Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La migración de mexicanos hacia EU disminuye desde 2005, dice el Gobierno

El flujo de mexicanos que salen de país bajó debido a las mejoras en el nivel de vida y al endurecimiento de leyes en EU, según Gobernación
lun 11 julio 2011 02:26 PM
EU
EU EU

El número de mexicanos que migra cada año hacia Estados Unidos ha disminuido desde 2005, por factores como mejorías en el nivel de vida en México y la mayor vigilancia de la frontera de parte de las autoridades estadounidenses, dijo el subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos mexicanos, René Zenteno.

Hasta ese año, alrededor de 500,000 mexicanos migraban anualmente hacia Estados Unidos, pero en los últimos años esa cantidad ha bajado en entre 100,000 y 200,000 personas, señaló el funcionario en conferencia de prensa, con motivo del Día Mundial de la Población.

“Hay realmente avances en el bienestar familiar y en la clase media”, dijo Zenteno, quien sostuvo que ese es uno de los motivos por los que menos ciudadanos deciden salir del país.

“No se está diciendo que los mexicanos ya no se van (…) pero no se están yendo en la misma magnitud que hace 10 años”, agregó el funcionario de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Las afirmaciones de Zenteno coinciden con la apreciación del director para América Latina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Heraldo Muñoz, quien recientemente señaló que las estrategias sociales de los gobiernos mexicanos para combatir la pobreza han favorecido una menor migración, aunque “falta mucho por hacer” .

También concuerdan con un estudio de las universidades de Princeton y Guadalajara, que indica que las nuevas oportunidades económicas, los cambios sociales y el incremento de la violencia fronteriza han hecho que la migración se reduzca al mínimo .

Publicidad

Según Zenteno, otra de las razones por las que más mexicanos optan por quedarse en el país en vez de migrar es la mayor vigilancia que las autoridades de Estados Unidos prestan a la frontera, así como la tendencia de varios estados a crear leyes que criminalizan a los indocumentados.

En lo que va del año, al menos nueve entidades estadounidenses — como Arizona, Georgia, Texas y Carolina del Sur — han promovido legislaciones que endurecen el trato hacia los migrantes. El Departamento de Seguridad Interior estadounidense (DHS, por sus siglas en inglés) calcula que el 62% de los 10.8 millones de indocumentados que residen en el país es originario de México.

Analistas consideran que la economía informal y la migración de mexicanos hacia Estados Unidos son dos “válvulas de escape” que durante décadas han aminorado la presión social en México, generada por el desempleo, los bajos salarios y la desigualdad.

El “bono demográfico”

De los 112.3 millones de personas de habitan en México, unos 20 millones son jóvenes de entre 15 y 24 años, de acuerdo con estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Esa cantidad, según Zenteno, representa un “bono demográfico” para el país, es decir, una gran cantidad de personas en edad productiva que, por ello, puede contribuir al desarrollo económico.

Aprovechar ese “bono”, sin embargo, exige “la incorporación de los jóvenes a la vida productiva”, lo que significa generar más fuentes de empleo formal, en las que los trabajadores paguen impuestos que financien los servicios de seguridad social, admitió el funcionario.

“México debe preparar sus finanzas públicas para el futuro. (…) La seguridad social es fundamental para los años que siguen”, dijo.

“Nos han faltado soluciones creativas” para generar más empleos, advirtió Silvia Giorguli, presidenta de la Sociedad Mexicana de Demografía (Somede).

La demógrafa y el representante en México del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Diego Palacios, llamaron a que el país no desperdicie el momento por el que atraviesa, sino que se prepare hacia el futuro, cuando bajará el porcentaje de población joven y aumentará el de adultos mayores.

Durante la conferencia, Palacios dijo que de los casi 7,000 millones de personas que habitan el planeta, 1,800 millones son jóvenes cuyas necesidades de educación, salud y empleo deben ser prioridad para la comunidad internacional .

Publicidad
Publicidad