el domingo 3 de julio,  el PAN obtuvo uno de los resultados más bajos en la historia del partido en la entidad . En 2005, por ejemplo, cuando Enrique Peña Nieto del PRI resultó victorioso, el PAN había obtenido casi 23% de los votos. 

Publicidad

En 1993, cuando Bravo Mena fue candidato a gobernador por primera vez, obtuvo casi 18% de los votos emitidos. En ese entonces, contendió por la gubernatura contra Alejandro Encinas del PRD y Emilio Chuayffet del PRI, este último resultó victorioso con 62% de los sufragios. 

El triunfo del PRI en las elecciones de este año, permitirá al PRI sumar 88 años de gobierno ininterrumpido en el Estado de México.

"Se combinaron dos factores: que el candidato del PRI fue muy bien recibido y que la imagen del gobierno priista en el Estado de México es muy buena y que la imagen del PAN y por lo tanto, la del gobierno federal, es mala", explicó Víctor Manuel Reynoso, académico de la Universidad de las Américas.

Reynoso consideró que  las campañas ayudaron a Encinas , candidato de izquierda, pero en el caso de Bravo Mena, los votos que históricamente tenía el PAN se los llevó el PRI.

Para Francisco Javier Aparicio, académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), además de la debilidad del candidato, el no haber concretado la coalición entre el PAN y el PRD fue un factor que le afectó negativamente al partido de derecha.

"En el Estado de México era necesaria una alianza, si no, no había posibilidad de derrotar a Eruviel", explicó en entrevista.

"Si no se daba la alianza, la opción era poner a un mejor candidato, pero Bravo Mena no lo fue", dijo.

Al igual que en algunos procesos electorales como en Oaxaca, Puebla o Sinaloa, el PAN y el PRD se habían planteado la posibilidad de contender en alianza contra el PRI en el Estado de México, pero la coalición entre los principales partidos de derecha e izquierda no se concretó.

Al final de la jornada electoral de este domingo, Bravo Mena aceptó la derrota  del PAN y manifestó su preocupación por el retorno de prácticas corruptas promovidas por el PRI.

Publicidad
Publicidad