Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Migrantes, entre el rechazo y apoyo de la población de México

Habitantes de Ixtepec ven a los migrantes como criminales, mientras otros explican que solo se confuden entre los delincuentes
jue 28 julio 2011 08:09 PM
migrantes protestan en Chiapas
CNN. Caravana-migrantes-Chiapas 2 migrantes protestan en Chiapas

En esta pequeña cuidad enclava en el Istmo de Tehuantepec, la población migrante encontró un refugio, pero también el rechazo de quienes ven en ellos la llegada actos relacionados con la delincuencia.

"A los migrantes hay que quemarlos vivos, y con ellos al sacerdote ese que los protege. Son unos delincuentes que sólo se dedican a asaltar y violar", señala uno de los meseros del principal restaurante de la ciudad.

Esta historia la repiten algunos de los taxistas que transitan en la zona. Cuentan detalles de casos concretos donde la población local acusa de estos actos supuestos migrantes, quienes llegan tres veces a la semana a bordo de tren de carga que hace parada en esta localidad", advierte el mesero.

"En el día los vemos pidiendo dinero en las calles, y en la noche ahí se están drogando y molestando a las mujeres (…) la gente de Ixtepec es muy tranquila, pero va a llegar el momento en que nos van a cansar y ahí sí que va a haber una desgracia".

No toda la población de Ixtepec coincide. Jesús Hernández, un prestador de servicios de transporte, explicó a CNNMéxico que ellos ya han ubicado a los grupos de delincuentes que operan en la región. Y si bien entre ellos hay migrantes que se han quedado de forma permanente en esta región, la mayoría son mexicanos, asegura.

Señala que en este "río revuelto" en que se ha convertido la ciudad, se han asentado "maras, zetas y todo tipo de delincuentes, que igual asaltan a los propios migrantes, que a la población de Ixtepec".

Publicidad

Caravana busca limpiar la imagen de los migrantes

Este jueves, en el albergue de migrantes Hermanos en el Camino, el sacerdote Alejandro Solalinde, director del centro, propuso a los integrantes de la Caravana Paso a Paso hacia la Paz , que este jueves cumplió su tercer día en México, “limpiar la imagen de los migrantes”.

Luego de una breve ceremonia religiosa, en la que participaron los familiares de los cientos de migrantes desaparecidos en México, Solalinde y los integrantes de la caravana salieron a limpiar de basura las vías del tren y las calles de Ixtepec.

“Limpiar las calles es un acto simbólico para quitar la imagen de rechazo y criminalización de los migrantes. Tenemos que sensibilizar a quienes creen que nuestros hermanos sólo vienen a crear problemas, a inducir al alcoholismo y la drogadicción”, explicó el sacerdote.

Varias decenas de personas salieron del albergue, recorrieron las vías del tren recogiendo botellas de agua vacías, restos de ropa, zapatos, pedazos de cartón y demás indicios del paso de los migrantes por esa zona.

Luego, portando sobre sus espaldas o pecho las fotografías de sus familiares, caminaron por las calles de Ixtepec explicando a la población local el motivo de su búsqueda.

“Queremos que entiendan nuestro dolor, que haya sensibilidad, que sepan que nuestros migrantes no vienen a causar daño, sino en búsqueda de una vida mejor”, sostuvo Imelda Antonio, originaria de Honduras.

Esta tarde, la caravana de familiares de migrantes partió de la ciudad de Ixtpec rumbo a Coatzacoalcos, Veracruz, en donde se reunirán con el resto de familiares, activistas y defensores de los derechos humanos, que partieron desde Palenque, Chiapas, y pasaron por la ruta del migrante que cruza por Tabasco.

Familiares de migrantes harán un llamado a Los Zetas

“Tenemos que hacerles un llamado muy fuerte y gritarles que nosotros somos el ejército de los pobres, y que aunque nos quiten el dinero, nuestra riqueza está en el corazón”, fueron las palabras usadas por el sacerdote Alejandro Solalinde para hacer un llamado a quienes identifican como integrantes del grupo delictivo de Los Zetas, uno de los grupos identificados por sus secuestros, violaciones y muertes contra migrantes.

“Hay que ir a su propia casa, gritarles que ya basta, que sabemos dónde están y como operan”, señaló Solalinde, en alusión al pronunciamiento que el próximo sábado darán en la ciudad de Tierra Blanca, Veracruz, identificada como la “capital de Los Zetas”.

A Tierra Blanca esperan llegar unos 500 integrantes de la caravana Paso a Paso hacia la Paz, además de activistas y defensores de los derechos humanos que se reunirán con el relator sobre los derechos de los trabajadores migratorios y sus familias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el chileno Felipe González.

“Este va a ser el punto el punto más álgido de la reunión, porque vamos a llegar a la sede de Los Zetas. Ahí daremos un mensaje para todos, pero particularmente para Los Zetas, porque ellos no son máquinas, son también seres humanos y tienen que escuchar a la otra parte, a los familiares de los migrantes, y entender el daño que están causando”, adelantó Solalinde.

“Es un poco decirles no tengo miedo, Dios está conmigo. Que aunque nos quiten el dinero, aunque nos quedemos sin dinero, nuestra riqueza está en el corazón”, reiteró.

El sacerdote también lamentó que algunos gobiernos de Centroamérica, particularmente Guatemala, no haya querido apoyar a sus connacionales que participan en la Caravana Paso a Paso hacia la Paz.

“Ni con un pinche camión quisieron ayudar. Ellos (los gobiernos) sí quieren las remesas, pero no quieren saber del dolor de quienes han perdido a sus seres queridos”, aseguró Solalinde. "No quieren saber que muchas de las personas que salen a buscar el sustento que en sus países no consiguen, jamás han regresado porque fueron muertos o secuestrados".

El sacerdote se reunió ayer con el relator Felipe González, a quien hizo una serie de planteamientos peticiones para mejorar la situación de los migrantes en México.

Publicidad
Publicidad