Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El PRI: Un partido fortalecido y con posibilidades para 2012

Según especialistas, el PRI aprendió la lección luego de perder la presidencia nuevamente en 2006 y buscó integrar las corrientes internas
mar 05 julio 2011 06:18 AM
Eruviel Ávila
Eruviel Ávila Eruviel Ávila

Ni los niveles de votación obtenidos en las recién concluidas elecciones en el Estado de México, Coahuila y Nayarit , ni la popularidad del a ctual gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto eran realidades imaginables para los priistas hace más de cinco años.

En el 2006, la presidencia de la República se disputaba de manera cerrada entre el candidato de derecha, Felipe Calderón y el de izquierda, Andrés Manuel López Obrador. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) estaba fracturado internamente y al momento de las votaciones, su candidato, Roberto Madrazo, alcanzó a penas el 22% de los votos, lo que colocó al partido en el último lugar de las preferencias.

Probablemente, el PRI no había estado tan bien como hoy desde que perdió la presidencia de la República desde el 2000. Aunque seguía fuerte en algunos estados, su imagen de partido corrupto y antidemocrático seguía presente en el imaginario de los votantes, coincidieron analistas políticos.

Hoy, esos días parecen haber quedado atrás; expertos consultados por CNNMéxico señalan que el partido aprovechó bien el tiempo para resolver sus diferencias al interior. Esto le ha dado fortaleza, y los resultados en los comicios del Estado de México , Coahuila y Nayarit lo demuestran, indicaron.

"El PRI desde el 2006, que fue el tercer lugar en las elecciones presidenciales, se puso a trabajar en su unidad, encabezados por Beatriz Paredes y un nuevo equipo llegó a la dirección del PRI y fueron cohesionando e integrado a las muchas corrientes que habían quedado dispersas y decepcionadas", dijo José Fernández Santillán, politólogo y académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

"Lo que demuestra esto es que haciendo un buen trabajo político, cohesionando a un partido, sugiriendo cosas importantes para los electores, y recapitulando entre los errores cometidos, se obtienen estos buenos resultados. Y va camino obviamente al 2012 con mucha fuerza".

Publicidad

Para el analista político Sabino Bastidas, tras la alternancia en México, que permitió a los tres principales partidos encabezar gobiernos estatales y presidenciales, los electores mexicanos han eliminado de su mente la imagen de que "únicamente el PRI es corrupto y antidemocrático". Esto ha ayudado a que el partido se logre reposicionar como una opción fuerte.

"Hoy, el monopolio de la corrupción no lo tiene el PRI . Toda la sociedad tiene experiencias de corrupción con todos los partidos. El ejercicio de gobierno les quitó a los otros partidos la condición privilegiada que tenían de combatir al PRI con el tema de corrupción y con el tema de democracia", explicó Bastidas, en entrevista.

Por eso, los discursos utilizados por los candidatos Luis Felipe Bravo Mena, del Partido Acción Nacional (PAN) y Alejandro Encinas, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) , aludiendo al combate de las viejas prácticas del PRI del Estado de México no fue efectivo, comentó el especialista, y no logró quitarle votos a Eruviel Ávila del PRI.

"El discurso de democracia y de corrupción eran discursos que les funcionaban al PAN y al PRD para combatir al PRI", dijo.

"Hoy ya no funcionan esos discursos".

Para Ezra Shabot, analista político y catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el PRI sigue manteniendo sus mismas prácticas autoritarias, pero la unidad al interior ayudó a fortalecer su maquinaria corporativa que dejó atrás a un PAN y PRD divididos.

"La maquinaria priista, cuando no hay división interna, tiene todas las de ganar. En el caso de Eruviel Ávila era muy claro que era el candidato y si no había ruptura, el PRI tendría una gran ventaja", indicó.

"Ahí está el PRI fortalecido, es un aparato que las leyes electorales que se han modificado no le pegan a su aparato corporativo. O sea, el PRD y el PAN pueden gritar que en el Estado de México hubo inequidad, hubo un derroche de recursos, pero mientras no haya instrumentos con qué demostrarlo y no tengan un peso importante en las decisiones del Tribunal Electoral o el Instituto Electoral, no pasa nada absolutamente, se quedan como simples protestas del perdedor".

Los resultados más recientes del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Estado de México demuestran que Eruviel Ávila, de la Coalición Unidos por Ti -que agrupa al PRI, al Partido Verde Ecologista y a Nueva Alianza- obtuvo poco más del 62% de la votación. El equipo de campaña de Ávila asegura que este 3 de julio se obtuvieron niveles históricos de votación para el PRI . Esto le permite al partido conservar el poder por 88 años de manera ininterrumpida.

En el caso de Coahuila, Rubén Moreira, también del partido tricolor, obtuvo el 61% de los votos. Si bien en Nayarit el porcentaje obtenido por el priista Roberto Sandoval Castañeda no fue tan alto como en el Estado de México y Coahuila, al 90% de las casillas computadas había logrado casi el 46% de los votos, lo que lo coloca como triunfador de la contienda.

Hacia el 2012

Para los tres analistas consultados por CNNMéxico, los resultados electorales en el Estado de México, Coahuila y Nayarit son un indicador de cuáles podrían ser los resultados de las elecciones presidenciales del 2012.

Según Fernández Santillán, en el 2012 los electores podrían castigar al PAN, que se ha mantenido en el poder desde el 2000, al mismo estilo que lo hicieron hace 11 años con el PRI, que llevaba 71 años gobernando.

"El PRI fue castigado en el 2000, y se castigó no solamente por lo que hizo en un sexenio sino que se le pasó evaluación desde 1929 -cuando nació- hasta ahora", dijo.

"No se puede pedir que un partido vuelva a ser castigado por segunda vez en elecciones locales o federales, para eso se tiene a la democracia, para decirle al partido: 'estuviste mal y tienes que renovarte', y en algún sentido el PRI entendió el mensaje del 2000 y lo ha hecho, lo ha renovado, tanto así que es una oferta efectiva".

Bastidas, por su parte, explicó que si bien en el 2012 los electores tendrán la oportunidad de calificar a los gobiernos panistas, recordó que el próximo año las campañas se desarrollarán bajo reglas muy distintas. Las campañas durarán menos tiempo y los candidatos no podrán comprar tantos espacios en medios electrónicos como era posible tanto en el 2000, como en el 2006.

"Estos son dos casos muy importantes, que benefician a quien vaya arriba en las encuestas", indicó.

"A nivel federal es muy parecido el modelo a lo que vivimos en el Estado de México, donde las campañas también se acortaron y donde se limitó la contratación en los medios electrónicos. Por lo tanto, quien vaya en este momento arriba en las encuestas y en las preferencias, tiene una ventaja muy importante".

Shabot señaló que, de continuar con las rupturas en la izquierda y los candidatos débiles de la derecha, el PRI podría tener pocos obstáculos para llegar a la presidencia.

"Si la izquierda sigue sometida a López Obrador , seguirán condenados a un máximo de 20%, si es que les va bien. El dilema sería quién pone el PAN como candidato, si es que puede competir contra Peña Nieto".

El proceso electoral por la presidencia de la República en México iniciará el próximo 7 de octubre . Hasta ahora, las principales casas encuestadoras le dan la ventaja a Enrique Peña Nieto  como posible sucesor del presidente Felipe Calderón.

Publicidad
Publicidad